Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Recursos Inútiles
Textos de un Laico
28 enero 2005
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


ContraPeso.info presenta un breve y revelador texto del Rev. Zandstra sobre la pobreza, en el que narra una situación real, la de un pobre hombre que tiene los recursos para dejar la miseria en la que se encuentran él y su familia, pero que no puede hacerlo.

La causa, la falta de derechos formales de propiedad en su país, lo que si fuera resuelto sería de mucho mayor beneficio que toda la ayuda internacional. Una enorme riqueza está en sus pies, pero no la puede aprovechar.

Gerald Zandstra es pastor ordenado de la Iglesia Cristiana Reformada de América del Norte y director del Center for Entrepreneurial Stewardship del Institute Acton. Agradecemos al instituto su amable cortesía al permitir la traducción y reproducción de este texto.

Desearía poder decir su nombre, pero no puedo. Desearía poder decir su país, pero no debo. Todo lo que puedo decir es que él y su familia viven en un país que es muy pobre, su ingreso promedio es de menos de un dólar diario. Desde luego que hay docenas de países así.

No puedo decir nada concreto acerca de él es que hacerlo haría poner en peligro las vidas de su esposa, de sus hijos y de él mismo. Lo conocí hace varios años y he visitado su país. Durante una de mis vistas, hace años, me dijo que uno de sus sueños era enseñar a sus hijos a ser emprendedores.

Le pregunté si pensaba hacer algo en concreto. Me dijo que sí. Había un lote de tierra contiguo a su casa y que necesitaba 400 dólares para comprarlo. Su plan era utilizar ese terreno para enseñar a sus hijos a plantar y vender los cultivos en en el mercado local.

Dado el clima, tenía él confianza en poder tener tres cosechas anuales, recuperando rápidamente su dinero y teniendo utilidades buenas. Le di el dinero, diciéndole que no era un regalo y que tampoco era yo un inversionista en su proyecto.

El acceso al capital es imposible en ese país, así que pedir los 400 dólares a un banco estaba fuera de las posibilidades. Los intereses andan entre el 25 y el 35% y un préstamo de largo plazo vence en pocos meses. Incluso bajo estas condiciones draconianas, los préstamos están disponibles sólo para personas con contactos.

Lo que le di fue un préstamo y esperaba que me lo pagara. Después de varios meses, me envió un reporte actualizado de lo sucedido. habían tenido los primeros cultivos y se estaban vendiendo bien en el mercado local. Sus hijos estaban comprendiendo la aritmética sencilla de que el trabajo y la planeación son herramientas poderosas para crear un ingreso continuo. Pronto tuvo el dinero suficiente como para pagar el préstamo.

Decidí que yo no quería el dinero en ese momento. En su lugar, le sugerí que tomara ese dinero, añadiera lo que pudiera y comprara una computadora portátil y una línea telefónica, artículos de lujo en su país. El tiene estudios teológicos, y también un profundo interés en las cuestiones económicas. Le sugerí que tomara un curso de maestría en administración, por Internet.

Pasaron unos pocos meses hasta que recibí un entusiasta correo electrónico en el que me decía que había descubierto esmeraldas en la tierra que había comprado. Yo estaba emocionado y, también desilusionado por no haber sido inversionista, sino acreedor.

Pero esta oportunidad perdida para mí no era nada comparada con la alegría de saber que él sería capaz de proveer los recursos necesarios para su familia, la comunidad y el uso de la tierra propiedad suya, para mejorar la vida de muchas más personas. Desafortunadamente, las cosas no funcionan así en ese país. La tierra que él compró era “informal”.

No tenía una escritura gubernamental. Técnicamente está abajo un sistema local que es parecido a derechos de ocupantes ilegales. La existencia de piedras preciosas era de hecho una amenaza a su vida. Si sus vecinos se enteraban de lo que poseía, había una posibilidad real de que él y su familia fueran asesinados.

Podía él ir al gobierno para tratar de formalizar la propiedad, pero esto despertaría todo género de sospechas. Incluso si se las arreglaba para mantener su secreto fuera de la vigilancia gubernamental, el proceso de formalizar la propiedad es difícil, prolongado y caro, dada la masiva corrupción del gobierno.

Incluso el valuar las piedras es peligroso. Actualmente, con lentitud él está tratando de maniobrar entre ese campo de minas. Es por esto que no menciono nombre ni país. La solución simple y fácil es el ejercer influencia en el mundo desarrollado para que se dé más dinero a países en desarrollo, como el de mi amigo. Varios músicos, como Bono, que estoy seguro tienen las mejores intenciones, están haciendo eso precisamente ahora. Pero eso no va a resolver el problema.

En la realidad, muchas ocasiones, las donaciones y regalos de gobierno a gobierno sólo empeoran las cosas y difunden la corrupción. ¿Qué puede ser más desesperante que tener todos los recursos necesarios para mantener a la familia y no poder usarlos? Está él en la situación de una mujer con una mochila llena de alimentos que no puede abrir, o del niño sediento que no puede abrir la tapa de una cantimplora.

Hay muchos problemas en el mundo en desarrollo, pero uno de los más importantes y con frecuencia ignorado es el de los derechos de propiedad. Demasiadas veces los recursos necesarios para combatir la pobreza están bajo los pies, colocado allí por Dios para su uso, provisión y disfrute.

Los gobernantes de los países desarrollados necesitan poner atención en ligar todos los programas futuros de ayuda al establecimiento formal de derechos formales de propiedad, que puedan ser claramente designados y protegidos en tribunales legales. Sólo de esta manera podremos lograr lo que Dios quiere: que los bienes de la tierra sean de beneficio para todas las personas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras