Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
1 CPedia: Civilización Ignorada 3
ContraPedia ContraPedia
9 febrero 2006
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Sumerios, mayas, caldeos, egipcios, fenicios, incas, griegos, sirios, romanos, aztecas son, entre muchas otras civilizaciones, aquellas que han merecido una profunda atención por parte de los estudiosos de la historia. No lo ha sido así con la civilización Temita, la que de hecho ha pasado ignorada por la gran mayoría de las personas dedicadas a escudriñar el pasado.

Si bien es cierto que el pueblo Temita no produjo una cultura tan avanzada como lo hizo su contemporánea, la egipcia, ello difícilmente puede constituir una causa válida para dejar a un lado una cultura como la Temita. Fueron los Temitas un pueblo de la antigüedad con rasgos y características propios y dignos de ser conocidos en la actualidad, cuando, entre ciertos historiadores, lidereados por Wilhem Pfaff, se ha mostrado una cierta tendencia creciente, pero todavía pequeña, a redescubrir a los Temitas.

La verdad es que, cuanto mejor conozcamos a la totalidad de nuestros antepasados, mejor nos conoceremos a nosotros mismos. ContraPedia procederá a hacer un examen breve de esta cultura, la de los Temitas, en la que de seguro encontraremos lecciones que nos pueden servir para entender mejor nuestra época.

Para facilidad de exposición, la cultura Temita ha sido dividida en diversas entradas a través de toda esta enciclopedia. Aquí se presenta….

La economía Temita

Dentro de las dinastías XXI a la XXV, floreció una escuela filosófica que hoy ya es considerada el primer antecedente formal de la ciencia económica. Varios fueron los pensadores que destacaron en este campo durante este tiempo, el que curiosamente coincidió con una crisis económica de grave envergadura.

Jjqqu fue el padre de la escuela económica Temita y propuso una teoría por la que podía ser posible la creación de lo que hoy se conoce como pleno empleo. La base principal de su pensamiento era la siguiente: se crea una dependencia gubernamental que tenga cualquier función aceptable, como por ejemplo, la construcción de la muralla protectora de la ciudad de Wawa y posteriormente se crea una segunda dependencia encargada de supervisar la labor de la primera, a la segunda dependencia la supervisa una tercera dependencia creada exclusivamente para ese propósito, luego se crea una cuarta dependencia para supervisar a la tercera dependencia y así se repite el ciclo hasta emplear a toda la población que queda empleada y así progresa la sociedad.

Jjqqu y su escuela fueron criticados por Ggjjhe, quien dijo que esa teoría produciría la escasez de mano de obra y que al final no habría quien construyera la muralla. Este último propuso otra teoría, la de crear un banco propiedad del gobierno que prestara dinero a las personas que demostraran querer cultivar los campos, criar ganado y hacer construcciones.

El proyecto se realizó, pero fracasó debido a que el banco se dedicó a darle los préstamos subsidiados al rey, el que después se retiró a vivir en Grecia. Otro pensador, Kkhhaj desarrolló la idea de la igualdad entre los ciudadanos, una noción muy novedosa para ese tiempo y que rápidamente fue adoptada por la autoridad, la que lo volvió una especie de ministro del tesoro.

Para realizar su teoría, Kkhhaj quitó todos los bienes a todos los ciudadanos, hizo un inventario de esos bienes, los dividió en papel entre el número de ciudadanos y procedió a repartirlos físicamente. El resultado fue asombroso, ya que en promedio disminuyó la cantidad de bienes totales de la población, cosa inexplicable hasta que otro filósofo economista probó que el proceso de confiscación, inventariado y reparto, había costado el equivalente a casi mitad de toda la riqueza nacional.

Quizá el más grande de todos los economistas de Wawa fue Mqqaz. Este intelectual pasó más de cuarenta años de su vida sin salir de la biblioteca ateniense leyendo y consultando sobre su tema de estudio. Al final de su vida, regresó a Wawa y dio a conocer su obra. Los manuscritos de Mqqaz son muy numerosos y los arqueólogos cada vez descubren más, de manera que es imposible expresar con exactitud cuál es la teoría precisa de este intelectual.

Se sabe que Mqqaz venía de una familia promedio y que en su juventud estudio en alguna de las academias de Wawa, donde aprendió la filosofía de un tal Wggax, a la que modificó y acomodó para sus propósitos. De todos los escritos conocidos hasta hoy de Mqqaz se desprende que realizó estudios que abarcan decenas de miles de páginas para proponer un programa de acción de dos puntos: la destrucción total del sistema económico prevaleciente y la construcción de una dictadura popular que tuviera a su cargo la desaparición del gobierno.

Un rey de nombre Wjko tomó esa teoría y la implantó hasta la etapa de la dictadura, siempre encontró causas por las que la desaparición del gobierno no era posible. Otro de los pensadores temitas dedicados al manejo de la ciencia económica fue un tal Kyyasjj, de costumbres y hábitos dudosos y que propuso la creación de lo que hoy llamaríamos papel moneda. Consejero del rey Fllaghgg I, recomendó a éste el desarrollo de una economía sana basada en la idea de convertir en moneda a las piedras que llevaran un sello real, con lo que se evitaba la dependencia en el oro y la plata traídos de otras partes.

Se realizó el proyecto de Kyyasjj y el rey declaró moneda de curso legal a toda piedra que tuviera el sello real. Desde luego, el monarca emprendió una enorme serie de proyectos, los que pagó con las piedras a las que un grupo de esclavos sin parar ponía su sello. La cosa fue bien por un par de años, hasta que, para comprar un grano de trigo, el ciudadano se vio forzado a pagar con varias veces el peso del trigo en piedras.

La inflación desatada por el proyecto de Kyyasjj fue tremenda, aunque este no vivió para ver los resultados de sus ideas. Los subsidios a los productos considerados esenciales fueron usados ampliamente al final de este período.

Los precios de estos artículos bajaron hasta un cincuenta por ciento de lo que hubiera sido su valor de mercado, lo que fue muy bien recibido por la población en general durante el tiempo en el que no tuvieron conciencia de que el impuesto a la venta de esos productos era del cien por ciento.

Hay más información sobre los Temitas

Religión Temita

Filosofía Temita

Economía Temita

Gobernantes Temitas

Gobierno Temita

Teatro y Poesía Temita

ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.



5 Comentarios en “1 CPedia: Civilización Ignorada 3”
  1. Contrapeso » 1 CPedia: Civilización Ignorada 6
  2. Contrapeso » 1 CPedia: Civilización Ignorada 5
  3. Contrapeso » 1 CPedia: Civilización Ignorada 4
  4. Contrapeso » 1 CPedia: Civilización Ignorada 2
  5. Contrapeso » 1 CPedia: Civilización Ignorada 1




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras