Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Señales Peligrosas
Eduardo García Gaspar
13 octubre 2005
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


No lo sabemos a ciencia cierta y no hay forma de predecirlo, pero puede haber señales adelantadas de que acontezca. Me refiero a la posibilidad de que el ganador de la carrera presidencial en México use un discurso agresivo en su arribo al poder.

Si esto sucede, las consecuencias serán muy negativas. Cualquiera que sea el ganador, tiene frente a sí dos posibilidades extremas de posición. Una es la de colocarse en la posición que llama a la unión y concordia entre los agentes, las fuerzas políticas y los ciudadanos.

Su discurso sería un llamado a la colaboración, a olvidar rencillas y ver hacia adelante olvidando las confrontaciones de las campañas. Ésta es una de las posibilidades. Pero hay otra. Es la posibilidad de lo opuesto, la de un discurso agresivo, provocador, punzante, que reavive la confrontación política.

Hablo de una posición corrosiva, que tenga como un tema central la división de la sociedad y que confronte a unos contra otros. Es lo contrario del discurso de unión. Éste es un discurso en el que el presidente electo lanza argumentos ardientes, de críticas a sus opositores y a quienes no se le unan incondicionalmente.

La realidad es que no sabemos qué vaya a suceder. Las dos posibilidades son igualmente factibles, con una gama de posiciones intermedias.

Luis Echeverría es un ejemplo del discurso agresivo, que buscó enemistar a partes de la ciudadanía y se tornó en enemigo declarado de una de ellas. Es el discurso que el futuro presidente podría usar para posicionarse en la política, por medio de la animadversión en contra de unos y la adhesión en favor de otros. E

s claro que el discurso de unión y colaboración es mejor que el de agresión y división. El problema es que no sabemos qué opción seleccionará el futuro presidente, en parte porque no sabemos quién lo será.

Lo que sí sabemos es que si el presidente futuro opta por un discurso de unión y sus intenciones son reales, el país irá por un camino donde la prosperidad sea más probable. Y también sabemos que si se decide por un discurso de confrontación, el país sufrirá consecuencias negativas.

Hasta aquí, podemos entender esto con claridad. Desde luego, el problema es que estamos a oscuras totalmente sobre qué tipo de discurso será seleccionado por el nuevo presidente. Bueno, no tanto.

Hay una noción que se ha dado en llamar “señales adelantadas” y que consiste en detectar indicaciones tempranas de esos tipos de discursos en las campañas de los candidatos.

A eso voy ahora. Una de las cosas que los ciudadanos pueden hacer es encontrar rasgos que indiquen qué tan agresivo es el discurso de cada candidato, para así adelantarse y votar por quien tenga entre otras cosas, el discurso menos agresivo o el de mayor unión nacional. Una de esas señales adelantadas es el uso de argumentos que hablen de la implantación de un nuevo modelo diferente al actual.

Cuanto más radical sea el cambio buscado, más confrontación habrá y más animadversión se creará. También, cuanto más crítica se haga de los gobiernos anteriores mayor será la probabilidad de un discurso agresivo posterior.

Desde luego, todo candidato critica a administraciones pasadas, pero una señal aquí sería la agresividad enorme en esas críticas. Tercero, quizá la señal más adelantada es la de la creación de grupos sociales antagónicos.

La señal adelantada en esto es un discurso del candidato en el que se haga continua referencia a ricos-pobres, privilegiados-miserables, empresarios-trabajadores, y grupos a los que se asignan naturalezas contrapuestas en las que el candidato se coloca como el héroe salvador de uno de ellos.

Todo esto conduce a enemistades y divisiones sociales que minan los cimientos de la sociedad. Finalmente, me refiero a otra señal adelantada de un discurso agresivo, que lleve al futuro presidente a dividir al país. Me refiero a la mención de creencias de confabulaciones en su contra.

Es natural que quien tenga esa forma de pensar jamás podrá lograr un ambiente de colaboración y consenso político en el país. Jamás buscará unión porque desconfía de todos y optará por sentirse blanco de ataques oscuros de fuerzas ocultas fabricadas por su mente. Ahora, usted y yo podremos jugar a encontrar esas señales adelantadas y tratar de prever una posible fatalidad.

POST SCRIPTUM

La detección de señales adelantadas es menos difícil de lo que se cree. Puede realizarse incluso nada más leyendo las cabezas de las noticias de un par de periódicos y detectado patrones consistentes de esas señales adelantadas en los siguientes puntos:

— Menciones de “cambiar todo, nuevo modelo, conmigo será diferente, yo tengo la solución, lo anterior no sirvió, hay que cambiarlo todo” y cosas similares.

— Menciones de “el actual gobierno no sirve, el presidente falló, el modelo seguido es un fracaso total” y similares.

— Menciones de “defenderé a los pobres, los ricos deben pagar más, protegeré a los trabajadores, las conquistas sindicales permanecerán, los pobres lo son porque los ricos los explotan, los banqueros millonarios, los extranjeros se aprovechan del país, explotadores y explotados: y cosas similares.

— Menciones de “hay complots contra mí, se reúnen secretamente para hacerme de lado, me traen de encargo” y similares.

La clave de esto es la consistencia y insistencia en esas menciones, más allá de lo que el sentido común indicaría como normal. Con un patrón claro, el candidato que sea, puede proyectarse, tenderá en su mandato a ese discurso agresivo que daña y en caso extremo, sería realmente fatal.

Una variación interesante de esto es la versión “light” de Fox. Es claro que su campaña electoral fue agresiva y dirigida contra el PRI; lo que sucedió posteriormente es que Fox continuó en campaña cuando ya había ganado y no había necesidad de seguir atacando.

Esta es una de las causas por las que no fue posible hacer reformas en su sexenio: su discurso se mantuvo agresivo, con él como héroe ganador, cuando ya no hacía falta de seguir en campaña.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras