Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Neoliberalismo
Santos Mercado Reyes
4 enero 2005
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en:


El concepto de libertad que promueve el neoliberalismo es claro y preciso. Para entenderlo se requiere contar con la definición de neoliberalismo.

Así que empecemos por recordar que el neoliberalismo es la filosofía que tiene por fundamento el principio de respeto a la propiedad privada. Respetar el principio de propiedad privada quiere decir que ningún hombre o institución tiene el derecho de confiscar las pertenencias de otro. Pertenencias o propiedad privada requiere también una definición precisa.

Los zapatos que usted calza son propiedad privada de usted si los adquirió mediante intercambio libre y voluntario y además, si usted los puede vender, rentar, alquilar o destruir sin que ningún individuo o institución tenga el derecho de impedirle. En una sociedad donde reine el principio de propiedad privada todos los individuos tienen que respetar la vida y patrimonio de sus vecinos, nadie puede expropiar, nacionalizar, confiscar, arrebatar la vida o propiedad del otro.

Si en algún lugar, hay gente que se toma la libertad de robar, secuestrar, matar a otros, quiere decir que allí no reina el principio de propiedad privada, no hay neoliberalismo. Nótese la importancia crucial que ocupa el principio de propiedad privada.

Ahora podemos pasar al concepto de libertad en el sistema neoliberal: Usted es libre de hacer lo que se le de la gana siempre y cuando no viole el principio de propiedad privada. Así de claro, así de preciso.

Pero veamos las implicaciones profundas de esta definición. Si a usted le da la gana de ponerle un cerillo al sombrero que compró la semana pasada, tiene que preguntarse si tal acción está dentro del margen de libertad que proporciona la filosofía neoliberal. Todo lo que tienen que hacer es preguntarse si hay alguien que se siente perjudicado por la acción que usted pretende tomar. Si no hay nadie, usted puede tomarse la libertad de quemar su sombrero.

Vea usted que esa libertad está condicionada por el tiempo, espacio y, sobre todo, por el sentir de los demás. Por ejemplo, no es lo mismo quemar su sombrero en la azotea  que dentro de un elevador repleto  de gente. En este último caso, aunque usted pueda demostrar fehacientemente que el sombrero es de su propiedad, no podrá ejercer la libertad de hacerlo carbón en ese momento, pues daña a los demás.

Supongamos que ahora se le ocurre, poner un negocio para alquilar su sombrero a un dólar la hora. ¿Puede usted darse la libertad de poner ese negocio? Nuevamente, usted debe preguntarse si con ello está dañando a alguien, si no hay ofendidos, usted debe darse la libertad de poner su negocio y nadie debe tener el derecho de impedirle.

Supongamos que surgiera algún individuo que se siente afectado por su negocio de alquiler. Lo conducente es que dialoguen los dos para analizar sus razones. Si no llegaran a un acuerdo, sólo entonces podría aceptarse la intervención de un tercero: un jurado, un juez o una corte para dirimir el asunto. Los gastos de esa corte no deben recaer en la sociedad.

Como puede ver, el concepto de libertad neoliberal está estrechamente ligado al principio de respeto a la propiedad privada. Usted no debe tener limitación alguna para hacer, deshacer, construir, vender, comprar, regalar, estudiar, descansar, brincar, etcétera si  puede garantizar que su acción o decisión no perjudica a terceros.

Usted no puede darse la libertad de coaccionar a otro para que haga lo que no es su voluntad hacer (esclavismo) pues estaría violando el principio de propiedad privada, esa libertad está fuera del concepto neoliberal. El concepto de libertad neoliberal es algo extremadamente novedoso. Paradójicamente, cualquiera está dispuesto a aceptar que todo mundo respete nuestra vida y patrimonio, pero cuando se trata de aplicar ese  principio a los demás, ya no somos tan estrictos. Esto requiere aprendizaje.

En resumen, la libertad neoliberal se puede parafrasear como: “Mientras respetes la propiedad ajena, haz lo que se te dé la gana”.



3 Comentarios en “Neoliberalismo”
  1. elizabeth Dijo:

    es una basura todo lo quien dice deberian de ponerse a hacer algo productivo y no perder el tiempo en pendejada bueno digo. NOTA DEL EDITOR: y quizá sea bueno aprender a ordenar pensamientos y redacción, digo yo. El empleo de lenguaje soez es una indicación de carencia de análisis.

  2. COSSY Dijo:

    gracias! me sirvio de mucho su informacion,pero mas que nada lo que me gusto es esa forma tan sencilla de darle explicacion a las cosas.muy entendible para poner en practica.

  1. Segregación escolar como expresión de la escuela capitalista | Fuerza Universitaria Rebelde |




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras