Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
5 Cosas Que Hacer
Leonardo Girondella Mora
2 febrero 2006
Sección: SALUD, Sección: Listas
Catalogado en:


El Mercatus Center hizo una publicación, fechada en noviembre del año pasado —su contenido es por demás importante en estos momentos en los que amenaza una epidemia global de fiebre aviar.

Lo que trata ese documento es lo que debe hacerse en ese caso, o en el de una epidemia de cualquier tipo.

Da 10 ideas de lo que se debe hacer, de las que tomo 5 haciendo mis propios comentarios sobre lo escrito por Tyler Cowen, General Director del Mercatus Center y de la Holbert C. Harris Chair of Economics en la George Mason University.

Lo que deseo mostrar es un par de puntos en los que coincido con el autor —una política de descentralización de la atención a la epidemia y una política de facilitación de creación de remedios, vacunas y medicinas.

1. Tener bien preparados y mantenidos a los sistemas locales de salud, suceda o no la epidemia, dice el autor. Son dos los elementos cruciales: sistemas locales, no centrales; y mantenidos, no armados para la ocasión. La idea la volverá a mencionar en otro de sus puntos y debe entenderse como el crear varios puntos geográficos de ayuda —es el acercar al brote de la epidemia la ayuda necesaria, sin esperar a que la burocracia central se mueva.

2. Descentralizar las existencias de las medicinas y los remedios. Tenerlos cerca de la realidad es más importante que crear un cúmulo de ellos. De nuevo es la idea de la descentralización —no tiene sentido tener un almacén lleno de vacunas o medicinas en la capital del país y nada en los estados o provincias, además los estados vecinos están más cerca para ayudar a la localidad afectada.

3. Crear premios para el desarrollo de vacunas, además de aflojar las leyes en contra de sus creadores, las liability laws. Se trata de promover el desarrollo de remedios, no de inhibirlo, dice Cowen. Una epidemia sin vacunas es una batalla perdida y es una medida razonable el actuar antes, estableciendo incentivos para que esas medicinas sean creadas y mejoradas.

Una medida en este sentido fue la anunciada el 14 de enero pasado, cuando se reportó que “The FDA is preparing a policy declaring that federally approved medication labels pre-empt state law, which may strengthen pharmaceutical makers’ defenses against lawsuits from people claiming to have been hurt by the companies’ products” (Wall Street Journal).

4. Respetar, dice, la propiedad intelectual adquiriendo los remedios a precios justos que permitan mantener el incentivo de seguir desarrollando medicinas y vacunas. Es un punto relacionado con el anterior: las amenazas de producir genéricos violando las patentes puede funcionar bien en una ocasión, pero tiene efectos destructores en el plazo largo.

5. Reconocer que las autoridades centrales no tendrán capacidad de acción en los peores momentos de la crisis, por lo que se deben tener planes locales. Otra vez la idea de la descentralización de la ayuda —colocar todas las esperanzas en las ayudas federales o centrales no sirve. Tiene su escrito otras recomendaciones e incluso menciona cosas que no deben hacerse.

El lector puede leer el artículo completo. Mi única intención ha sido señalar esas dos grandes estrategias para atacar problemas de epidemias: los servicios y las ayudas deben estar descentralizadas, dando poder y responsabilidad a las autoridades locales —y además, fomentar la creación de medicinas y vacunas con acciones que se saben que funcionan.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras