Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sentido Común Del Lector
Eduardo García Gaspar
12 octubre 2005
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Si le cuento de que en Guantánamo existen condiciones que son consideradas violaciones de derechos humanos, me lo va a creer. Si digo que allí no se permite a los presos tener servicios religiosos, que su alimentación es mala y que son maltratados en esa prisión, me lo va a creer sin problema.

Esto fue lo que planteó una columna de Mary Anastasia O’Grady del Wall Street Journal (7 de octubre).

Pero esa autora no se refería a la prisión norteamericana de Guantánamo, sino a la cubana, que está del otro lado de la cerca, que es la de Castro y que en palabras de la columnista hace ver al lado norteamericano como un hotel de cinco estrellas.

La existencia del otro Guantánamo no es secreto y se sabe de ella por denuncias de familiares de sus presos.

También por parte de la Unión Europea ha habido reclamaciones. Y esto es lo que hace a todo el tema verdaderamente interesante.

Hay otro ejemplo de lo que quiero mostrarle. Seguramente usted leyó la noticia de que Bush dijo que había atacado a Irak por órdenes de Dios. Fue una noticia generada por la BBC y su fundamento tiene esta secuencia: Dios le dice algo a Bush, Bush se lo dice a un palestino, el palestino se lo dice a la BBC, la BBC lo publica y los medios lo traducen para contárnoslo.

Ningún tribunal aceptaría eso, pero se hace. El programa de la BBC que contiene esas afirmaciones, se reportó en Londres, no pasará ante la negación de la Casa Blanca de las palabras asignadas a su presidente y la decisión de la BBC de no hacerlo.

Desde luego, esta noticia no será tan difundida como la primera y la huella quedará, sin la ampliación posterior. Es otra muestra de lo que quiero mostrar. Pero antes, quiero aclarar algo.

Cuando planteo estas cuestiones, algunas personas me ponen como palo de gallinero porque piensan que estoy defendiendo a Bush o a los norteamericanos. Allá ellas.

Lo que defiendo es una cosa que se llama verdad y que existe y a la que a veces distorsionamos por no estar expuestos a los dos lados de la historia, una responsabilidad que corresponde a los medios y que demasiadas veces no realizan. Pero es una responsabilidad que también es del lector ejercitando su sentido común.

Porque, seamos lógicos, la reunión de Bush con los palestinos fue en junio de 2003, según reporta el Guardian de Londres. ¿Por qué no se reveló antes? Y luego está la duda, ¿contaría algo así Bush a los palestinos? O, la otra, es fácil sacar de contexto cualquier cosa que usted y yo digamos, y de seguro hemos pasado por esa circunstancia.

En lo de Guantánamo, no hace mucho, me comentó una persona que preferiría mil veces estar en el lado americano de esa prisión que en el lado cubano. ¿Por qué no hay tanto alboroto por lo sucedido en Cuba, que es muchas veces peor?

No lo sé, pero me imagino que en muchos reporteros y sobre todo, editores, hay prejuicios que les hacen ver más importantes unas noticias que otras y eso resulta en un efecto que nos distorsiona.

O bien, sucumben ellos ante lo más llamativo, aunque no sea muy sólido. Digo, porque la noticia de Bush realmente llama la atención y logra buenos encabezados muy atractivos, pero la de que en Cuba hay abusos muy graves a los presos políticos… eso no produce tan buenas cabezas, ni noticias tan llamativas, ni comentarios tan pintorescos.

La distorsión es que acabamos teniendo, sin darnos cuenta, los mismos prejuicios de los editores o sus ansias de llamar la atención. No rasgamos las vestiduras por el Guantánamo norteamericano y pasamos de noche por el cubano, cuando debería ser al revés quizá.

De aquí la importancia del sentido común en el lector para calificar la credibilidad de lo que lee.

Esto es vital porque en nuestros tiempos de grandes libertades, literalmente cualquiera lanza su mensaje, el que sea, y no importa que sea el más absurdo de todos.

Neto, neto, todo lo que he querido hacer es mostrar dos ejemplos de una situación que indica fuertes distorsiones de la realidad debidas a dos factores. Los prejuicios de algunos de los editores de noticias de medios y la falta de sentido común de algunos lectores. El remedio, como siempre, es una buena dosis de sentido común en ambos.

Post Scriptum

Hat tip para James Taranto.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras