Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Voto Extranjero
Eduardo García Gaspar
5 julio 2005
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Las noticias de la semana pasada anunciaron con bombo y platillo la buena nueva: varios millones de mexicanos en el extranjero podrán votar en las elecciones presidenciales de 2006.

La mayoría de las reacciones que vi fueron positivas. Muy bien, ésa es la primera opinión. Vamos a la segunda.

Los datos manejados indican unos 4 millones de mexicanos que podrán votar, un dato que contrasta con cifras que hablan de 6 millones viviendo legalmente en EEUU más otros 6 ilegales. Tomemos esos 4 como válidos. El costo de implantar ese voto es de 1,300 millones de pesos.

La autoridad electoral dice que lo puede manejar y también lo dice el Servicio Postal Mexicano. Los diputados aprobaron la medida mayoritariamente, algo que sólo sucede en los asuntos de escasa importancia. La cifra de los 4 millones es un estimado de quienes tienen credencial de elector y que radican fuera, principalmente en EEUU.

¿Cuántos de esos votarán? Un diputado del PRD dice que entre el 10 y 20 por ciento y no veo razón para contradecirlo.

Esto equivale a menos de 1 millón de votos en un supuesto excedido, un número no despreciable en caso de contienda cerrada. Es decir, puede ser que la selección del presidente mexicano sea fuertemente influido por residentes en el extranjero.

Ya he escrito que estoy en contra de esa filosofía, de que quien tiene residencia fija fuera de su país pueda influir en el gobierno del país en el que no vive. No insistiré en ese punto, pero sí en otro que es preocupante.

Me refiero a la administración o manejo de ese voto. Su logística no será sencilla y en una naciente democracia un mal manejo de esto puede crear dudas de la legitimidad de las elecciones. Recuérdese a Florida en los EEUU.

Me refiero no tanto a las autoridades electorales sino al servicio postal mexicano, cuya eficiencia puedo evaluar solamente por medio de la popularización de servicios privados competidores en el país. Mis experiencias postales mexicanas son malas y el hecho de que masivamente se usen otros servicio de reparto no da una buena impresión.

Pero resulta que en manos de esta empresa estatal ha sido puesta una responsabilidad que mucho me temo la rebase. Me explico. En una democracia naciente será vital que el ganador de las elecciones sea anunciado de inmediato, para evitar angustiosas horas o días de espera. La victoria del presidente Fox fue anunciada y reconocida de inmediato.

Si eso no sucede en 2006 los riesgos de problemas y el surgimiento de retrasos de conteo de votos causará dudas sobre la validez del proceso. Recordemos el famoso retraso del sistema caído en la elección del presidente Salinas. México ya no está para eso.

Lo que le propongo es una idea sencilla: la velocidad del nombramiento del ganador de las elecciones presidenciales es una variable de importancia siempre y ahora en México, aún más.

Si el servicio de correos en el país tiene fallas, retrasos, errores, ello tendrá un impacto en una democracia aún débil. Perder paquetes, violar cartas, tener retrasos no es la excepción en esa empresa y ella ha sido encargada con una tarea cuya importancia es crucial. La idea de fondo aquí es la velocidad del reporte de resultados. La elección de 2006 está cargada de emociones y antagonismo, y me atrevo a decir que es más importante que la de seis años antes.

Si la elección de 2006 resulta un proceso diáfano, no importa quién gane, la democracia mexicana dará un fuerte paso de consolidación. Pero si ella tiene errores que se convierten en arma de defensa de los perdedores en la elección, la historia puede ser otra.

Desde luego, si la elección es ganada con amplio margen por algún candidato el voto extranjero disminuirá en importancia. Pero si las diferencias son de decenas de miles, el voto extranjero será una variable central.

Y resulta que esa variable está en manos quien no tienen una buena reputación. No es un asunto sencillo y, creo, las autoridades electorales que gozan de buena fama en México, deberían profundizar en esto.

Después de todo, el bienestar del país ha sido colocado parcialmente en quien cree manejar muchos cientos de miles de piezas de correo adicionales en muy pocos días.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras