Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tenemos un Problema
Eduardo García Gaspar
2 junio 2005
Sección: CRIMEN, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


De entre todas las reformas que son necesarias para remediar problemas actuales, hay una que siempre se escapa en de la lista. Suele hablarse de la necesidad de reformar drásticamente cuestiones como impuestos, para bajarlos y simplificarlos; de la reforma de energéticos para garantizar fuentes de energía futura a precios razonables; de cambios en los sistemas de pensiones para que no quiebren.

La lista, digo, incluye de todo menos una de las reformas más necesarias.

La legalización de la producción y comercio de drogas. Es urgente al menos despenalizar esas actividades y hacerlo ya. Puesto en otras palabras, el seguir como estamos con la guerra contra el narcotráfico va a ocasionar más problemas muy serios y no menos. El combate a las drogas es un fracaso y negarse a verlo será de consecuencias desastrosas.

Esto es especialmente cierto en México. Según datos de la CIA, se tenían a principios de siglo había una 1,700 hectáreas de cultivo para producción de heroína, y un poco menos para marihuana. México es el paso ideal del tráfico de drogas a los EEUU, con un 70 por ciento de la cocaína pasando por este país.

Y, desde luego, es México un centro de lavado de dinero. Con sólo saber eso puede predecirse que hay aquí serios problemas de seguridad.

Estando prohibida la droga, ella crea una oportunidad de negocio ilegal muy jugosa que a su vez crea un mecanismo inevitable: usted capturará a todos los narcotraficantes que quiera, que sus puestos y organizaciones serán reemplazadas por otros sin remedio.

Por eso ha fracasado la guerra al narcotráfico. Encarcelar a sus jefes no retira la oportunidad de negocio, sino vacíos de poder que de inmediato son llenados.

Hace poco, el presidente Fox fue a Sinaloa a una reunión urgente sobre el tema. En ese estado se han tenido unos 270 asesinatos en lo que va del año, aunque otros hablan de poco más de 200. En otros se dice que en sólo un día se tuvieron 9 asesinatos en ese estado. Hubo 35 ejecuciones en mayo de 2005, cuando un año antes ese mismo mes registró 28.

Cualquiera que sea la cifra exacta, puede dejarse de reconocer que tenemos un problema serio en todo el mundo. Serio en verdad. Las soluciones tradicionales de lucha en contra de ese delito sencillamente no funcionan.

La razón mayor es la oportunidad de negocio que su misma prohibición crea. Y si en serio queremos combatir eso, la solución es legalizar la actividad. No es una buena solución, pero es la menos mala de todas… y en este mundo la búsqueda de las soluciones perfectas crea situaciones peores (pregúntele a los socialistas si no es cierto).

La oportunidad de negocio del narcotráfico es de tal magnitud que da borbotones de dinero a sus organizaciones y con esos fondos se da lo obvio: corrupción de autoridades, amenazas de muerte, asesinatos, delincuencia, inseguridad, asociación con terrorismo, todo lo malo que a usted se le ocurra.

El problema es de tal magnitud y está siendo atacado de manera tan boba que lo único que se logrará será el hacer llegar más fondos a los chicos malos.

La solución es la despenalización al menos, pero no lo hacemos. ¿Por qué? Una de las razones es la creencia de que un mundo con drogas legales será peor que un mundo con narcotráfico ilegal. Por mi parte no lo creo. Cierto que me dará irritación saber que hay tiendas con droga legal y que hay gente que la compra.

Pero prefiero eso a los asesinatos diarios, a la corrupción gubernamental, a la inseguridad de salir a la calle. No hay remedios perfectos y legalizarlas es malo, pero no tanto como el poner miles de millones de dólares en manos de los chicos malos.

Piense usted en el cigarro y en los licores, con toda la publicidad controlada e imagínese a las drogas en un estado de aún mayor control, pero legales.

Eso es todo. Igual que se encuentra usted en la calle a gente borracha se va a encontrar a gente drogada legalmente… porque ahora también se la encuentra usted drogada, aunque ilegalmente. Lo único que digo en esta segunda opinión es que debemos salirnos de la estrechez mental con la que un problema serio se ha convertido, al menos en México, en algo incontrolable.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras