Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Carta de un Lector
Eduardo García Gaspar
10 diciembre 2005
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Los columnistas, supongo que la mayoría, reciben comentarios de sus escritos. Con mucha frecuencia los contesto, siquiera de manera breve, dando antes que nada las gracias por haber comentado lo que uno intenta decir.

Muchas de esas cartas enviadas por los lectores son realmente notables. He seleccionado una de ellas por ser representativa de un modo muy particular de razonar y que creo que bien vale la pena el resaltar.

Se trata de un lector, cuyo nombre ni origen revelo, y que escribió lo que a continuación pongo en itálicas,

Don Eduardo lo saludo nuevamente desde [ ] para enviarle con todo el respeto que me merece las siguientes líneas. Es de reconocerse su ferrea [sic] voluntad para tratar de “hacer conciencia” entre la ciudadanía de que el candidato del PRD, Andrés manuel López Obrador (el famosos [sic] Peje), no llegue a ser presidente de México.

Un día si y otro también en su columna “Una segunda opinión”, destaza no de manera soez ni rudimentaria, sino sutil y hasta elegante -esa forma que suelen utilizar la gente que se dice “de clase”, “de categoría”- al aspirante presidencial con mayor probabilidad de ganar la elección del 2006.

Son los argumentos que a la vieja usanza la gente poderosa y quienes los secundan desde los palcos, las galerías, ya sea con una cámara y micrófono enfrente o con una pluma en ristre, utilizan para atacar muchas veces por consigna, por ideología o por que se les pega la gana, a quien ven como un enemigo a vencer, como alguien que puede romper sus privilegios alcanzados por tantos años de corrupción a la sombra del poder público o privado. Le pregunto a usted y a todos los acerrimos impugnadores de AMLO, qué van  hacer si no les sale el numerito que están montando, de llegar este personaje al poder ejecutivo el año próximo.

A usted y otros “brillantes” analistas bautizados en las turbias aguas del antipopulismo como Jaimito Sánchez Susarrei, Pablito Hiriart, Jorgito Fernández Menéndez, Carlitos Ramírez, Oscar mario [sic] Beteta, su tocayo Ruiz Healy, Pepito Yuste, Davidcito Páramo, Marco Antoñito Mares, Mari Carmelita Cortez, Ricardito Alemán, Guillermito Ortega, Pedrito Ferriz de Con y muchísimos otros ”admiradores” de super peje, tenemos que darles las gracias por mantener viva la flama de la esperanza que representa AMLO.  Sus dardos envenenados se han convertido en frágiles estiletes que han fortalecido nuestra convicción y nuestro anhelo por llevar a López Obrador a la silla presidencial.

Si usted piensa que somos sadomasoquistas como para creer en el “nuevo” PRI o en “futuro promisorio” que ofrece el PAN, simplemente está rotundamente equivocado. No le creemos a Madrazo y tampoco le creemos al candidato oficial, Calderón, que dice que no tiene cola que le pisen pero ya verá que sí, puesto que él es uno de los artifices del escándaloso fraude cometido a la nación, el fobaproa [sic] (investigue porqué), el que se hizo un millonario auto préstamo en cuanto llegó al Banco de Bienes y servicios (BANOBRAS) para adquirir un departamento, el que corrió el presidente del gabinete por utilizar su cargo para auto promocionarse, el que ha colocado a su parentela directa en jugosos cargos públicos, etc.

Y si usted critica a la corrupción de perredistas, debería también con toda honestidad señalar la podredumbre que reboza por las filas de Acción Nacional, comenzando con los hijos de la pareja presidencial, luego la misma pareja del presidente, siguiendo con las toallas, los colchones, la casita de playa, los recursos del fonden [sic], el alcalde de tultitlán [sic] acusado de autoría intelectual del asesinato de una regidora de su propio partido, los desvarios y ocurrencias del alcalde de aquí de [ ], etcetera, etcetera, etcetera.

Que dios [sic] nos los tenga en buen recaudo y no dejen de seguir con su labor destructora para seguir afianzando en millones de mexicanos la magia de la pejemanía. Gracias pues y ha [sic] seguir con tan [el correo se cortó aquí llegando incompleto]

A pesar de algunas fallas de redacción, es obvio que la persona tiene educación y utiliza un vocabulario rico en imágenes. Pero lo que importa es su razonamiento y es lo que quiero hacer notar por lo que no se ve y que es la defensa de las ideas, las argumentaciones en favor de las propuestas de su candidato.

Es muy llamativo el mecanismo de defensa, basado en los-demás-son-corruptos y en que los enemigos-son-una-elite. Es realmente una carta admirable porque representa una forma de pensar de algunos ciudadanos:

• Quienes atacan a al candidato son parte de un grupo de intereses privilegiados. Son los argumentos que a la vieja usanza la gente poderosa y quienes los secundan desde los palcos, las galerías, ya sea con una cámara y micrófono enfrente o con una pluma en ristre, utilizan para atacar muchas veces por consigna, por ideología o por que se les pega la gana, a quien ven como un enemigo a vencer, como alguien que puede romper sus privilegios alcanzados por tantos años de corrupción a la sombra del poder público o privado”.

• Ésa es la mentalidad dicótoma, propia de la izquierda, que entiende a la realidad como unan caricatura de héroes y villanos, de inocencia y complots, de esperanza y decepción. No hay allí cabida al análisis de las propuestas, ni su evaluación, ni a razonamiento posible. Y eso es una lástima, porque las discusiones se vuelven una cuestión de a quién se le cree más o menos, perdiendo la posibilidad de examinar propuestas y sus consecuencias.

Es una pena. Realmente eso de la ideología y de la conciencia de clase ha sido una noción dañina como ninguna. Un real veneno al poder de razonamiento humano.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras