Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Gobernante Rebasa a la Ley
Eduardo García Gaspar
17 febrero 2005
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Que México es un país de personas y no de instituciones, lo demuestra el personaje que ocupa la posición de alcalde de la capital. Ante la posibilidad de perder la protección que las leyes mexicanas otorgan a los gobernantes para no ser perseguidos por delitos, este hombre ha conformado un plan tan bueno para él como dañino para su país.

Si acaso llegara a perder esa protección legal, el fuero, y así poder ser entonces sujeto de un proceso legal, el torcido cerebro de López tiene un plan.

Quiere ir a la cárcel, pues nada como eso le serviría más para hacerse publicidad electoral. Las visitas diarias de los periodistas a la prisión serían aún más frecuentes que las actuales, a un personaje que tiene reputación de dar de comer en la mano a los medios, a muchos de ellos.

El alcalde aprovecha la ignorancia popular que no distingue entre perder el fuero o la protección legal y el resultado de un juicio. Puede ser desaforado, pero salir sin culpa del juicio.

Pero eso no lo sabe el ciudadano común y sin pena López aprovecha la ignorancia para vender la idea de que irá a la cárcel si se le retira el fuero. Más aún, siendo un hombre de una mente de un solo “track”, el de llegar a la presidencia de México, ya tiene desde luego su plan publicitario.

Para el día de la decisión de su posible desafuero ya tiene organizadas marchas de protesta a las que desde luego no llama marchas, sino concentraciones, aunque sean marchas en diversas partes de la Ciudad de México.

Ha aconsejado a sus partidarios defenderlo por la vía pacífica, lo que sea que ello signifique en un país en el que marchas con machetes son consideradas normales.

Más aún, ha pedido que realicen reales festines para reporteros: pancartas en casas y coches, listones de protesta en personas y cartas a medios de comunicación. Todo está listo para lo que pueda suceder en unos días más, por allí del 18 de febrero.

Y nada mejor podría sucederle a López que ser desaforado, pues recibiría millones de pesos en publicidad gratuita de medios en un país cuyos servicios informativos, en buena parte, parecen haber sido embrujados por el alcalde.

Mucho talento electoral si posee este personaje y lo ha demostrado con creces, pero talento administrativo y de político apenas tiene. Nadie es perfecto. Todas sus cualidades se ven reducidas a una habilidad notable en acciones electorales con una desilusionante incapacidad gubernativa.

La combinación es letal para un país al que le sobran personas sedientas de poder y donde escasean el talento político. López es irreconciliable enemigo de Fox, el presidente mexicano, que es sujeto frecuente de las críticas del primero, dejando claro eso de que se crítica al que ocupa el puesto que uno desea. Y Fox, con inocencia extrema, se toma el trabajo de contestar las críticas de su enemigo para con ello agregar visibilidad electoral a López.

Paradójicamente quizá, ambos, Fox y López, son similares: los dos iniciaron sus campañas por la presidencia con anticipación que a todos parecía exagerada y sin duda tienen talentos para campañas electorales. Al mismo tiempo, su talento político es en extremo reducido, es especial para la selección del personal que los rodea.

Sin embargo, hay un rasgo que parece distinguirlos. El descaro de López es ilimitado. Mientras Fox puede ser acusado de ser un optimista simplista que ha sido demasiado influido por el marketing y su esposa, López hace ley a la parte de la opinión pública a su favor. Si la opinión pública está en su contra, la hace de lado, como sucedió el año pasado con la más grande manifestación en esa ciudad, en contra de la criminalidad que azota a sus habitantes.

En la mente de López no existe otra cosa que llegar a la presidencia. Todo está por debajo de esa meta, la moral, la ley, el sentido común, todo absolutamente todo. Y lo ha logrado gracias a un curioso fenómeno: tiempo y espacio gratuito en los medios informativos mexicanos. En un país centralista es natural que los medios se concentren en la capital y de allí trasmitan al resto del país.

Es así normal que en todo el territorio mexicano se oigan noticias de la capital y no hay para los medios más fácil noticia que la diaria sesión de prensa del colorido personaje.

Las elecciones de 2006 presentarán para López el sueño de todo gobernante sediento de poder que entiende a la realidad como dividida en dos bandos, el que le favorece y el que formado por oscuros complots intenta acabar con él.

De llegara a ganar las elecciones presidenciales, vería en ellas no a un proceso democrático sino a la revelación de la voluntad divina que se ha encarnado en la mayoritaria. Y si llegara a perderlas haría uso ilimitado de maquinaciones en su contra con, desde luego, sus acciones de protesta… como lo está haciendo ahora mismo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



2 Comentarios en “Gobernante Rebasa a la Ley”
  1. Luis Aguilar Dijo:

    Y hasta en Contrapeso se logra colocar AMLO.

    Saludos y Felicidades por sus analisis. Es un placer para mí leer casi todos los días contrapeso.

  2. Pablo Velasco Ordaz Dijo:

    En realidad la mente del macuspanense Andrés López no es de un solo track, sino de ¼ de track, o sea su ÚNICO track posee una anchura de 25 por ciento de lo que tiene de amplitud un track normal, como el de V. Fox, cuya mente es de un solo track, pero de amplitud normal, según los parámetros y cánones técnicos de equipos y artilugios de grabación, videograbación y almacenamiento de textos, datos, imágenes, fotografías, videos, software, etcétera, en concordancia con la Norma ISO 9001 para este rubro:

    The FCC and the Media Bureau. The FCC has five Commissioners, each of whom is appointed by the President and confirmed by the Senate. Serving under the Commissioners are a number of Offices and operating Bureaus. One of those is the Media Bureau, which has day-to-day responsibility for developing, recommending, and administering the rules governing the media, including radio and television stations. The FCC’s broadcast rules are contained in Title 47 of the Code of Federal Regulations (“CFR”), Parts 73 (broadcast) and 74 (auxiliary broadcast, including low power TV, and translator stations). Our rules of practice and procedure can be found in Title 47 CFR, Part 1.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras