Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Pesadillas de Partidos
Eduardo García Gaspar
9 diciembre 2005
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Las elecciones son ganadas por los políticos más conocidos y es por eso que la pesadilla de todo gobernante en potencia es ser menos conocido por su rival. Entre candidatos con niveles iguales de conocimiento gana aquel que esté menos relacionado con ideas que los ciudadanos consideren en extremo negativas.

De acuerdo con lo anterior, la situación actual en México es por demás interesante. Comencemos por lo obvio, descartando a los partidos menores que se han puesto en subasta para sumar con los tres grandes y concentremos la atención en estos últimos.

Hay dos piezas de información que ilustran una situación actual que rompe con una percepción pasada. Hace no poco, el candidato del PRD era visto como indestructible, palabra que él mismo usó.

Ahora, ya no lo es. Una encuesta de Grupo Reforma colocó al candidato del PAN en un empate práctico con el del PRD, es decir, contó la historia de un PRD lejos de ser indestructible. Pocos días después, El Universal del Distrito Federal produjo resultados que mostraban diferencias 40 por ciento para el PRD y 31 para el PAN.

Es decir, aún había diferencia, pero ella era menor. El común denominador de las dos encuestas es sin embargo, el mismo: el candidato del PRD está lejos de ser indestructible y muestra resultados a la baja. Es natural que así suceda, pues disfrutó de una plataforma gratuita como jefe de gobierno del DF y no tenía oponentes conocidos en frente. La situación ha cambiado y los números así lo muestran.

Si ambos son igual de conocidos entre la población y también lo es el candidato del PRI, los tres parten de bases iguales en la competencia electoral y su lucha se concentrará en buscar preferencia del electorado, pero sobre todo en mantenerse alejados de situaciones por las que ese conocimiento pueda ser asociado con elementos percibidos como negativos por la población que vota. Y esto es lo realmente interesante.

Lo es porque plantea posibilidades de pesadilla para cada uno de ellos. Empecemos por la pesadilla del PRI y que es la natural, la de ser asociados con la corrupción y el partido de estado en épocas idas, además de un candidato no precisamente popular. Si hay algo con que se puede atacar al PRI es la corrupción. Las fortunas de sus políticos son legendarias muestras diarias, incluyendo el departamento de casi un millón de dólares del candidato del PRI.

No extrañarán nuevas revelaciones en el futuro y eso lo dañará severamente. El PRD tiene muchos puntos débiles muy explotables: opacidad de información, relaciones con Hugo Chávez, una propuesta económica atrasada y un candidato con delirio de persecución. Habrá mucho de donde escoger para atacarlo desde los centros de campaña de sus dos oponentes. La defensa del PRD seguirá basándose en sus puntos contra la corrupción y su apoyo a un gobierno redistribuidor de la riqueza.

El PRI, por su parte, se defenderá sobre bases pragmáticas de experiencia de gobierno y vaguedad de promesas, más su máquina electoral nacional. El PAN, por su lado, me parece una posición cuya principal debilidad es su asociación con la presidencia de Fox, considerada por los votantes como fracasada, pero menos de lo que dicen los medios.

La aprobación de Fox en las encuestas no está mal. Puede atacarse, quizá, la personalidad gris anterior de su candidato, pero no creo que haya mucho más que eso. Y el PAN basará su estrategia, quizá, en una visión de futuro democrático, de seguir avanzando. En resumen, creo, puede verse una carrera presidencial muy pareja, pero con PRI y PRD en situaciones más riesgosas de ser asociados con ideas no deseadas por el electorado.

Esto coloca al PAN, en mi opinión, ahora, con una ventaja importante potencial para el arranque de las campañas a mediados de enero. Pero hay otra variable de consideración. En las campañas electorales hay que esperar lo inesperado: la revelación sorprendente, el error serio de un candidato, el sobresalto de última hora… todo eso que puede cambiar las cosas al final.

Las campañas se pierden por errores más que ganarse por aciertos, así que lo que debemos esperar es una andanada de ataques entre los candidatos y quizá una discusión ordenada de ideas. Lo cierto es que ahora mismo, no hay un ganador claro.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras