Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Las Leyes de la Economía
Eduardo García Gaspar
26 mayo 2005
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Cuando se habla de leyes, claramente hay que distinguir entre dos grandes categorías, las leyes que descubrimos y las leyes que hacemos. Por obvia que sea, no todos aceptan esa distinción y piensan que algunas leyes que descubrimos las podemos cambiar a nuestro antojo. Error grande.

Las leyes que descubrimos son ésas que pertenecen a las ciencias y nos explican cómo funciona el mundo, o la Creación, en términos cristianos. Son las leyes de la Física, de la Química y todas ésas que los hombres de ciencia van literalmente descubriendo y afinando.

En esto no puede haber, me parece, discusión. Son leyes que debemos respetar so pena de cometer graves equivocaciones. Nadie va a diseñar un avión sin respetar principios físicos.

Las otras leyes son las que hacemos, ésas que nos sirven para gobernarnos, que conocemos como Derecho y que suele clasificarse como natural o positivo. Estas leyes pueden ser violadas por voluntad propia de una persona. Las leyes naturales no.

Se puede violar una ley que castiga el exceso de velocidad, pero no se puede violar la ley de gravitación. Tampoco hay aquí problema y, presupongo, todos estamos de acuerdo en esto.

Y sin embargo, hay un problema en un terreno, el de la conducta humana estudiado por la Economía, donde también existen leyes o principios, pero que algunos piensan que pueden violarse sin consecuencias. Lo que le propongo es simple:existen principios económicos que deben considerarse como leyes que se descubren y deben respetarse, no como leyes que se hacen y pueden violarse.

Ningún humano emitió la ley de la oferta y la demanda. Ella sencillamente fue descubierta, poco a poco y no hay otro remedio que sujetarnos a ella.

Si un gobierno, por ejemplo, decreta que la educación universitaria es gratuita será natural que el número de estudiantes sea mayor que en el caso de que esa educación tuviera un costo. Así es nuestro mundo y no hay más que reconocerlo.

En Economía las cosas se complican por una razón: la experimentación es casi imposible, como no lo es en otras ciencias. Eso hace a la Economía compleja y presa de opiniones infundadas. No hace mucho que recibí un correo de una lectora que decía,

“usted es un ser insensible que ignora la necesidad de ayudar a los pobres así sea violando las mal llamadas leyes económicas que usted sostiene como principios cuando no lo son. La urgencia de ayudar a los pobres no puede sujetarse a la oferta y a la demanda, ni a los peligros de la inflación que puede causar la impresión de dinero intencional por parte del gobierno.”

La carta abundaba en epítetos que no puedo reproducir aquí, sosteniendo que las leyes económicas eran un “invento de los privilegiados para hacerse más ricos y poderosos a costa de la miseria de los demás.”

Es a esta manera de pensar a la que me refiero, la de personas que ignoran que la realidad de nuestro mundo, en economía, también tiene sus leyes.

Complejas, difíciles, multivariables, pero ciertas. Si, por ejemplo, imprimir dinero fuera la solución de la pobreza, hace varios siglos que ella ya no existiría. Pero existe y la impresión de dinero, crea más pobreza… aunque se insista que no.

Son personas, como la que escribió ese correo, las que sin quererlo y con buenas intenciones violan leyes económicas que producen peores males que aquellos que pretenden solucionar.

Las fallas del comunismo, en buena parte, fueron de este tipo: acciones económicas que violaban leyes económicas. Las fallas del socialismo, un poco menores, son de la misma naturaleza.

Todo esto suena teórico, pero nos pegará en la realidad. Las elecciones de 2006 verán candidatos que dirán que esas leyes económicas pueden violarse sin consecuencias… que es como decir que se puede desafiar a la ley de la gravitación universal. Y entre un electorado ansioso de fantasías imposibles, esas promesas irreales serán creídas.

Ya se oyen promesas de gobiernos que dan pensiones, que regalan cosas, que otorgan derechos y otras que son imposibles. Nuestro mundo tiene leyes que no podemos violar y si lo hacemos, sin remedio pagaremos las consecuencias.

Ya nos ha sucedido esto, muy claramente con los sexenios del populismo, cuyos presidentes creyeron que esas leyes económicas no existían. Si queremos prosperidad no hay más remedio que reconocer esas leyes y respetarlas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



8 Comentarios en “Las Leyes de la Economía”
  1. p@m Dijo:

    tienen que ser más claros al publicar el articulo colocar especificamente lo que se busca como las leyes de la economia… NOTA DEL EDITOR: vaya a http://contrapeso.info/2006/escuela_austriaca_de_economia/

  2. karen Dijo:

    quiero saber la diferencia entre las leyes de las ciencias naturales y las leyes de la economia (algo resumido por favor). NOTA DEL EDITOR: ése es un trabajo suyo, no nuestro.

  3. nelver Dijo:

    nesecito conceptos , definiciones y categorias de terminos economicos y contables para poder hacer trabajos y comparaciones no mucho palabreo. NOTA DEL EDITOR: ¿algo más?

  4. Abel Dijo:

    Me sirvió mucho, soy un muchachillo de 14 años que hace una tarea y bueno no soy conocedor de esto, pero me llamo la atención, la ley de oferta y demanda, ¿Existen otras leyes económicas que tengan su propio enunciado?, he tratado de buscarlas pero no encuentro, no es por pereza si no que es mas falta de tiempo con otras materias. NOTA DEL EDITOR: explore temas en http://contrapeso.info/seccion/economia/ y lea Economía en Una Lección de Henry Hazlitt… para empezar.

  5. Führer Dijo:

    y en que parte esta lo que indica el titulo? (leyes económicas) no mencionan ni una?

  6. andres Dijo:

    En mi opinion, que es tan respetable como la suya, jamas se podra equiparar una ley economica a una ley que se “descubre”… Las leyes economicas nacen de los hombres para favorecer a aquellos que tengan el capital para invertirlo, hacer que circule y regrese al punto de partida con un mayor volumen… ¿Sabia usted que esas leyes que usted declara como inviolables matan millones de personas en latinoamerica y en sudafrica para que el rico pueda comprar el yate?Ninguna riqueza en el mundo es inocente, las empresas que se acogen a esas leyes asesinan campesinos, lideres sindicales, indigenas, niños por efecto del hambre en los barrios marginales y todo con la conciencia tranquila, ellos simplemente patrocinan grupos al margen de la ley y pagan todos los dias para que el conflicto jamas se acabe. Asi logran minimizar el costo en materias primas, sacar el mayor margen de utilidad y vender a precio de oro la estupides que en la vitrina exhiben.

  7. Alberto Arévalo Mendoza Dijo:

    Hay una ley que todos los gobiernos o estados deben respetar si quieren hacer un desarrollo sostenible, esta ley es conocida empíricamente por todas las amas de casa pero que se debe aplicar en cada acto económico que realicemos tanto en forma persona como institucional esta LEY lo enunciamos así “NO SE PUEDE GASTAR MAS DE LO QUE TENEMOS” esta ley es lo que los gobiernos socialistas no conocen, pues creen que los estados no quiebran y allí vemos a la URSS y todos los gobierno de órbita marxista Yugoeslavia, Checoslovaquia, Alemania Oriental, Hungría, etc,etc….., incluso ahora aquellos paises ricos que aplicaron la política del “Estado de Bienestar” otorgándoles pensión viva es decir que gana como si estarían en actividad, recorte de horas de trabajo, vacaciones para el espóso cuando la esposa da a luz y otros beneficios ahora se encuentran en serios problemas porque no es sostenible en el tiempo mas cuando la población envejece.

  8. Eduardo Conejo Dijo:

    esta informacion no sirve de nada.. quien lo escribio? un niño de cuatro años?





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras