Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Signos en Las Noticias
Eduardo García Gaspar
1 marzo 2005
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


El 26 de febrero la BBC reportó una noticia vital, repetida luego en diversos medios. El presidente egipcio solicitó a su parlamento que se realicen cambios en la constitución para permitir varios candidatos en la siguiente elección presidencial.

En la actualidad, Egipto realiza referéndums para la aprobación del candidato propuesto por el parlamento.

El partido de Hosni Mubarak ha estado en el poder desde los años 70. Y Mubarak fue elegido en 1981, después de asesinato de Sadat, siendo reelegido en 1987, 1993 y 1999. Ahora, por alguna razón, este hombre quiere realizar un cambio en serio, democratizando el sistema de su país.

Interesante, especialmente en estos momentos. Poco antes de eso, hubo una publicación igual o más interesante en la revista alemana Der Spiegel, en la que se plateaba una posibilidad impensable en Alemania: ¿Puede Bush tener la razón?

La pregunta planteada por una revista que no es precisamente pro Bush tiene su complicación intelectual. Con bastante menos sorpresa, el Wall Street Journal (25 febrero) planteó unos días después la misma posibilidad.

Uno de los elementos usados por esos dos editoriales es la imagen de Ronald Reagan, en Berlín, en 1987, y su reclamo para destruir el muro, lo que le produjo una serie de burlas en los medios alemanes. Poco después la fantasía soñadora de Reagan se hizo realidad y los gobernantes alemanes resultaron ser los faltos de imaginación.

El viaje de Bush y el reinicio de mejores relaciones, están sacando a la superficie esa duda. ¿Tendrá razón Bush? La prensa alemana, he leído, buscó explicaciones de la guerra en el intento norteamericano por dominar el petróleo y nada vio en las palabras de Bush que hablaban de difundir las ideas de democracia, como las de Hosni Mubarak ahora.

O como los ciudadanos de Líbano y su oposición a la ocupación de Siria. O como la preocupación europea ante las pérdidas democráticas en Rusia. También se han reportado posibles cambios políticos en Arabia Saudita. Y, desde luego, allí están las elecciones mismas en Irak. El contraste es por demás interesante.

Las palabras y los motivos del presidente de los EEUU, que tan vacías sonaron para tantos, pueden estar siendo las semillas de cambios globales de consideración. Sin duda, en mi parecer, así se revela una vez más la viveza de las ideas norteamericanas frente a la pasividad y el escepticismo europeo dominado por Francia y Alemania.

En fin, hay en el ambiente señales de que algo puede estar sucediendo en favor de las ideas de la libertad humana y de la democracia en las naciones. En medio de todos estos sucesos y movimientos, Latinoamérica puede ser estar jugando un papel más importante de lo pensado.

De los regímenes políticos dictatoriales y totalitarios, se ha cambiado a sistemas más abiertos y liberales, como una tendencia general no sin algunas excepciones.

Castro sigue allí, anquilosado en sus últimos días, pero ha ayudado a impulsar un clon que alecciona a los promotores de la libertad: la lucha por ella nunca termina; siempre tiene enemigos. La disyuntiva de la región es clara, puede o no unirse a los ideales de la libertad en el mundo.

¿Lo haremos? No lo sé y quizá se deba a ese complejo latinoamericano del miedo a la definición, del pavor de ser asertivo y de rehusar ir tras ideas como la libertad, dejando atrás la demagogia, el populismo y el caciquismo de los que la región ha sido víctima consistente… Lo que me lleva a una consideración final.

Las acciones humanas son realizadas de acuerdo a las ideas que las personas tienen, se den o no cuenta de esas ideas. Los líderes políticos de los gobiernos de Francia, Alemania, Rusia, EEUU, Egipto tienen ideas, las que sean, pero las tienen. Lo mismo sucede con los gobernantes de América Latina, tienen ellos ideas y actúan de acuerdo con lo que piensan.

Si son malas ideas, las acciones serán erróneas. Todo al final es una cuestión de pensamientos, de lo que está dentro de nuestra mente y, de allí que puede ser que Der Spiegel haya tocado el asunto de real fondo que se maneja ahora, el de la idea de la libertad y su aplicación práctica en un sistema político, es decir, la democracia. Puede ser que los sucesos actuales sean un conflicto de ideas más que otra cosa. Yo, por mi parte, lo creo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras