Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Piel Delgada Del Latino
Eduardo García Gaspar
7 abril 2005
Sección: NACIONALISMO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Recuerdo haber leído hace ya mucho tiempo una idea que quiero compartir con usted, obviamente distorsionada por el pasar del tiempo y no haber encontrado la fuente original.

La idea es fascinante: una parte de la culpa de los malos gobiernos en América Latina es la extrema sensibilidad de sus habitantes, quienes son incapaces de soportar las más mínimas críticas. En otras palabras, el latinoamericano, no expresa sus opiniones cuando teme que puedan ofender a los demás.

Hay variaciones regionales fuertes, sin duda, pero el síndrome se mantiene. Hay algo en la gente de esta parte del mundo que le hace ser extremadamente delicada en su trato con los demás, cuando es cara a cara.

Por eso, el latinoamericano usa una enorme cantidad de palabras al hablar, evitando tener posiciones claras. Según el texto que leí, se evita en todo lo posible el usar el “si” y el “no”, y se prefiere el “depende.”

A ese síndrome se culpa la clara tendencia de los intelectuales de la región para ser poco claros en su escritos y usar las palabras más elegantes posibles. Decía que no escriben para explicar tanto como para disculparse. El rebuscamiento de su escritura es como un disfraz que persigue distraer la atención, donde las metáforas sustituyen a las explicaciones. No sé si eso es realmente cierto, pero debo decir que hay algo de razón en ello.

Por ejemplo, recientemente en un periódico mexicano una periodista muy conocida, Carmen Ariztegui, escribió una nota en la que trataba la situación mexicana del petróleo y usaba palabras que son dignas de citar. Al hablar de si México debe aceptar o no inversión extranjera en petróleo, se preguntaba “¿Cómo resolvemos, pues, sin rasgar nuestra entraña, tan tremendo desafío?”

La metáfora es insufrible, pero congruente con esa mentalidad de la piel delgada que requiere la protección del exterior para no ser dañada.

Véase la asombrosa dualidad que plantea esa pregunta: si el gobierno autoriza la inversión extranjera en petróleo, las entrañas del país podrán ser abiertas. ¿Cómo sostener una argumentación lógica con un idioma poético que acude a la inmolación patria?

En otras partes se ha escrito que es obsesiva la fijación de los intelectuales de la región para determinar la identidad de sus naciones y que esa identidad suele ser definida en cuanto a la existencia de enemigos.

Para los mexicanos, los españoles fueron los conquistadores que saquearon al país y nos volvieron pobres, hasta que llegaron los norteamericanos a quitarnos la mitad del territorio nacional. Todo, en esa delgada piel, indica que nada de lo que hacemos es culpa nuestra, sino de otros.

No podemos siquiera auto criticarnos con sinceridad. Recientemente en Monterrey hubo quejas por los aumentos del precio del gas, un fenómeno mundial, en la que más de un medio de comunicación acusó de esos aumentos a una empresa que era española.

La nacionalidad de la empresa fue una causa de críticas. Si el común denominador de lo dicho antes es cierto y los latinoamericanos tenemos esos rasgos, nuestra posición política es débil en extremo.

En las elecciones de nuestros gobernantes sucumbiremos ante el lenguaje soñador del mesías político. Seremos fáciles creyentes de complots en contra del país. Daremos rienda suelta a personajes locos, que en esta región abundan.

Buscaremos la protección gubernamental antes que la libertad personal. Y gracias a todo esto, en el caso mexicano, tenemos una situación que llega a lo ridículo. El petróleo ha sido consagrado como parte integral del ser mexicano.

Pemex es un elemento de la nacionalidad, de la soberanía. ¿Se puede tomar una decisión racional de inversión con esa mentalidad? Recuerde usted que sugerir privatizar al petróleo en México es igual a insultar a la nación o quemar a la bandera.

¿Cómo puede existir una argumentación razonable para dilucidar con sentido lo que debe hacerse cuando así se piensa? Quizá sea, como otros dicen, que estamos más inclinados a sentir la vida que a razonarla y que por eso vamos tras de quien más mentiras nos dice.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Piel Delgada Del Latino”
  1. Roberto Solot Dijo:

    La mentalidad mexicana que pone el “fuimos conquistados” como la explicación / excusa de las ideocincracias nacionales es bien conocido. Pero ¿cómo explica la omisión de Francia de esta dizque historia? ¿Se olvida que Francia fue el único país que quiso conquistar México de verdad en la época pos independencia? Más que esto ¿cómo explica la admiración hasta la imitación de las modas intelectuales franceses?





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras