Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dos Alemanias
Eduardo García Gaspar
22 septiembre 2005
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Los resultados electorales en Alemania son por demás reveladores de lo que sucede en el mundo. Sí, en el corto plazo, el virtual empate entre Schröder y Merkel, tendrá su consecuencia en una inconveniente inacción política en ese país.

Pero la cuestión va más allá de sólo eso. Es un asunto de ideas y que se refleja así en Europa.

Alemania tiene problemas económicos serios y persistentes, como un desempeño pobre, tasa alta de desempleo y un gobierno con problemas de deuda por sus acciones de bienestar centralizado. No es una situación fácil.

Los ciudadanos alemanes están divididos y dieron a esos dos candidatos un número insuficiente de votos para que uno de ellos pudiera tener poder para formar su gobierno. En pocas palabras, Schröder representa el status quo, si bien realizó algunas reformas que recortaban prestaciones.

Por su parte, Merkel representa el lado liberal del asunto, con ideas que hablan de responsabilidades individuales, no colectivas, y de un gobierno magro, con una economía menos regulada e incluso un impuesto parejo, como el ruso de tan buenos resultados. Es decir, los problemas alemanes tienen frente a sí un par de soluciones alternativas.

La de Schröder es una de corte centralizado en un gobierno de bienestar, del tipo que propone López Obrador para México y cuyos argumentos se basan en la intervención gubernamental para tener “justicia social.” Y la de Merkel, que es uno de corte liberal, del que no creo que exista una versión mexicana.

En Alemania las opciones han sido puestas sobre la mesa y el resultado es un empate para todo propósito práctico. En México, una sola de ellas ha sido colocada abiertamente y aun falta la otra. Alemania intentará formar coaliciones de gobierno y eso paralizará las cosas en el corto plazo.

Algo similar a lo que en Japón sucedió, donde se ha hablado de reformas por años, hasta que recientemente en sus elecciones se dio la victoria a los gobernantes que las proponen.

Lo que aquí parece una lección es que el ciudadano requiere de años para asimilar la idea de que las reformas son necesarias y para que los grupos de interés las acepten. Con algo interesante. Schröder es de Alemania Occidental y Merkel viene de la Oriental, de esos que vivieron las políticas intervencionistas.

En México, como en el resto del mundo, las dos mentalidades existen y tienen entre sí confrontaciones en la elecciones. Brasil seleccionó al socialista que resultó menos de lo que se pensaba. En Venezuela votaron no sólo por un socialista, sino por un dictador mesiánico. En Argentina votaron por un socialista, pero no en EEUU.

Los mexicanos decidirán esto en julio del próximo año. En mi mente no tengo duda de que lo mejor son las políticas liberales, de libertad personal en la economía, la política, la educación, la expresión y demás. Pero no es realista esperar que los socialistas se convenzan de las bondades del liberalismo, ni viceversa.

La única posibilidad que queda es seleccionar a una de las dos opciones en las urnas de votos. No es la solución racional, pero lo es en la práctica.

Por ejemplo, en México el PRD representa la opción de izquierda, la socialista, a la que también pertenecen personajes como Marcos, el de la guerrilla en Chiapas, y Cuautémoc Cárdenas, más algunos otros. Pero la opción liberal no tiene un representante claro. El PAN debería serlo, pero no lo es al menos de acuerdo a sus estatutos y eso deja al país sin la opción que Merkel presentó a los electores alemanes.

Aún así, el panorama es obvio para los electores que tendrán que seleccionar entre las opciones socialistas y las menos socialistas o medio liberales. Y no debe haber confusión. Las elecciones son un juego de ideas y propuestas, más que un duelo de personalidades atractivas… o debían serlo si se quieren hacer las cosas bien, que es lo que mucho temo no suceda en México.

Falta tiempo para que el votante mexicano madure y entienda que las elecciones no son un proceso de selección del mago salvador que más promesas hace, ni un desafío entre personalidades que tratan de identificarse con cada audiencia.

Y también falta tiempo para que los medios dediquen más atención a los asuntos de fondo que a las cuestiones triviales de las elecciones. Lo que interesa es lo que cada candidato representa con sus ideas y propuestas, para saber al menos si va del lado socialista o del liberal.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras