Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Drogas y Terrorismo
Leonardo Girondella Mora
9 agosto 2005
Sección: Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Llegó a mis manos un documento breve del Cato Institute, cuyo enlace se encuentra abajo. El tema central es drogas y terrorismo, y la tesis concreta, la de estar jugado ellos en contra del resto.

El artículo, del 5 de enero de este año, es de Ted Galen Carpenter, vicepresidente de defense and foreign policy studies, autor de 6 libros y editor de 10 sobre asuntos internacionales, incluyendo Bad Neighbor Policy: Washington’s Futile War on Drugs in Latin America de 2003.

Tomaré algunos de los datos de Carpenter, a los que añadiré los míos propios.

• El inicio de todo es establecer una relación de beneficio mutuo entre dos actividades ilegales, el terrorismo y el narcotráfico. En esencia, éste último es una fuente de financiamiento del primero.

• Afganistán tiene una tradición de cultivos para la producción de opio; 75% de esa sustancia es exportada y, según Carpenter, un 10 a 20% de esos ingresos van a parar a manos terroristas.

• El fenómeno se repite en Colombia. También aquí Carpenter da cifras: el ingreso anual de las FARC varía entre 515 y 600 millones de dólares anuales, como estimados conservadores. El ingreso proviene de la cocaína.

• El alto precio de la droga se debe a su prohibición; ocultarla en su fabricación y comercio es el costo más alto que tiene y permite altos márgenes. La consecuencia es terrible: los delincuentes reciben borbotones de dinero para financiarse.

Y esto es paradójico, pues por ejemplo en el caso de EEUU mantienen al mismo tiempo la prohibición de narcóticos y el combate al terrorismo —parecen no reconocer que prohibiendo las drogas están ayudando al enemigo.

Carpenter dice que el estimado de drogas consumiéndose en EEUU varía entre 50 y 100 mil millones de dólares, con 90% de esa cifra causada por la prohibición. Si estos números o similares se usan con inteligencia, eso daría una estrategia alterna de combate a los terroristas: la despenalización de la producción y comercio de drogas.

La tesis no puede ser más simple y comprensible. Independientemente de otros desastrosos efectos colaterales, la ilegalidad de las drogas además financia al terrorismo.

• Apoyando la idea anterior, el pasado 26 de junio, la ONU hizo de nuevo un llamado a evitar el consumo de drogas. Los números dados indican que en el mundo hay unos 200 millones de consumidores de drogas, con 40 millones clasificados como adictos crónicos.

Y se dijo que “Los vínculos entre el crimen organizado, el tráfico de drogas, el consumo, el dinero de esta actividad y el tráfico de armas y el terrorismo aparecen cada día más claros.” Eso dijo Antonio Maria Costa, director ejecutivo de la Oficina de la ONU Unidas contra la Droga y el Delito.

• Pero esa persona al final fue crítico de medidas laxas que en algunos países se tienen en materia de combate al narcotráfico. Es decir, no entendió el problema y parece representar la razón de ser de la situación indeseable que se vive. El error que se comete es esquemáticamente el siguiente:

1. Hay un problema de consumo de drogas

2. Se desea combatir.

3. La estrategia de combate es declararlas ilegales y perseguir a los productores, distribuidores y consumidores. A ese esquema le falta lo siguiente:

4. La prohibición genera grandes utilidades.

5. Las grandes utilidades dan fondos ilimitados que impiden acabar con el tráfico.

6. Los terroristas fondean sus operaciones con ese dinero.

¿Si usted fuera un militar a cargo de acabar con el tráfico y el terrorismo qué haría? La respuesta es obvia.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras