Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
23 Etapas de la Borrachera
ContraPedia ContraPedia
27 septiembre 2005
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Bebudios

Término que describe la naturaleza de cada una de las etapas del exceso de ingestión alcohólica. Los bebudios son las diferentes etapas progresivas del comportamiento humano dependiendo de su nivel de ingestión de bebidas alcohólicas y generalmente son clasificadas de acuerdo al tipo de frases o expresiones usadas por la persona que realiza la ingestión.

El Institute for the Study of Funny Behaviour, de la University of Kirkcudrink, en Escocia, ha hecho de los bebudios toda una rama de la Psicología Humana; entre los estudios realizados recientemente ocupa un lugar distinguido la investigación del profesor W.J.T. Embo quien ha hecho la más completa clasificación de bebudios hasta la fecha, distinguiendo entre las diversas etapas que presenta el consumo de bebidas alcohólicas después de su ya famosa visita a Cosautlán de Carbajal, en México:

1a Etapa. Nos vemos allá es el bebudio más representativo de este momento inicial. Se trata muy posiblemente de una sencilla reunión de amigos, nada fuera de lo normal. La intención es pasar un buen rato, conversando de cuestiones sin importancia.

2a Etapa. No te vayas, todavía es temprano, es el bebudio más común de esta etapa de ingestión alcohólica, después del consumo de unas dos o tres copas. Su intención es mantener la compañía de la persona que desea retirarse del lugar. Casi siempre se logra. Hay miradas furtivas al reloj y se concluye que en efecto aún es una hora temprana y que puede pedirse otro trago.

3a Etapa. Después de todo tengo derecho a divertirme, es el bebudio normal de este momento y muestra que aún existe una cierta capacidad de raciocinio. Por lo general es ahora cuando se piden algunas botanas o tapas y hasta se llega a tamborilear con los dedos el ritmo de la música, si es que ella existe en el bar. También, se cobra conciencia de la gran cantidad de trabajo realizado en la semana y con facilidad se concluye la necesidad de un poco de esparcimiento.

4a Etapa. Al fin que mañana no tengo que llegar temprano al trabajo, es un bebudio común en esta etapa, con lo que se demuestra que aún existe cierto nivel de memoria sobre la agenda de trabajo de la semana. Siguen las bebidas, pero ahora son pedidas por rondas. Traiga igual para todos, es otro bebudio típico de esta etapa.

5a Etapa. Caracterizada por una radicalización de las opiniones políticas, en estos momentos hay bebudios como el de llamar al mesero por su nombre de pila, Abdosio, por favor trae otra ronda igual para todos y más botanas. Si se llega a dar el caso de que sea uno atendido por meseras, es común escuchar bebudios como no está nada mal la mesera, en caso de que ella tengan cualidades físicas al menos aceptablemente mínimas.

6a Etapa. Esa canción me gusta mucho, y otros bebudios relacionados con la música son frecuentes en este estado de la reunión. En esta etapa, las risas son más frecuentes, al igual que los chistes; pero en la conversación comienza el predominio de la música y las mujeres. Siguen el consumo y las botanas tienen que ser más sustanciosas, Carmen, por favor, ya no traiga papas fritas, sino una chistorra.

7a Etapa. Debido a la hora en la que por lo general se alcanza esta etapa, es muy posible que el bar ya haya dado inicio a la actuación de un conjunto musical, lo que hace muy común al bebudio la cantante del conjunto está muy buena. Este es el comienzo del uso de los ceniceros como bongós y de los vasos como tambores. Voy a hablarle a la vieja, es un bebudio clásico en esta etapa.

8a Etapa. Ya ni para qué le hablo a mi mujer, es un bebudio muy representativo de estos momentos, al igual que creo que al rato vamos a ir a otro lugar, ya me cansé de estar aquí. La conversación se torna claramente caótica, pues de un tema se brinca a otro sin la menor relación; comienza a darse un incremento notable en el volumen de la conversación pues la música impide ser fácilmente escuchado.

9a Etapa. Es el momento de los coros de acompañamiento de la música que en ese momento interpreta el conjunto musical. Las corbatas, si es que se llevan puestas, ya están aflojadas. En ninguna de las etapas se ha suspendido el consumo de alcohol, que sigue a un ritmo decreciente pero claramente presente. El bebudio más típico de esta etapa es aayyyy y es un intento de hacer acompañamiento a alguna música folclórica.

10a Etapa. Ya son los instantes de los coros folclóricos abiertos y reconocibles. Sigo siendo el rey, es el bebudio que más fácilmente identifica este etapa para el caso de México. La conversación ha dejado de tener los pocos elementos que la hacían coherente y entendible; hay risas, manoteos, exclamaciones y repeticiones de clisés como no sé qué estás tomando pero te estás haciendo borroso.

11a Etapa. Da comienzo la amistad con extraños sentados en las mesas más cercanas, posiblemente causado por ya varios encuentros en las visitas a los baños. Voy al baño, no se vayan es un bebudio de esta etapa, al igual que si viene el mesero mientras estoy en el baño, pídele otra igual para mí.

12a Etapa. Bueno, ésta y nos vamos, es la manera más certera de reconocer oficialmente que se ha llegado a una etapa avanzada de los bebudios. Las posturas en las sillas ya no denotan la elegancia original que se tenía al llegar al bar; muchas de las personas ya ni siquiera tienen correctamente abotonada la camisa.

13a Etapa. Bueno, está bien, nos tomamos ésta, la otra, la otra, la otra, la otra y ya nos vamos, es un bebudio que con sencillez identifica la presencia de esta avanzada etapa. En ella, cualquier cosa es sujeto de bromas y chistes; hace su aparición la risa sin causa aparente.

14a Etapa. ¿A dónde vamos ahora?, es el bebudio más común en estos momentos. Muy posiblemente se deba a la imposibilidad de romper la inercia de consumo iniciada ya hace varias horas. Por lo general se da un acuerdo global de en efecto acudir a otro bar de ambiente más adecuado a este etapa. Traiga la cuenta y varios policías, suele ser el bebudio con el que finaliza esta etapa.

15a Etapa. Mejor vámonos en un coche sólo, es el bebudio claro de esta etapa y una demostración de que aún quedan rastros de racionalidad en las personas. Ellas seleccionan al propietario del auto más grande y que será conducido por quien se vea menos afectado por los tragos.

16a Etapa. ¿A quién se le ocurrió venir a este antro de ambiente familiar?, es el bebudio o frase que da inicio a esta etapa y que es marcada por el arribo al segundo bar. Continúan las risas y las bromas; al mesero se le dice señalado a un amigo, a éste no le traiga nada porque al beber se pone muy pesado.

17a Etapa. Alguno de los amigos que han llegado a esta etapa dicen, ¿bueno, y dónde están las viejas? Este bebudio es la frase clave para reconocer esta ya avanzada etapa de la reunión, la que sin embargo ha mantenido un carácter amable y amistoso.

18a Etapa. Le voy a partir la cara a ese hijo de la fregada que me empujó cuando iba al baño, es el bebudio que demuestra el arribo de ciertas intenciones hostiles que muy bien pueden quedar en sólo ser una broma.

19a Etapa. Esta es la etapa de la dispersión del grupo y que suele estar acompañada por el bebudio, ¿dónde está Carlos? Y, desde luego, Carlos ya no está allí porque posiblemente se haya ido a su casa. En esta etapa, las personas son fácilmente clasificables en dos grupos, las que se despiden del resto y las que se van sin avisar.

20a Etapa. Se me hace que ya se le pasaron los tragos a Arturo porque hace veinte minutos que no ha hablado, es una de las frases típicas de esta ya muy avanzada etapa de la borrachera entre amigos. Quienes aún mantienen cierto sentido de la responsabilidad se ponen de acuerdo para llevar a Arturo a su casa, abrir la puerta y que él se enfrente solo a su esposa.

21a Etapa. Ahora sí ya vámonos, es el bebudio pronunciado por quien mejor mantiene la cordura. Todos obedecen, la cuenta es pagada y se abandona el lugar.

22a Etapa. Es el trayecto de regreso a casa durante el que se dan algunos intentos para razonar y explicar a la esposa la llegada a horas tan avanzadas de la noche. No hay bebudios.

23a Etapa. La apertura de la puerta de la casa, la llegada al baño para tomar las aspirinas que supuestamente prevendrán el terrible malestar del día siguiente y, si la esposa despierta, la explicación de la llegada tan tarde. Bueno, pues es que ya conoces a Arturo como es, se empeñó en seguirla y José me pidió que lo acompañara. No le pude decir que no.


ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras