Una definición de reformas económicas estructurales. Qué son y propuestas de 11 reformas estructurales que persiguen elevar el bienestar.

Qué son reformas económicas estructurales, una definición

Ellas significan un cambio o transformación en aspectos estructurales, es decir, de base y fundamentales en la economía y la política.

Son innovaciones o modificaciones en la esencia política de un país, que implican actualización a las nuevas circunstancias que se viven y por eso contienen un claro objetivo de modernización.

La realidad ha cambiado de tal manera que se necesitan cambios en la estructura política de fondo.

Son una actualización de leyes, instituciones, estructuras e incluso formas de pensar. El término italiano aggiornamento puede usarse para describir el significado esencial de las reformas estructurales.

Su objetivo es tener un mejor desempeño de la política nacional e incrementar las posibilidades de prosperidad de los ciudadanos de un país.

Eso significa reconocer que las estructuras existentes no corresponden a las nuevas realidades y que mantener lo existente dañaría al país.

Peor aún sería el regresar a estructuras anteriores, las que necesariamente están «pasadas» y darían resultados malos.

Las reformas económicas estructurales tienen la mira en el futuro, en los cambios que son ya realidad, y en los cambios que se anticipa vendrán.

Las principales reformas estructurales a las que se hace referencia tratan las siguientes áreas.

En la siguiente lista de 11 reformas estructurales, ellas han sido colocadas sin orden de importancia.

1. Reforma estructural de pensiones y salud

Referida a las pensiones de trabajadores al servicio de los gobiernos y cuyas finanzas son insostenibles.

Los fondos de esas pensiones no son suficientes para cumplir con las obligaciones contraídas y ellos tienen que ser adicionados con fondos públicos provenientes de impuestos pagados por el ciudadano —una situación injusta.

Son las pensiones que, por ejemplo, otorgan edades muy tempranas de retiro con pagos completos sin que el trabajador haya aportado lo suficiente para recibir esos pagos.

La solución es la individualización de las cuentas de retiro con aportaciones de los trabajadores en un sistema de libre competencia. Incluye los cambios en los sistemas estatales de salud que presentan fallas de servicio y de financiamiento, cuya solución es la apertura al sector privado.

2. Reforma estructural laboral

Referida a las leyes de trabajo, tribunales laborales, salarios mínimos, sindicatos, seguro de desempleo y demás, creados bajo las mentalidades de protección sesgada a favor de los trabajadores, pero que han producido efectos adversos como desempleo crónico e inversiones menores a las posibles.

La solución es una legislación flexible que permita contrataciones y despidos simplificados sin chantajes sindicales, con elevaciones de salarios dependientes de la productividad y disponibilidad de trabajadores.

3. Reforma estructural energética

Otra de las reformas económicas estructurales, esta es referida a la privatización de empresas productoras de combustibles y energía actualmente en manos de gobiernos, con el propósito de impulsar la oferta estable de fuentes de energía liberando los precios para reflejar escasez y fomentar la cuantiosa inversión necesaria.

Enfrenta el problema de empresas estatales improductivas, dominadas por sindicatos privilegiados y subsidios gubernamentales. Busca el saneamiento de finanzas públicas, terminar con la obsesión por el petróleo, la oferta confiable de energía e innovación para el descubrimiento de nuevas fuentes.

4. Reforma estructural fiscal

Referida al reconocimiento de sistemas fiscales de tasas altas y elevada evasión, que lastiman las finanzas estatales.

La solución está en sistemas muy simplificados de impuestos con tasas bajas y amplia cobertura, imposibles de evadir —el ejemplo del impuesto parejo o flat tax es una reforma de este tipo.

5. Reforma estructural de seguridad

Se refiere al cumplimiento eficiente de la razón de ser de una autoridad, que es la protección del ciudadano, su persona y sus propiedades.

Se trata del combate a la delincuencia, especialmente a la organizada de gran escala, utilizando medios de avanzada tecnológica, leyes severas, tribunales confiables y expeditos, cuerpos de policía honestos y eficientes que eleven la probabilidad de captura y sentencia de los criminales.

6. Reforma estructural educativa

Referida al reconocimiento de la baja calidad educativa de los estudiantes en quienes se ha desarrollado escasa habilidad analítica, de razonamiento matemático, de solución de problemas y de lectura, dentro de los sistemas de educación pública principalmente.

La solución es la emisión de vales educativos que son dados directamente a los padres de familia para que ellos seleccionen la escuela a la que desean mandar a sus hijos —lo opuesto a lo que sucede ahora.

7. Reforma estructural financiera

Esta otra de las reformas económicas estructurales se refiere a las instituciones financieras y de inversión o capital que operan bajo condiciones anteriores sin tener en cuenta competitividad y globalización, ni proteger debidamente a inversionistas menores.

Está destinada a un mayor y más amplio uso de créditos e inversión, dando mayor certeza a las inversiones. Una lectura aconsejable al respecto es la de Brenner, Reuven (2002). The force of finance: triumph of the capital markets. New York : London. Texere. 1587991306.

8. Reforma estructural de minorías

Referida a las poblaciones indígenas o bien a las comunidades de inmigrantes, que viven en malas condiciones económicas y desintegrados del resto del país.

Se trata de lograr su integración a la vida nacional, especialmente en lo económico, haciéndolos capaces de ofrecer bienes y servicios altamente valorados. Véase Pobreza: una definición causal.

9. Reforma estructural de telecomunicaciones

Referida al terreno de telefonía, internet, televisión por cable y similares, para ponerse al día en los avances tecnológicos, aceptar la convergencia de servicios y promover la competitividad con mercados abiertos y libres.

10. Reforma estructural de registro de propiedad

Referida al aumento de la velocidad de registro de bienes raíces de los ciudadanos establecidos en propiedades sin legalizar —reduciendo los períodos de años a días.

Puede también abarcar las reformas que faciliten la apertura de negocios y el respeto a la propiedad intelectual.

Una lectura recomendable es la de Soto, Hernando de (2002). El misterio del capital ¿por qué el capitalismo triunfa en occidente y fracasa en el resto del mundo? México. Diana. 9681333225.

11. Reforma estructural de estado

La última de las 11 reformas estructurales se refiere a cambios constitucionales relativos a las formas de operación de los gobiernos en sus entidades centrales.

Cubre aspectos como la separación entre jefe de estado y jefe de gobierno, la cancelación de representantes de partido en el poder legislativo, las autonomías de los estados o provincias y similares.

Su objetivo es hacer más eficiente la forma de operar de las autoridades, con una burocracia menor con tratos laborales iguales a los del resto de los trabajadores. Más la acotación clara del poder gubernamental.

Resumen

Se ha presentado una definición de qué son reformas económicas estructurales, como un concepto de actualización a nuevas circunstancias. Se han presentado también 11 reformas estructurales propuestas para la prosperidad.

Comentario adicional sobre las reformas económicas estructurales

Una actualización del sistema operativo

Por Eduardo García Gaspar –   14 junio, 2005

La idea lleva tiempo de haberse creado y se refiere a la necesidad de realizar cambios que actualicen a las leyes y a las instituciones que regulan al desempeño de la autoridad en la economía.

Esos cambios para ponerse al día los conocemos como reformas económicas estructurales y tienen el objetivo de mejorar las condiciones y hacerlas más propicias a la elevación de los estándares de vida.

Son varios los campos en los que se precisan las actualizaciones.

Usualmente se habla de reformas fiscales, de energía, laboral, seguridad, educación, telecomunicación, bancos, registro de propiedad, de Estado, indígena… más las que a usted se le ocurran.

Se trata de poner al día a las leyes y a las instituciones para adecuarlas a la situación actual y futura. La lista de 11 reformas económicas estructurales resume bien las principales.

Razón de ser

Esta necesidad viene, al menos en el caso de México, de la gran diferencia que existe entre las condiciones del pasado, con una economía cerrada, no competitiva, intervenida por el gobierno, corporativista y demás, a las condiciones del presente, con una economía abierta, competitiva, libre, democrática.

Ni las leyes ni las instituciones de antes sirven para lo que ahora se vive. Por ejemplo, las leyes fiscales necesitan cambiarse.

Ahora son complejas, llenas de excepciones y tratamientos diferentes, con tasas múltiples y elevadas, de redacción complicada. El mundo actual frena su potencial con impuestos de esa naturaleza.

Se necesitan impuestos bajos, sencillos de calcular, sin excepciones… algo como el flat tax que ya existe en varios países. Igualmente, las leyes laborales de antes encarecen el trabajo, producen desempleo, elevan precios.

Ya no puede operarse así en un mundo tan diferente. Las nuevas leyes laborales deben ser flexibles y por eso capaces de promover la creación de empleo.

En este terreno, las pensiones son otra de las reformas a realizarse para actualizarse a una situación demográfica diferente y darles solidez, por ejemplo, creando cuentas individuales y no fondos colectivos.

La generación de energía ya no puede soportar el esquema anticuado de empresas monopólicas como Pemex en México. Los riesgos deben diversificarse y tenerse incentivos de mercado para lograr nuevos desarrollos y adelantos.

En el campo de la educación, los resultados indican la necesidad de un cambio para darle un giro que enfatice calidad y hábitos de pensamiento.

Un asunto trascendente

Las reformas económicas estructurales sugieren cambios para hacer del gobierno un ente más eficiente, que funcione bien en sus áreas de competencia y se faciliten los acuerdos entre partidos, sin los conflictos que detienen su trabajo y hacen que los partidos estén más preocupados por ganar elecciones que por gobernar, como sucede en México.

En fin, las reformas no son una cuestión insignificante, sino la prioridad mayor que se tiene en la política de muchas naciones, desde Francia y Argentina hasta México y los EEUU.

Como una actualización del sistema

El mundo ha cambiado, la tecnología nos ha revolucionado y el retraso que sufrimos es político, de leyes e instituciones.

Se trata de quitarnos la bola de metal que impide que avancemos más, ésa con la que se caricaturiza a los prisioneros para que no escapen.

Si esas reformas y actualizaciones no se realizan con prontitud el costo es la pobreza y la miseria, un retroceso en el bienestar. Más aún, las reformas son terrenos de enfrentamiento entre dos visiones, la que ve hacia el futuro y la que ve al pasado.

Personajes como Evo Morales, Fidel Castro, Kirchner, López Obrador, Hugo Chávez tienen esa mentalidad, la del regreso a los sistemas centralizados, totalitarios, de grandes gobiernos, que se usaron en el pasado.

Lo que necesitamos es exactamente lo opuesto, sistemas abiertos, flexibles, democráticos, con gobiernos fuertes en sus funciones esenciales, para un mundo abierto, libre, que se beneficie de las iniciativas individuales de las personas.

En otras palabras, estamos en el choque de dos mentalidades, un real duelo de ideas entre el pasado y el futuro. En la medida en la que esto se entienda se estará dando pasos que eleven las oportunidades de desarrollo y prosperidad.

Como siempre en la historia del mundo, este es otro duelo de ideas y dependiendo de las que prevalezcan será nuestro futuro, uno de mejor vida o uno de pobreza.

[La columna fue actualizada en 2020-03]