Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Razón y Crimen
Eduardo García Gaspar
27 septiembre 2005
Sección: CRIMEN, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Dios nos creó a su semejanza y eso, al menos en parte, significa que tenemos el poder de pensar, aunque nuestra razón no sea perfecta y podamos errar. El raciocinio humano es en extremo poderoso, pero aún así no podemos tener total confianza en él.

Con frecuencia fallamos y un ejemplo de estas fallas está ilustrado en un párrafo de un periódico inglés, el Guardian del 20 de septiembre.

En una nota sobre el crimen en el Reino Unido, da los siguientes datos para ese país. De 1951 a 1991, la población de las cárceles creció en 11 mil personas, pero “creció en 25,000 la siguiente década, a pesar del más grande y más sostenido decrecimiento en criminalidad en más de un siglo.”

Obviamente hay algo muy extraño en esto. Veamos los datos con más tranquilidad.

En 40 años las cárceles aumentan el número de prisioneros en 11 mil, pero los 10 años siguientes el incremento es de 25 mil. Esa es la realidad, pero luego resulta que alguien se sorprende ante esa elevación reciente y mayor que la anterior, porque justo en esa década decreció el crimen.

¿Puede elevarse en número de encarcelados en tiempos en los que el crimen baja sustancialmente? Obviamente el escritor del reportaje está sorprendido y seguramente es porque no ha echado a andar a las neuronas.

Digo, porque la verdad es que es precisamente porque se está aprehendiendo a más criminales que el crimen está reduciéndose. No tiene nada de sorpresa, al contrario. Es perfectamente lógico. Es una muestra de las fallas que puede tener nuestro poder de pensar y razonar. Lo que nos lleva a concluir que es perfectamente lógico que existan errores en nuestros razonamientos y que sería una sorpresa mayúscula el no tener esos errores.

Lo que me lleva a un suceso mexicano en realidad importante. Ramón Martín Huerta murió el 21 de septiembre debido a un accidente del helicóptero en el que viajaba. Huerta era el Secretario de Seguridad Pública del gobierno federal. Una de las explicaciones es muy lógica en apariencia, esa nave siguió una ruta en la que había niebla y eso terminó en un choque contra uno de los cerros.

Suena razonable, excepto por el hecho de explicar la conducta del piloto que supongo experimentado y opta por una ruta que otros evitan. Ésta y otras consideraciones deben entrar en una serie lógica de investigaciones. La hipótesis de entrada, y subrayo que se trata de una hipótesis, es la más negativa posible, la de un accidente provocado o un atentado intencional.

Después de todo, se trata del hombre a cargo de dirigir el combate al crimen, que en México florece. Ése debe ser el punto de partida y las investigaciones posteriores deben llevar a la recolección de información que pruebe o desmienta la hipótesis de entrada.

La muerte de este personaje es demasiado importante como para ser tratada bajo la idea contraria, la de presuponer de entrada que se trató de un accidente como cualquier otro.

Es mucho más eficiente adentrarse en la investigación tratando de probar lo opuesto. Así es como se realizan las investigaciones criminales, presuponiendo que se es culpable del delito e intentar probarlo. Desde luego, la ley parte de la suposición contraria, la de la inocencia del acusado cuya culpabilidad debe ser demostrada.

Pero la investigación debe iniciar en la orilla opuesta, con la hipótesis de culpabilidad. En este caso, el accidente fatal de Huerta y en el que también fallecieron el comisionado de la Policía Federal Preventiva y otros funcionarios, debe ser profesionalmente investigado.

Y es que hay veces que la autoridad mexicana trata a los ciudadanos como niños a los que no quiere informar de la realidad, para que no sufran ni se acongojen.

La costumbre ha sido ésa por años, cuando por ejemplo que nos decía que las crisis económicas del mundo no afectarían al país y similares. En este caso, tengo la misma impresión, la de que se nos quiere hacer ver que fue un accidente.

Posiblemente lo haya sido, pero la otra posibilidad es lo suficientemente preocupante como para usar la razón y realizar la investigación más seria que esa parte del gobierno haya realizado en toda su historia. La tecnología que existe es maravillosa y debe emplearse.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras