Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
No Leyó el Francés
Eduardo García Gaspar
16 febrero 2005
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SOCIALISMO
Catalogado en: ,


Pues siempre no y va para atrás la cosa. En 1999 sucedió algo curioso en Francia. Sus gobernantes socialistas no leyeron a Bastiat un gran paisano suyo, el que vivió unos 150 años antes.

Y por no leerlo cometieron un error que ahora quieren remediar. En ese año el gobierno socialista francés decretó que la jornada laboral sería de 35 horas y no de 39.

El razonamiento central para hacerlo era sencillo: una jornada laboral más corta crearía la necesidad de contratar más empleados y trabajadores, lo que reduciría el desempleo. Desde luego pensar así es más o menos creer que deben inventarse toallas para lavar en seco.

Las consecuencias de esa medida artificial eran obvias para todos los que tuvieran un poco de sentido común.

Se creía que esa medida crearía unos 700 mil empleos más. A principios de 2003 escribí acerca de esto diciendo que,

“Si usted reduce la jornada de trabajo semanal en cuatro horas y crea 700 mil empleos, debe ser cierto que cada hora reducida produce 175 mil nuevos empleos. Por tanto, si usted baja la jornada laboral de 39 a 29 horas, se crearían 1 millón 750 mil nuevos empleos.”

Fantasía pura, dije, y por la que varios me pusieron como piso de gallinero.

El pasado 8 de febrero el Wall Street Journal reportó que el gobierno francés quiere echar marcha atrás a esa reducción de la jornada de trabajo. No dio resultados.

El desempleo sigue siendo del 10 por ciento y la productividad ha caído más de 4 por ciento, contra un incremento de 6 en EEUU. Su economía no anda bien, quizá creciendo algo más del 2 por ciento en 2005, la de EEUU más del doble.

No es noticia que eso pasara. Se sabía de antemano. Es lo que les sucede a los que no leen. La real noticia es que se tomaran cartas en el asunto y existan intenciones de corregir el error, lo que me lleva a la idea central de esta segunda opinión: realizar actos tontos como ése es algo a lo que son proclives los gobernantes ignorantes, es sencillo cometer esas boberías… lo difícil es corregirlas.

En Francia les costará mucho esfuerzo echar marcha atrás. Por lo pronto ya hay protestas en las calles.

Hay gobernantes ignorantes de izquierda y de derecha. La estulticia no tiene signos políticos y, más aún, no es una cuestión de ser socialista o liberal o conservador  o lo que usted quiera.

Es un asunto de analfabetismo y de irresponsabilidad. Si alguien piensa que reduciendo por decreto la jornada laboral se crearán más empleos, es él ignorante y si implanta la idea entonces es irresponsable.

Los actos irresponsables de gobierno tienen por tanto dos facetas muy claras. Una es la natural que todos podemos ver: los malos resultados de las decisiones tomadas. Las metas buscadas no se alcanzan y, peor aún, suelen crear efectos negativos no intencionales.

Por ejemplo, en Francia no se abatió el desempleo y, además, la productividad se redujo. La otra faceta es la que más importa en realidad y es la siguiente: la dificultad de desmantelar la estructura creada por esa decisión errónea, es decir, el error será fácilmente visto, pero corregirlo no será sencillo.

A lo que voy es a establecer una especie de ley o principio que sostiene que los errores cometidos por los gobiernos tenderán a ser mantenidos incluso a pesar de que se sepa que causan problemas. La reforma agraria mexicana es un buen ejemplo de esto.

Ella se mantuvo a pesar de elevar precios de comestibles y reducir el nivel de vida de los mexicanos. Y es que esas medidas erróneas en sus inicios suelen ser vestidas con ropajes de enorme valor político que se tornan símbolos.

Otro caso mexicano que ilustra eso es PEMEX, el monopolio petrolero propiedad del gobierno mexicano. En su sentido práctico, debe ser privatizado para poder ser mejorado y no lo es por su valor político, al menos en buena parte. En ese monopolio se ha encarnado la mala definición que de soberanía tienen muchos mexicanos. Y así, la bobería se mantiene contra todo sentido práctico.

Por cierto, finalmente, los gobernantes franceses no leyeron a Bastiat, su paisano. Tampoco creo que lo hayan leído sus colegas mexicanos y los de muchas otras partes. No fue Bastiat un economista original, pero sí fue un escritor claro que todos entienden.

Post Scriptum

El 11 de febrero, la OCDE reportó lo siguiente en un comunicado de prensa.

OECD Standardised Unemployment Rate Falls to 6.7% in December 2004

The standardised unemployment rate for the OECD area(1) fell to 6.7% in December 2004, 0.1 percentage point lower than the previous month and 0.3 percentage point lower than a year earlier.

In the Euro area, the standardised unemployment rate was 8.9% in December 2004, 0.1 percentage point higher than the previous month but the same rate as a year earlier. The United States’ standardised unemployment rate for January 2005 fell to 5.2%, 0.2 percentage point lower than the previous month and 0.5 percentage point lower than a year earlier. For Japan, the rate was 4.4% in December 2004, 0.1 percentage point lower than the previous month and 0.5 percentage point lower than in December 2003.

In December 2004, the standardised unemployment rate in France was 9.7%, 0.1 percentage point higher than the previous month but the same rate as a year earlier. In Germany, the rate was 10.0% in December 2004, 0.1 percentage point higher than the previous month and 0.4 percentage point higher than in December 2003. In Canada, the standardised unemployment rate remained at 7.0% in January 2005, 0.3 percentage point lower than a year earlier. In October 2004, the rate in the United Kingdom was 4.6%, 0.1 percentage point higher than the previous month but 0.3 percentage point lower than in October 2003. In June 2004, the standardised unemployment rate in Italy remained at 7.7%, 0.9 percentage point lower than a year earlier.

The standardised unemployment rates for the other OECD countries are available at www.oecd.org/statistics/data (Frequently Requested Statistics).

———————————-

(1) The OECD area in this press release covers the 27 OECD member countries for which standardised unemployment rates have been estimated. These comprise the 12 member countries of the Euro area plus Czech Republic, Denmark, Hungary, Norway, Poland, Slovak Republic, Sweden, Switzerland, United Kingdom, Canada, United States, Australia, Japan, Korea and New Zealand. Monthly figures include OECD Secretariat estimates for countries which only compile quarterly rates.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras