Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Volkswagen y su Ejemplo
Eduardo García Gaspar
26 agosto 2004
Sección: ECOLOGIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No hay dudas de que el sindicato de esta planta de automóviles es uno en extremo visible por su agresividad.

La última de las huelgas sufridas allí terminó hace unos días, con una elevación de los salarios y prestaciones: 4.5 por ciento de elevación del salario y 1.6 por ciento en las prestaciones.

Ésta y noticias similares son parte del panorama de los medios y rara vez he visto profundizar siquiera un poco sobre el significado del suceso. Entremos a esto, con una consideración básica.

La postura general es la que viene de la frase famosa que habla de “conquistas laborales” para designar eso que se le ha logrado sacar al empleador para elevar los ingresos de los trabajadores y con una buena connotación de haberle doblado las manos al explotador que no quería dejarse vencer.

Eso es lo que me imagino que piense la mayoría de las personas en México, acostumbradas más a la demagogia que al razonamiento. Pero viendo el otro lado de la misma moneda, las cosas se ven muy diferente.

Si usted eleva los salarios de los trabajadores por esa vía del decreto y la amenaza de huelga, no hay más remedio que aceptar que los precios de lo fabricado subirán en ese monto para el componente trabajo. Y esto es extraordinario, porque en el fondo se está diciendo que habrá progreso si los productos elevan su precio… lo que niega todo sentido común.

No puede haber progreso ni elevación del bienestar cuando los precios suben y los precios suben irremediablemente cuando los salarios se elevan sin base real. La realidad es exactamente la contraria, se eleva el estándar de vida cuando los precios bajan, no cuando suben, y todos saben eso.

Consecuentemente, las elevaciones de los salarios al estilo de los del sindicato de Volkswagen son más daño que beneficio, pues elevan los precios de los autos fabricados allí… y elevan el riesgo de malos resultados que a la larga pueden ocasionar el cierre de la empresa y el despido de los trabajadores.

Hasta aquí, la conclusión es clara: los aumentos de salarios que son vistos como conquistas laborales elevan los precios, benefician a la corta a unos pocos y lastiman a la larga a todos, incluyendo a los mismos que vieron elevados sus salarios.

Pero queda la pregunta natural siguiente que es la de cómo demonios entonces vamos a lograr elevar los salarios y sueldos de las personas. La respuesta inmediata es sencilla, no por medio de negociaciones violentas con los sindicatos.

La respuesta de fondo es también sencilla, pero no muy conocida por lo visto: elevando la productividad de los trabajadores y empleados.

Y ésta es la única manera de hacerlo sobre bases reales, lo que lleva a una conclusión asombrosamente ignorada; si usted quiere en serio elevar los ingresos de las personas, lo que tiene que hacer es facilitar la inversión, lo que a su vez eleva la productividad y hace subir los ingresos de las personas, con un resultado fantástico, los precios bajarán.

Si tenemos un trabajador que gana 100 pesos y fabrica 100 alfileres, sin ningún otro costo considerado para facilitar los cálculos, cada alfiler costará 1 peso. Si ese trabajador gana ahora 200 pesos y fabrica lo mismo, cada alfiler costará 2 pesos; buenas noticias inmediatas para el trabajador, pero malas para el resto.

Pero si el trabajador gana 200 pesos y fabrica 220 alfileres, ahora el costo de cada alfiler es de 91 centavos y eso son buenas noticias para todos.

El asunto es una cuestión de sentido común, no de conquistas laborales, ni de logros sindicales, ni de nada más que la elevación de la productividad. La distinción entre esos conceptos es crucial porque de ella depende adoptar la política económica correspondiente. ¿Quiere usted elevar los ingresos de la gente y hacerlo en serio?

Entonces facilite la inversión y todo lo que esté relacionado con eso. No es difícil de entender. ¿Quiere usted impresionar a los ingenuos e ignorantes, lograr popularidad personal y hacer que todos sigan pobres? Entonces, impida la inversión con una política laboral que obstaculice la inversión con conquistas laborales y ese tipo de cosas, como las que hace el sindicato de Volkswagen. Usted decide qué creer.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras