Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
1 Cuervo de Poe
Eduardo García Gaspar
20 junio 2005
Sección: ARTE, Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


El poema de Poe es un buen pasatiempo si se intenta su traducción. Es como armar un rompecabezas encontrando palabras que mantengan el ritmo original. El siguiente es un ejemplo de una mala traducción, tan mala como divertida fue.

Se ofrece el original para que el lector pueda intentarla por sí mismo; serán semanas de gran diversión.

Once upon a midnight dreary, while I pondered, weak and weary

Over many a quaint and curious volume of forgotten lore.

While I nodded, nearly napping, suddenly there came a tapping.

As of some one gently rapping, rapping at my chamber door.

‘Tis some visitor’ —I muttered— ‘tapping at my chamber door

Only this and nothing more.’

Érase una noche, en tiempo ya pasado, que examinaba, frágil y cansado

Un volumen empolvado con escritos de conocimientos olvidados.

Mientras cabeceaba casi dormido, repentínamente oí un sonido.

Un gentil toquido, toquido en la puerta de mi habitación.

“Un visitante” —me dije— “tras la puerta de mi habitación.

Sólo es eso y nada más.”

&&&&&

Ah, distinctly I remembered it was in the bleak December,

And each separate dyin ember wrought its ghost upon the floor.

Eagerly I wisher the morrow; vainly I had sought to borrow

From my books surcease of sorrow, sorrow for the lost Lenore

For the rare and radiant maiden whom the angels named Lenore

Nameless here for ever more.

Recuerdo muy bien lo que pasó, fue un diciembre desolado cuando sucedió.

Por el piso un fantasma insinuante, eran las ascuas del fuego agonizante.

Ansioso, a la avara mañana pedía en vano que llegara.

Desgarrador, de los escritos surgió el sentimiento de la muerte de Leonor.

De la única, radiante dama a la que los ángeles llamaron Leonor.

Ya sin nombre, quizá mejor

&&&&&

And silken sad uncertain rustling of each purple curtain

Thrilled me—filled me with fantastic horrors never felt before;

So that now, to still the beating of my heart, I stood repeating

‘Tis some visitor entreating entrance at my chamber door

Some late visitor entreating entrance at my chamber door;

This it is, and nothing more’

Inquietas, rojas, de seda, las cortinas susurraban escondidas.

Ruido, ascuas, cortinas, textos me llenaron de experiencias jamás antes sentidas.

Fue así que, para lograr la calma ansiada, me mantuve repitiendo,

“Un moroso visitante, entrada pidiendo en la puerta de mi habitación.

Es una visita solamente, ahora justo tras la puerta de mi habitación.

Sólo es eso, y nada más”

&&&&&

Presently my soul grew stronger; hesitating the no longer,

‘Sir’ I said, ‘or Madam’, truly your forgiveness I implore

But the fact is I was napping, and so gently you came rapping,

And so faintly you came tapping, tapping at my chamber door,

That I scarce was sure I heard you’, here I opened wide the door

Darkness there and nothing more

Ahora, con valor en mi alma, sin dudar, y ya con calma,

“Dama, caballero, —dije— su clemencia en verdad imploro

Estaba yo dormido, fue tan quedo su toquido

Tan leve usted hizo ruido, ruido en la puerta de mi habitación

Que casi pude oírlo”— y abrí la puerta de mi habitación.

Sólo tinieblas, y nada más.

&&&&&

Deep into that darkness peering, long I stood the wondering, fearing

Doubting, dreaming dreams no mortals never dream before

But the silence was unbroken, and the stillness gave no token,

And the only word there spoken was the whispered word Lenore

This I whispered and an echo murmured back the word “Lenore”—

Merely this, and nothing more.

Frente a todo eso, oscuro y asombroso, quedé allí, con miedo, ansioso.

Dudé, soñando sueños jamás soñados por mortal alguno.

Pero el silencio no fue roto, devoto el misterio permanecía como ninguno.

Una palabra sólo fue allí hablada, susurrada, una palabra, “Leonor”.

Eso musité y el eco devolvió su respuesta, esa palabra “Leonor”.

Eso fue sólo, y nada más.

&&&&&

Back into my chamber turning, all my soul within me burning

Soon again I heard a tapping somewhat louder than before

‘Surely, said I, ‘surely that is something at my window lattice

Let me see, then, what thereat is, and this mystery explore

Let my heart be still a moment, and this mystery explore

‘Tis the wind and nothing more.

En mi habitación de vuelta estaba, con el alma atormentada.

Y el ruido ya sonaba, algo más que la vez pasada.

“Seguro —me dije— se trata de algo, algo hay en la ventana.

Deja, voy a ver, entonces, qué hay allí, y así el misterio resolver.

Que mi corazón sea calmo un momento y el misterio resolver.

Es el viento y nada más”.

&&&&&

Open here I flung the shutter, when, with many a flirt and flutter,

In there stepped a stately raven of the saintly days of yore;

Not the least obeisance made he; not a minute stopped or stayed he;

But, with mien of lord or lady, perched above my chamber door

Perched upon a bust of Pallas just above my chamber door

Perched, and sat, and nothing more.

La ventana con recelo abrí, cuando con vuelo y gran revuelo,

Entró así un cuervo solemne, de los santos días de antaño,

Sin saludar pasó, rápido, mal educado, sin dudas, de inmediato.

Pero, con aires nobles, distinguidos, fue a la puerta de mi habitación.

Parado, sobre el busto de Palas, arriba de la puerta de mi habitación.

Posado, allí, parado, y nada más.

&&&&&

Then this ebony bird beguiling my sad fancy into smiling

By the brave and stern decorum of the countenance it wore

Though thy crest be shorn and shaven, thou’ I said, ‘art sure no craven,

Ghastly grim and ancient raven wandering from the Nightly shore

Tell me what thy lordly name is on the Night’s Plutonian shore!’

Quoth the Raven ‘Nevermore’

Esta ave negra, con chiste, volvió jovial mi ánimo triste.

Por su apariencia valerosa. Era grande la prestancia que portaba.

“Aún con cresta descarnada, observo— dije yo— no eres de seguro un cuervo

Cuervo viejo, horrendo, cruel que viene de la nocturna orilla,

Dime, cuál es tu noble nombre allá en la nocturna y misteriosa orilla.

Dijo el cuervo, “Nunca más”

&&&&&

Much I marveled this ungainly fowl to hear discourse so plainly

Though its answer little meaning, little relevancy bore;

For we cannot help agreeing that no living human being

Ever yet was blest with seeing bird above his chamber door

Bird or beast upon de sculptured above his chamber door

With such a name as “Nevermore”

Quedé maravillado ante el animal extraño, por sus palabras evidentes.

Aunque la respuesta dada, muy uraña, poco importaba.

Porque señalar es oportuno que jamás mortal alguno

Gozado haya esta distinción, un pájaro en la puerta de su habitación,

Un ave o bestia, sobre la escultura de la puerta de su habitación,

Con un nombre así, “Nuncamás”.

&&&&&

But the raven, sitting lonely in the placid bust, spoke only

That one word, as if his soul in that one word he did out-pour

Nothing further then he uttered—not a feather then he fluttered

Till I scarcely more than muttered, ‘other friends have flown before

On the morrow he will leave me, as my hopes have flown before’

Then the bird said ‘Nevermore’

Pero el cuervo, posado en el sereno busto, aquietado dijo sólo eso.

Sólo esa palabra, como si en el habla le fuera el alma.

Nada más él pronunció, ni siquiera una pluma él movió.

De mi boca levemente esto salió “Amigos ya antes se han ido.

Hacia el alba también él partirá, igual que la esperanza se me ha ido”.

Dijo el ave entonces, “Nunca más.”

&&&&&

Startled at the stillness broken by reply son aptly spoken

‘Doubtless’ said I, “what it utters is its only stock and store

Caught from some unhappy master whom unmerciful disaster

Followed fast and followed faster till his songs one burden bore

Till the dirges of his hope that melancholy burden bore

Of ‘Never—nevermore’

Sorprendido ante la quietud rota por respuesta de tanta exactitud

“Sin duda —me dije—lo que dice es lo único sabido y aprendido.

Tomado de un amo atormentado, de seguro algún desventurado,

Al que siempre acompañó con triste canto por él soportado.

Hasta el instante esperanzado en el que la carga hizo le repetir,

‘Nunca. Nunca más.’”

&&&&&

But the raven still beguiling all my fancy into smiling

Straight a wheele a cushioned seat in front of bird, and bust and door

Then upon the velvet sinking, I betook myself to linking

Fancy into fancy, thinking that this ominous bird of yore

What this grim, ungainly, ghastly, gaunt and ominous bird of yore

Meant in croaking ‘Nevermore’

Tornando el ave aún remisa todos mis humores en sonrisas

Puse un sillón frente a ese pájaro, frente al busto, frente a la puerta.

Ya en el terciopelo hundido, ojos atentos, solté mis pensamientos.

Ligando ideas, cavilando sobre el ave portentosa del ayer.

Lo que esa, dura, extraña, fea, flaca, portentosa ave del ayer

Quiso decir, croando, “Nunca más”

&&&&&

This I sat engaged in guessing, buy no syllable expressing

To the fowl whose fiery eyes now burned into my bosom’s core;

This and more I sat divining, with my head at ease reclining

On the cushion’s velvet lining that the lamplight gloated o’er

But whose velvet, violet lining with the lamplight gloating o’er

She shall press, ah, nevermore

Esto, ya sentado, intenté solucionar, sin palabra pronunciar.

Sobre el ave, con sus ojos quemando ahora mi cuerpo.

Esto y más, sentado pensaba, adivinaba, con la cabeza reclinada,

En el cojín suave, de terciopelo cubierto, iluminado por la vela,

Que, color violeta, delicado, iluminado por la vela,

Ella ya no tocará, ay, nunca más.

&&&&&

Then methougt the air grew denser, perfumed by an unseen censer

Swung by Seraphin whose footfalls tinkled on the tufted floor.

‘Wretch’ I cried. ‘ thy God hath lent thee—by these angels he had thee

Respite—respite and nepenthe, from thy memories of Lenore!

Quaff, oh quaff this kind nepenthe and forget this lost Lenore!,

Quoth the Raven ‘Nevermore’

Luego creí sentir un aire aún más denso, de perfumes y de incienso

De un Serafín cuyas huellas eran campanas en el suave piso.

“Maldita sea” —dije– “eres de Dios prestado, por estos ángeles enviado

¡Detente, detente y quita el dolor de tus recuerdos de Leonor!

Ingiere, ay, bebe el dulce narcótico y olvida a la perdida Leonor!

Dijo el cuervo, “Nuncamás”

&&&&&

‘Prophet’ said I, “thing of evil!—prophet still, if bird or devil!—

Whether Tempter sent, or whether tempest tossed thee her ashore.

Desolate yet all undaunted, on this desert land enchanted—

On this home by horror haunted—tell me truly, I Implore—

Is there— is there balm in Gilead? —tell me— tell me, I implore

Quoth the Raven, ‘Nevermore’

“Profeta, —dije— cosa del mal, aunque profeta, pájaro, bestia del mal!

Si el Malvado te envía, o alguna tempestad te arrojó hasta mi orilla,

Orilla valiente y amenazada, a mi desierta isla encantada,

A esta casa de horror amenazada, dime cierto, yo te imploro

¿Hay, existe, algún bálsamo?, dime, dime, yo te imploro”.

Dijo el cuervo, “Nuncamás”

&&&&&

’Prophet’ —said I— ‘thing of evil—prophet still, if bird or devil!

By that heaven that bends above us—by that God we both adore—

Tell this soul with sorrow laden if, within the distant Aidenn,

It shall clasp a sainted maiden whom the angels named Lenore’

Quoth the Raven ‘Nevermore’

“Profeta, —dije— cosa del mal, aunque profeta, pájaro, bestia del mal!

Dime por el cielo que está allá arriba, por el Dios que ambos queremos.

Dime si esta alma con tristeza así cargada será pronto aliviada.

Dime si algún día veré a la dama que los ángeles llaman Leonor.

Dijo el cuervo, “Nuncamás”.

&&&&&

‘Be that word our saint in parting, bird or fiend’ I shrieked, upstarting—

‘Get thee back into the tempest and the Niht’s plutonian shore!

Leave no black plume as a token of that lie thy soul hath spoken!

Leave my loneliness umbroken!— quit the bust above my door!

Take thy beak from out my heart, and take thy form from off my door!’

Quoth the Raven, ‘Never more’

“Que esa palabra sea, así dicha, ave o enemiga, —dije— el adiós de la desdicha.

Regresa, ve de vuelta a la oscuridad, a la nocturna orilla.

Déjame sin muestras de palabras y frases tan siniestras.

Deja mi soledad así intacta, demuestra que abandonas el busto de mi puerta.

Quita tu pico, sácalo de mi corazón, sal, quita tu imagen de mi puerta.

Dijo el cuervo, “Nunca más”

&&&&&

And the Raven, never flitting, still is sitting, still is sitting.

On the pallid bust of Pallas just above my chamber door;

And his eyes have all the seeming of a demon who is dreaming

And the lamp o’er him streaming throws his shadow on the floor;

And my soul from out that shadow that lies floating on the floor

Shall be lifted never more

Y ese cuervo, muy porfiado, aún está sentado, sentado aún está

Sobre el busto pálido de Palas, justo arriba de la puerta de mi habitación.

Y sus ojos, sin clemencia, de un demonio son presencia.

Y la lámpara, así sentencia, su sombra arrojada sobre el piso.

Y mi alma, aprisionada por la sombra que flotando está en el piso,

Saldrá nunca más.

ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.



1 comentario en “1 Cuervo de Poe”
  1. Contrapeso » Muerte y Poesía




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras