Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Mi Verdad, tu Verdad
Selección de ContraPeso.info
31 marzo 2005
Sección: FALSEDADES, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Uno de los temas de actualidad y sobre el que jamás pensé escribir era el de Michael Jackson, el cantante norteamericano venido a menos y convertido en un venido a más sujeto de controversias públicas.

Su situación legal, pasada y presente, ha creado una fuente ilimitada de material superfluo para medios inútiles destinados a mentes incompetentes —no parece razonable usar la mente humana para conocer, pensar, escribir y conversar sobre un tema como el de ese personaje.

Pero nuestro mundo es imperfecto y los tiempos y espacios dedicados por los medios al tema lo ejemplifican. Varios medios, que escaparon a mi control, hicieron llegar a mí noticias al respecto —y en tres de ellos había un común denominador que sí merece una glosa que llega a regañina.

En los tres medios se mencionaba explícitamente la idea de que tal cantante debía exponer “su verdad.”

Sí, hablaban esos medios de que existían varias verdades, la del personaje, la de los testigos e incluso la que quienes al respecto tenían alguna idea. La superficialidad de los reporteros que hablaban de “su verdad” es irrebatible.

Quizá sucumben a las tentaciones de palabras que no entienden pero que suenan bien; tal vez su cerebro no da más; seguramente no han leído y sin pasaron por alguna institución educativa, ella no dejó huella de consideración.

Verdad es la correspondencia entre lo que tengo en mi mente y lo que está allá a fuera. Verdad es que ahora está lloviendo, mientras escribo esto —lo que digo es verdad porque corresponde a lo que sucede, a lo que es real.

Y para eso se reúne un tribunal, para intentar llegar a determinar la verdad acerca de las acusaciones que se le hacen al cantante —es la verdad la que se intenta encontrar y ella es única, no hay varias verdades.

Si las hubiera, el juicio no tendría sentido, cosa que esos reporteros parecen no comprender. Lo que el cantante tiene es su versión de la realidad, al igual que los otros testigos, cada uno con versiones personales, y no verdades. Desde luego, una de esas versiones puede coincidir con la verdad, es decir, lo que realmente sucedió.

De eso exactamente se trata el juicio, de dar un veredicto en concordancia con lo que puede determinarse como real, como verdadero. Implicar lo contrario es educar a las personas en el error. Comete un error mayor el medio que hace eso que el profesor que abiertamente dice que no hay verdades absolutas.

Cuando un escritor o filósofo dice que cada quien tiene su verdad, lo hace abiertamente, sin disimulo. Él es franco y abierto, pero cuando un medio habla como hablaron esos, hacen un daño mayor, pues su afirmación es subrepticia y furtiva —dan por supuesto que cada quien tiene su verdad, lo que es falso, pero quien lee eso no pone atención en esa hipótesis, sino en la noticia —y le pasa desapercibida la engañosa idea que le da sustento.

Esos medios deseducaron a más de uno con sus contenidos. La conclusión repercute hasta las raíces mismas de los planes de estudio de las instituciones que ofrecen crear profesionales de la comunicación: deben ellas de incluir lo que yo llamaría cursos de sentido común, con la idea de crearles un bagaje cultural que les impidiera cometer errores como el que señalo.

Equivale mi propuesta a enseñarles algo de filosofía, de lógica, de ética, de economía, de política y de otras materias —porque de otra manera ellos no pueden dominar el contenido de eso que comunicarán… y comunicarán basura.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras