Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Fox y su Simpleza
Eduardo García Gaspar
19 septiembre 2005
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Sin duda, el nombre de Vicente Fox quedará en la historia mexicana como uno a recordar por dos razones principales. Una es la del candidato de oposición que ocupó por primera vez la silla presidencial después de setenta años del dominio de un partido de estado.

El hecho es histórico a más no poder y será guardado en los libros de historia del país, dándole una connotación positiva. La segunda razón es negativa.

Pasará a la historia como un presidente de escaso talento, que no comprendió el papel de realmente jugaban las consecuencias futuras de sus acciones. El hombre se perdió en los superficiales laberintos de las encuestas de popularidad y los vericuetos del marketing político, jugando incluso el papel de locutor de comerciales.

Quizá una gran muestra de la mentalidad de Fox esté contenida en su reciente propuesta de política energética: una mezcla de medidas intervencionistas con miedosas iniciativas de reforma.

Unas de sus medidas proponen el manipuleo de precios y subsidios de gas y electricidad, siguiendo el estilo antiguo del proteccionismo de decenios pasados. Las otras son medidas en las que propone que el sector privado participe tibiamente, o que llama a tener fuentes alternativas y comisiones de expertos.

La propuesta energética de Fox es, como digo, interesante por esa combinación de elementos intervencionistas muy clásicos del populismo del PRI en años pasados, cuando los precios eran manejados por la autoridad… más intentos de combinar inversión privada en las cuestiones energéticas y, desde luego, lo políticamente correcto de probar a la energía del viento (hasta donde sé demostrada como no confiable y cuando mucho secundaria a cualquier otro medio).

Un muy buen punto de evaluación de Fox fue tratado por S. Kalifa en una columna de Grupo Reforma (14 septiembre), señalando que un mérito de Fox ha sido gastar contando con recursos muy abundantes.

Según datos del columnista, la administración de Fox recibió ingresos por petróleo superiores en 43 mil millones a los que tuvo el gobierno anterior. A lo anterior, debe agregarse un rasgo terrible, el del miedo. Bajo la idea de preservar la paz social mexicana, su administración sucumbe a las presiones de cuanto grupo amenaza el orden. Esto se llama cobardía.

Debe recordarse la marcha de Atenco, con la que dio inicio este patrón de conducta: salir a la calle con machetes es tener la ley en la mano. A lo que debemos agregar el ruido que causó su esposa con sus pretensiones electorales, hasta que fue callada.

En las partes de finanzas públicas, es positivo que haya existido una aceptable disciplina fiscal, pero al mismo tiempo es obvia la desatención a asuntos de pensiones y quiebra de instituciones gubernamentales.

El resumen, insisto, el apellido Fox quedará en los libros de historia como el primer presidente después del dominio del PRI, pero hasta allí en la parte positiva. Ya que no es posible entrar en las neuronas de su cerebro para entenderlo, los columnistas tenemos que acudir a sus acciones para de allí tratar de entender su mente.

La impresión global es ésa, la de no haber entendido su papel en las consecuencias de sus actos. Mas preocupado con el corto plazo y con las encuestas, nunca apareció ocupado en el real papel del político, que es volver realidad lo posible. No lo pudo hacer porque nunca tuvo idea de lo que debía hacerse y, por ende de cómo lo debía hacer.

Sus ideas son tan vagas y mediocres como la de su propuesta energética y, pero aún, nunca supo que ya había ganado la presidencia, pues siempre se mantuvo en campaña, atacando sin razón a los demás partidos. Pero al final lo que importa más es lo que viene y no lo que pasó.

Tomando estos aprendizajes como punto de partida, parece razonable pensar en dos posibles consecuencias futuras.

Una es el encantamiento de la población por parte de un demagogo que capitalice la desilusión con Fox y base su gobierno en el populismo que pone en conflicto a sectores de la sociedad, una plataforma que es muy clara en la posición de López Obrador. La otra es la elevación del terreno político a niveles serios, como parece estar aparentando hacer uno de los precandidatos del PAN, Calderón.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras