Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Gobernantes Juegan al Pesimismo
Eduardo García Gaspar
10 febrero 2005
Sección: LIBERTAD POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Quiero iniciar con información del Washington Post (25 enero), acerca de una encuesta realizada entre la población de raza negra de los EEUU: una parte de ella piensa que el SIDA es una conspiración en su contra por parte de su gobierno.

El estudio fue realizado por la Universidad Estatal de Oregon y la Rand Corporation. Las cifras en resumen son las siguientes: la mitad piensan que el virus fue creado intencionalmente. Más de una cuarta parte, que se creó en un laboratorio del gobierno y 12 por ciento que fue creado y difundido por la CIA. Poco más de la mitad, que la cura no se da a los pobres. Poco menos de la mitad, que quienes toman las medicinas son cochinillos de indias. Tres cuartas partes, que sí se está trabajando para la solución.

Ahora cambio de tema y tomo una encuesta de la BBC (25 enero), la que indica que los ciudadanos de las naciones investigadas sienten que la economía mundial está empeorando.

Pero que al mismo tiempo, el futuro personal tiende a mejorar. Se entrevistaron 23 mil personas en 22 países, antes del tsunami.

Más detalles: 13 países son pesimistas y 9 optimistas; en el total, 48 por ciento piensan que la economía de su país va hacia peor y 41 que va hacia mejor.

Pero el 47 piensan que su familia mejorará. Los países más optimistas fueron China, India e Indonesia. Los más pesimistas fueron Italia y México, pero especialmente Corea del Sur.

Quiero dejar claro que ambas encuestas son una representación numérica de percepciones, cosas que las personas creen y entienden y que no necesariamente son reales, es decir, verdaderas. El optimismo chino, por ejemplo, bien puede estar influido de manera importante por la propaganda de su gobierno, al igual que el pesimismo mexicano puede ser el producto de la situación política en este país.

Tomemos este último caso. La realidad del país en este momento puede ser inferida de un reporte del IMF de enero que tiene estas palabras.

“Después de tres años de actividad débil, la recuperación de la economía de México se fortaleció y amplio su base en la primera parte de 2004, con un crecimiento real que llegó a 3.8 por ciento en tasa anual.”

El crecimiento anterior fue de 1.3 en 2003 y de 0.6 en 2002.

“Se han elevado la confianza de las empresas y la inversión, los flujos de inversión extranjera directa se han fortalecido, las percepciones de México se han mantenido razonables y la modernización del sector financiero… ha continuado…”

Señala, además, la preocupación de una inflación aún un poco elevada. En fin, esta es la realidad, o al menos una parte sólida de ella. Pero la encuesta señala a México como uno de los países pesimistas.

La percepción es diferente a la realidad. ¿Por qué? Debe haber algunas razones que lo expliquen. Por ejemplo, una en la que creo y que es la patológica inclinación mexicana a ver todo con pesimismo. La otra, puede ser una opinión pública desinformada, que vive de lo sucedido en tiempos pasados de crisis.

Pero quiero apuntar otra razón que es más interesante. Me refiero al juego político democrático por el que las buenas noticias para un país son malas noticias para los partidos que no están en el poder. En México, ese reporte del IMF resulta bueno para el PAN, que tiene su hombre en la presidencia, pero malo para el PRI y para el PRD que no lo tienen y lo ansían.

La consecuencia de esto es predecible. Sucederá en todas partes lo que ahora sucede en México. El presidente presume los logros, que son ciertos, aunque no necesariamente tiene mérito por ellos; y los opositores de inmediato niegan la realidad encontrando algún dato malo, que siempre los hay.

Por ejemplo, que el TLCAN ha afectado negativamente al campo, una verdad parcial, tan parcial que es falsa, pero no importa, se apoyan en eso para hacer ver mal a la economía y al opositor.

Es por esto que los ciudadanos en los regímenes democráticos se enfrentarán siempre a versiones opuestas de la realidad y deberán ellos tener el talento para distinguir entre la propaganda política y la realidad. El gobernante negará la realidad si ella va en contra suya y la exagerará si va en su favor.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras