Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Nueva Religión
Leonardo Girondella Mora
27 octubre 2005
Sección: ECOLOGIA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


El 25 de septiembre, DiarioExterior.com, de España, publicó una entrevista con Michael Crichton, el autor de libros como Parque Jurásico y el reciente Estado de miedo, publicado por Plaza & Janés/Edicions 62.

El libro está en mi lista futura de lecturas posibles. Según la entrevista, en la nueva obra el autor trata la amenaza de los ecologistas terroristas.

Se reporta allí que,

“La obra ha recibido duras críticas por exponer la idea de que no tiene lugar un cambio climático originado por el hombre. En ella se ataca a los ecologistas y al lobby político-jurídico-mediático que ha mantenido el catastrofismo ecológico, una idea que habría nacido con la caída del muro de Berlín para mantener el necesario estado de miedo.”

Comparto con Crichton algunas ideas centrales que reproduzco aquí de manera puntual añadiendo comentarios míos.

• Las fantasías de catástrofes con el tema del fin del mundo son de tal manera fascinantes que es regla normal encontrarlas sin falla en cada momento de nuestra historia. En los 50 y 60 se creía que el mundo acabaría con una nueva era del hielo. Ahora terminará con un calentamiento.

Crichton, como muchos otros con criterios razonables, recomienda consultar a Björn Lomborg, autor de El ecologista escéptico para acabar con la creencia de inevitabilidades absolutas y evidencias contundentes —el asunto es muy complejo y no sabemos mucho de él.

• Las predicciones de cambios de temperatura están basadas en modelos que son simulaciones —y los modelos no son perfectos, ni tienen poder absoluto de predicción. Muchos cálculos indican que la temperatura de la tierra en los últimos 100 años se ha elevado medio grado en promedio. Los promedios dependen de los lugares en la tierra en los que se tome la temperatura. Los modelos, por si fuera poco, tienen una predisposición a exagerar sus proyecciones.

• Crichton dice que si una empresa proyecta sus utilidades o beneficios a varios años, nadie le creerá, pero si estarán dispuestos a creer una proyección de clima a 20 o 30 años. El caso es peor aún, creo, pues si nos quejamos de que los servicios meteorológicos no son capaces de decirnos el clima de mañana, sería lógico que menos aún les creyésemos sus pronósticos del año siguiente y aún menos los de 20 años adelante.

• Chrichton dice en resumen que la historia sobre el final del fin del mundo atrae la atención y se vende mucho entre el público, pero que si alguien dice que las cosas van bien y están mejorando, entonces la lectura se vuelve aburrida. Es una noción interesante y que señala que nos atraen más las tragedias que las buenas noticias —quizá sea eso lo que explica la atracción de las películas de miedo.

• Quiero añadir una pieza adicional. Las teorías del calentamiento global tienen una ventaja impresionante, pues ayudan a explicar los cambios en el clima y como el clima siempre está cambiando, las personas encuentran una explicación rápida en la teoría de moda.

Por esto es que Katrina y Wilma de inmediato son explicados como producto del calentamiento del planeta —hace 50 años de seguro hubiera sido explicado por su enfriamiento.

• Crichton reconoce abiertamente ese atributo del clima: cambio constante. Añado que incluso cabe la noción de ciclos, unos de corta duración, de unos 50 años, pero otros de varios siglos. ¿Cómo saber en qué parte de qué ciclo estamos? No hay mucha información al respecto. Y esto se complica con algunos efectos benéficos de temporadas fuera del promedio que conocemos.

Crichton dice,

“Hubo más inundaciones en California y algunos otros efectos negativos: pero a nivel global los inviernos fueron más suaves y se ahorró en calefacción, las cosechas fueron mayores y el efecto total fue un beneficio de 4.000 millones de dólares.”

• Luego Crichton repite lo no muy conocido del DDT. Su prohibición extrema ha hecho que de nuevo aparezca la malaria y esa enfermedad es mortal. Hay personas que a pesar de eso presionan para que no se use.

• El nuevo libro habla de “cómo el miedo a un desastre climático sustituyó en 1989 al miedo a la guerra fría. Y luego ha venido el terrorismo. Los personajes aseguran que se trata de crear estados de miedo entre la población para controlarla.”

Puede ser una ficción interesante, o al menos emocionante y tal vez sea divertida —aunque sigo sosteniendo que los novelistas no son buena fuente de información. Para conocer de algo, lo mejor que puede hacerse es evitar las películas y las novelas, para irse a libros escritos por profesionales de la materia.

• Añado un punto adicional que en la entrevista se trata poco hacia el final. Quizá puede llamarle “politización” del problema ficticio. Si un político no tiene un problema, lo inventa leyendo algunas estadísticas y luego quiere resolverlo diciendo que los políticos actualmente en el poder no están atendiendo este problema que él ha fabricado.

Más tarde, algunos reporteros toman ese problema y eso les sirve para atacar a los gobernantes con los que ellos no simpatizan. La exposición de los medios es tan grande que los lectores comienzan a creer que el problema es cierto y dan la razón a los opositores.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras