Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Feria de Metas
Selección de ContraPeso.info
4 octubre 2005
Sección: FALSEDADES, Sección: Asuntos
Catalogado en:


ContraPeso.info presenta un texto de Richard Tren. El tema es el de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, establecidos por la ONU. Tren, quien es director del grupo Africa Luchando contra la Malaria, ofrece un punto de vista relevante, de sentido común y fuera de lo políticamente correcto.

Agradecemos el gentil permiso de Tech Central Station para traducir y publicar este texto.

El mes pasado los líderes del mundo se reunieron en New York para discutir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Estas metas fueron establecidas por las Naciones Unidas en 2000 y se proponen mejorar los destinos de la humanidad en una gran variedad de frentes para 2015.

Pero, en lugar de establecer objetivos, la ONU y los gobiernos de las naciones pobres debían concentrase en cómo generar crecimiento y sacar a sus pueblos de la pobreza.

El profesor Amir Attaran de la Universidad de Ottawa señaló en un reporte reciente que la mayoría de los objetivos no son medibles. Por ejemplo, el ODM número 6 llama a detener la incidencia del avance de la malaria y comenzar una tendencia de disminución.

Pero nadie, ni siquiera la Organización Mundial de la Salud sabe exactamente cuál es en realidad la incidencia de la malaria. ¿Cómo puede uno suponer cuándo se han recortado los casos de malaria si el punto de partida es desconocido y no se han realizado esfuerzos para medir el avance?

Hay muchos otros ejemplos: también el ODM número 6 se compromete a dar reversa a la incidencia de tuberculosis; sin embargo, ningún país mide la incidencia de esta enfermedad. El ODM número 5 se dirige a “reducir en tres cuartas partes, entre 1990 y 2015, la tasa de muerte maternal.” Esta tasa de mortalidad maternal mide el número de mujeres que fallecen por complicaciones del embarazo y parto por cada 100,000 partos vivos.

Pero en los países más pobres, donde esta proporción es la peor, los datos de partos vivos y muertes son limitados. El profesor Attaran considera que un ODM —el relacionado con la mortalidad infantil por debajo de los 5 años— es en realidad medible. Las encuestas casa por casa pueden efectivamente ser usadas para medir si un niño ha muerto antes de los cinco años, y el avance en esta meta puede realmente ser medido.

Si la ONU estableciera objetivos que signifiquen algo y que por eso puedan ser medidos, podrían promover políticas que los alcanzaran. Es moralmente reprensible que líderes políticos firmen estas metas cuando saben que no hay medios para lograrlos. Apoyar la lucha contra las enfermedades y la pobreza puede ser de provecho político para el gobernante, pero significa poco para la gente común en los países pobres.

El hecho de que no pueda medirse el avance permite al político en cualquier momento declarar que se ha tenido éxito, o culpar del fracaso a otros, lo que él desee. Independientemente de los ODM, algunos países como Zambia, están logrando avances al atacar algunas enfermedades serias. El programa de control de malaria de este país ha reiniciado el rociado con diminutas cantidades las paredes interiores de las casas en las áreas afectadas.

Estos rociados interiores residuales son altamente efectivos y los casos de malaria han comenzado a disminuir. Para vigilar el avance, el programa de control de malaria realiza encuestas periódicas que miden el número de personas que tienen parásitos de malaria en sus cuerpos.

El programa está bien concebido, cuidadosamente planeado y el gobierno ha dedicado gran esfuerzo a la medición de si da o no resultados. Cuando el Ministerio de Salud de Zambia estableció el mejoramiento del control de la malaria no tenia en cuenta a los ODM.

En su lugar, estaba determinado a implantar las mejores estrategias posibles y salvar a tantas vidas como se pudiera. En lugar de firmar acordando metas y pronunciando aún más trivialidades, los líderes de los países pobres deberían estar haciendo todo lo posible para reducir la pobreza y eso solamente puede ser logrado con el crecimiento económico.

El crecimiento económico, a su vez, únicamente puede venir de la iniciativa y la energía del sector privado, el que sólo puede ser exitoso cuando se eleva la libertad económica. Si los líderes africanos en realidad desean los ODM ellos deberían implantar reformas económicas, como el asegurar los derechos de propiedad, asegurar el estado de derecho, quitar las barreras burocráticas a los negocios y al comercio y reducir las tasas de impuestos. Sin hacer eso, el crecimiento económico si es que es positivo, será lento, y las personas continuarán hambrientas y pobres.

Desde luego, si esas reformas necesarias no se llevan a cabo, ello no serán malas noticias para la ONU y la OMS. Sí, los africanos se mantendrán pobres y enfermos, pero en 10 años los académicos y los burócratas serán capaces de recolectar cantidades de dinero para desarrollar más objetivos insensatos y realizar más conferencias, y la feria continuará.

NOTA DEL EDITOR

Los objetivos de desarrollo del milenio son los siguientes, en su redacción oficial, y es obvio el problema que señala el autor; por ejemplo, ¿cómo medir “mejorar considerablemente la vida”? ¿Cómo definir “ trabajo digno y productivo”? ¿Cómo medir el objetivo 8?

Pero sobre todo, un esfuerzo profesional incluiría explícitamente cifras razonablemente confiables como un parámetro de medición obligatoria.

De lo contrario, todo se convierte en un ejercicio de relaciones públicas de utilidad a la ONU y los líderes firmantes. Se trata de una lista de buenas intenciones, políticamente correctas que comete un error adicional: no establece cómo alcanzar los objetivos. Estos son los ODM:

1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre: Reducir a la mitad el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a 1 dólar por día y reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre.

2. Lograr la enseñanza primaria universal: Velar por que todos los niños y niñas puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria.

3. Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer: Eliminar las desigualdades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente para el año 2005, y en todos los niveles de la enseñanza para 2015.

4. Reducir la mortalidad infantil: Reducir en dos terceras partes la tasa de mortalidad de los niños menores de 5 años.

5. Mejorar la salud materna: Reducir la tasa de mortalidad materna en tres cuartas partes.

6. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades: Detener y comenzar a reducir la propagación del VIH/SIDA y detener y comenzar a reducir la incidencia del paludismo y otras enfermedades graves

7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente: Incorporar los principios de desarrollo sostenible en las políticas y los programas nacionales; invertir la pérdida de recursos del medio ambiente, reducir a la mitad el porcentaje de personas que carecen de acceso al agua potable y mejorar considerablemente la vida de por lo menos 100 millones de habitantes de tugurios para el año 2020.

8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo: Desarrollar aún más un sistema comercial y financiero abierto, basado en normas, previsible y no discriminatorio. Ello incluye el compromiso de lograr una buena gestión de los asuntos públicos y la reducción de la pobreza, en cada país y en el plano internacional. Atender las necesidades especiales de los países menos adelantados. Ello incluye el acceso libre de aranceles y cupos para las exportaciones de los países menos adelantados, el programa mejorado de alivio de la deuda de los países pobres muy endeudados y la cancelación de la deuda bilateral oficial y la concesión de una asistencia oficial para el desarrollo más generosa a los países que hayan mostrado su determinación de reducir la pobreza. Atender a la necesidades especiales de los países en desarrollo sin litoral y de los pequeños Estados insulares en desarrollo. Encarar de manera general los problemas de la deuda de los países en desarrollo con medidas nacionales e internacionales a fin de hacer la deuda sostenible a largo plazo. En cooperación con los países en desarrollo, elaborar y aplicar estrategias que proporcionen a los jóvenes un trabajo digno y productivo. En cooperación con las empresas farmacéuticas, proporcionar acceso a los medicamentos esenciales en los países en desarrollo. En colaboración con el sector privado, velar por que se puedan aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías, en particular, los de las tecnologías de la información y de las comunicaciones.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras