Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Neoconservadores
Eduardo García Gaspar
1 abril 2005
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Aún no forma parte común en el lenguaje político de América Latina y quizá lo haga en algún tiempo futuro. Algo similar a lo que pasó con “neoliberal”, pero que curiosamente no ha sucedido con los socialistas más modernizados, que bien llamados serían “neosocialistas.”

Quizá convenga repasar esta posibilidad. Puede quizá aceptarse que el libro inicial que contiene una especie de exposición de principios de estos conservadores sea el de Russell Kirk, The Conservative Mind, de hace ya buenos años.

Es una larga exposición, bien escrita y erudita, acerca de autores y pensadores que pueden ser considerados de esa corriente, iniciando con el padre de todos ellos, Edmund Burk. En ese libro se tiene mucho cuidado en exponer que el conservadurismo no es una ideología establecida, con principios y dogmas desarrollados, al estilo del marxismo o del socialismo tradicional.

Es más bien una forma de ser, variada en posiciones y con algunos principios rectores como el respeto por la tradición y análisis muy refinados de la realidad. El tema ha cobrado importancia en los EEUU al asociarse la segunda victoria electoral de George W. Bush con esa manera de pensar, pero ahora llamada neoconservadurismo y mencionada no tan machaconamente como el neoliberalismo.

Por lo pronto, quedémonos hasta aquí con que no es una forma de pensar claramente definida y que ella ha sido descrita como una actitud que pueda dar cabida a algunas opiniones divergentes acerca de un tema concreto. Por ejemplo, sería admisible que con respecto a la pena de muerte, un neoconservador estuviera en contra y otro a favor.

Pude averiguar de algún material sobre el tema, pero no creo que lo pueda consultar a la brevedad, sin embargo está un libro que se llama The Neocon Reader, de Irwin Stelzer y con escritos de Irving Kristol, quien es considerado como el gran impulsor de esto.

Puedo equivocarme en este terreno tan resbaladizo, pero creo que hay ciertos comunes denominadores en esta manera de pensar. Ya mencioné uno de ellos, el respeto a la tradición.

Un neoconservador tiende a dar un lugar preponderante a lo hecho y pensado por las generaciones anteriores y por eso será un tipo que exprese grandes sospechas ante las ideas de sociedades nuevas que cambiarán al mundo.

De ellas pensará que son más bien utopías que pecan de soberbia. Igualmente, no sería sorprendente que un neoconservador sea un tipo desconfiado de los grandes programas sociales de los socialistas, a los que verá como peligrosas herramientas que socavan la individualidad de las personas volviéndolas dependientes de la autoridad.

Lo que me lleva a otra posible idea común del neoconservador, la de la responsabilidad personal y por eso, la noción de aplicar la ley y vivir en un estado de derecho. Un neoconservador verá con escepticismo las nociones de culpas colectivas que obligan a las personas a cometer delitos de lo que no se les puede hacer responsables.

Este tipo querrá que los delincuentes sean castigados porque ellos cometieron una falta consciente y voluntaria, de la que se deriva una responsabilidad que no puede ser trasladada a nadie más.

Supongo que en el terreno económico un neoconservador esté muy cerca de la mentalidad de mercados libres y coloque gran énfasis en las acciones de los emprendedores y empresarios, viéndolos como los gatillos que en realidad disparan a la economía.

Posiblemente no sea un liberal tradicional en economía, pero sí se colocará cerca de esa posición. En otras palabras, es una persona que está alejada de las políticas colectivistas.

En política internacional, los neoconservadores podrán tener una variedad de posiciones con respecto a asuntos concretos. Unos podrán aprobar la guerra en Irak y otros no, pero en lo general estarán de acuerdo en temas como una ONU demasiado blandengue y consecuente con sistemas autoritarios y como la politización de la idea de derechos humanos.

Pues allí lo tiene, un intento razonable de pintar la idea de ese término que está naciendo en algunas partes y que probablemente se popularizará en las bocas de la izquierda para las que una mentalidad de este tipo constituye un enemigo claro e identificable. Es una buena oportunidad para examinarse uno mismo en los valores personales y quizá concluir o no que se tienen algunos rasgos de estos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Neoconservadores”
  1. Miguel Piaggio Dijo:

    Me alegra contar con una página tan interesante y llena de contenido revelador. Este artículo refleja el modo de pensar de todo libre pensador que no encuentra consistencia en las corrientes tradicionales del pensamiento político.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras