Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Análisis Mexicano
Eduardo García Gaspar
25 abril 2005
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Comparto con usted un esquema de posible utilidad para entender lo que sucede en México en estos momentos. Me parece que los ciudadanos estamos bastante perdidos, quejándonos de todo y entendiendo muy poco.

Si vemos las cosas con tranquilidad quizá podamos comprender un diagnóstico sencillo como el siguiente.

• El síntoma actual. Un sexenio de grandes expectativas y escasos logros. La desilusión es obvia y natural, pero mal enfocada pues se culpa a la presidencia únicamente sin considerar que ella ya no es lo poderosa que era. Más poder tienen, me parece, los presidentes de los partidos políticos.

• La causa. Una pobre actuación de los partidos políticos, que están más preocupados con las elecciones que con sus funciones de gobierno. Su lucha no es una por el bienestar de México sino una por el poder. Todas sus miras están puestas en las elecciones de 2006. Todas.

• El antecedente. Una fijación obsesiva desde los años 70 con tener elecciones limpias en las que realmente se contara con opciones de partidos y el voto se respetara. Al mismo tiempo que un olvido total de lo que haríamos una vez que realmente gobernaran los seleccionados en las elecciones. Ya nos sacamos el coche del sorteo, pero no sabemos conducirlo.

• La situación actual. Hemos logrado tener elecciones limpias y gobiernan esos a quienes seleccionaron los ciudadanos. El país no está nada mal en lo económico fundamental, pero podría estar mucho mejor. Aún nos faltan tareas pendientes de consideración, como tener mecanismos formales para lograr acuerdos de gobierno, aplicar la ley para tener un estado de derecho, incluyendo el ataque a la criminalidad y la realización de severas reformas.

• El peligro inmediato. Volver a caer en la distracción electoral por parte de partidos y de ciudadanos. Es decir, caer en el mismo error de antes y concentrar toda la atención en la esperanza infantil de que el siguiente gobierno sí sea el bueno. Es una ilusión de delirio febril.

• El peligro continuo. Los medios de comunicación que se preocupan más por el suceso inmediato que por los asuntos de fondo. Me refiero a los medios que se la pasan buscando la “reacción” de un político ante las declaraciones de otro y luego la “reacción” del otro ante los comentarios del primero. Necesitamos medios noticiosos de análisis y no de chismes y rumores. Deben saber distinguir la noticia real de la fabricada por el gobernante y, más aún, por el candidato.

• El peligro mediato. La elección de un gobierno que no ponga atención en las reformas necesarias y atraiga el voto por la vía de promesas exageradas que “compren” al electorado. Me refiero a la seducción de un electorado cándido e ingenuo por parte de candidatos astutos y maliciosos

• La solución. Un cambio de prioridades en dos niveles. En el nivel de los partidos políticos para responder con plataformas serias de gobierno que se fundamenten en las necesidades reales de reformas del país. En el nivel de los ciudadanos para poner sus simpatías primero en el país y luego en los candidatos. Se trata de pensar en lo que el país necesita y luego en qué candidatos serían los mejores para resolver esas necesidades.

• La filosofía detrás de todo. Colocar la esperanza de un buen gobierno en un candidato que hace promesas de campaña, es una ambición vana, ingenua y boba que no lleva sino a la erección de gobiernos malos que dañan a esos mismos que los eligieron. El problema político no se soluciona en las urnas y pretenderlo es alelado. Y, sin embargo, eso es lo que estamos haciendo en este país.

Las ya iniciadas campañas electorales son realmente un circo de tercera o una telenovela de cuarta, en las que los electores encuentran distracción pintoresca, pero que no llevan a nada. Los problemas de México son reales y el circo electoral que estamos viviendo no conduce a nada saludable para nadie.

Debemos poner nuestra atención en lo importante y no en lo embelesador. A veces parece que estamos viendo un partido de futbol y no jugándonos la prosperidad de nuestras vidas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras