Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Costo Del Gobierno
Eduardo García Gaspar
8 septiembre 2005
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Viendo la cuestión con sentido común, la realidad es que un gobierno necesita recursos para funcionar dando servicios como los de policía, tránsito, tribunales, embajadas y demás. Para pagar esos servicios necesita dinero que viene de personas que pagan por ellos.

Un gobierno es un proveedor de servicios que se pagan por medio de impuestos.

No es diferente a lo que usted paga por, por ejemplo, la cerveza que usted desea consumir, pero hay una diferencia grande. El pago de servicios gubernamentales es obligatorio, igual a pagar por la cerveza aunque usted no la beba.

Los dineros que el gobierno recolecta se asignan a diferentes partidas y son sujetos a diversas clasificaciones. Pueden ser gastados en infraestructura, como la construcción de una carretera.

Pero también pueden ser gastados en el pago de sueldos de burócratas. Y en esto conviene ver las cifras de una nota de Grupo Reforma de principios de este mes. Según el reportaje, la burocracia mexicana es el doble de lo que debería ser si se tomara a los EEUU como el estándar.

Por cada 71 mexicanos hay un burócrata. Por cada 147 norteamericanos hay un burócrata. A nivel federal en México hay casi 3 millones de burócratas que cuestan 500 mil millones de pesos, el 27 por ciento del presupuesto federal.

A lo anterior, habría que añadirle el pasivo contingente de las pensiones laborales y demás. Es una carga severa, especialmente para un país que necesita infraestructura que remedie su falta de productividad. La primera conclusión es la que todos nos imaginamos, la de ajustar el número de burócratas, o al menos congelar su número de inmediato.

La lógica es clara y todos los razonamientos indican que debe hacerse como parte de las reformas estructurales. Tomemos la parte sur del país, la más pobre y de menor crecimiento. Cualquier análisis de las causas de su pobreza indicará que uno de los factores es la falta de infraestructura de comunicación.

Me refiero a carreteras y ferrocarriles que conecten a la región interna y externamente. Una reducción del tamaño de la burocracia podría liberar recursos para dedicarlos a esas obras de infraestructura. La carga burocrática, en otras palabras, está produciendo miseria. pero curiosamente no se hace lo necesario. No se liberan recursos y la situación tiende a empeorar. Las causas de esto son múltiples.

Una de ellas es la falta de voluntad política: el gobernante no se atreve a tomar la decisión correcta y eso se debe a una razón fundamental que explico a continuación. Los gobernantes tienen puestos que son de muy difícil evaluación.

Medir el éxito de un burócrata es complicado, más que el caso de un empleado en una empresa. Consecuentemente, los gobernantes tienden a medir su importancia no por resultados, sino por la cantidad de recursos manejados.

Más personal y más presupuesto es igual a tener más importancia. La consecuencia es el crecimiento de la burocracia y no la productividad del gasto. Por ejemplo, el INFONAVIT, la agencia gubernamental mexicana responsable de la construcción de casas para personas de bajos ingresos, podría ser muy bien valorada por medio del costo de construcción unitario de cada casa.

Si el costo es superior al que puede lograr una empresa privada, la conclusión sería cerrar esa agencia y dejar en manos particulares su construcción.

Pero la medición no es el costo unitario, sino la cantidad de casas construidas. El error es obvio. Se cuenta de un error similar en la antigua URSS, donde la producción de cerraduras era medida en toneladas, lo que hizo que las cerraduras soviéticas fueran las más pesadas del mundo, no las más baratas ni las mejores.

A lo que voy es que ante la falta de criterios de medición de resultados, el gobernante tiende a hacer crecer su gasto como sustituto de la medición de productividad. Cuanto más presupuesto maneje, él cree que hace mejor las cosas.

El error es de fondo, tanto que suele pasar desapercibido, excepto cuando se publican resultados como ése. La solución real está en entender lo que sucede y sus causas, para sobre ello actuar de inmediato, porque al final lo que está sucediendo es dañino. El bienestar de los burócratas está produciendo daño en el resto de la población.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



4 Comentarios en “Costo Del Gobierno”
  1. Mauricio Álvarez Dijo:

    Me agradan sus artículos, por lo que me atrevo a sugerirle que revise el cálculo del número de habitantes por burócrata. Si la población del país es de 104 millones de habitantes y el número de burócratas es de 3 millones, de hecho hay un burócrata por cada 33 habitantes, lo que aún es más grave. Gracias por su hospitalidad.

  2. Eduardo García Gaspar Dijo:

    Buena observación del lector. Algo que no checa en esas cifras y que puede deberse a, por ejemplo, cálculos sobre población económicamente activa. Buen punto.

  3. Antonio Trejo Romo Dijo:

    …permitame felicitarlo por sus diversos artìculos especialmente por el llamado gasto laboral. Tengo un estudio donde presento el efecto que tiene el gasto pùblico en el PIB de Mèxico, se relaciona los gastos corriente y de capital con el PIB. El resultado indica que el gasto de capital potencia mayomente al PIB, si lse compara con el corriente, lo interesante del resultado es que en promedio el gasto corriente representa el 85% del gasto pùblico en promedio para un periodo de 30 años. Asì que estoy de acuerdo con el punto de vista de su artìculo, pero la pregunta serìa ¿como se podrìa regular al gasto corriente de manera permanente?

  1. Contrapeso » Gastar: Uso y Costumbre




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras