Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Condones y Dominio
Eduardo García Gaspar
14 abril 2006
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SEXUALIDAD
Catalogado en: ,


Son varias las tesis y campañas que promueven lo siguiente: ya que las enfermedades sexuales son un real problema de salud en millones de personas, el remedio de prevención está en el uso de los condones, que incluso sirven para prevenir embarazos.

La lógica interna de esa manera de pensar es perfecta. Sin duda existe un problema de contagio de enfermedades sexuales y también uno de embarazos no deseados. La solución es un instrumento que impide, con buena efectividad, ambos.

Hasta allí la cosa no tiene problema. Pero hay algo más y que no es tan obvio: otra posibilidad de lograr eso mismo, no tener embarazos y no propagar enfermedades como el SIDA. Esa otra posibilidad se conoce desde hace siglos y se llama abstinencia. Sencillamente no tener relaciones sexuales indiscrimnadas. Un remedio aún más efectivo, con 100 por ciento de efectividad. Ahora viene lo interesante.

Con dos soluciones posibles y no solamente una, el problema es examinar las características de ambas. La del condón es la que permite hacer lo que los instintos solicitan, algo como una promoción del desfogue o satisfacción de un deseo. Es como un permiso para hacer lo que es riesgoso o indebido, eso que debía controlarse o dominarse. Ya pueden saltarse algunos principios morales, porque no hay consecuencias físicas de los actos limitados por la moral.

Es, al final, la anulación de un mandato moral por parte de un pedazo de material sintético que previene los efectos indeseables biológicos. Pero queda la parte no biológica, la porción humana espiritual. Es aquí donde la otra solución, la de la abstinencia es superior: evita los efectos biológicos pero también los espirituales. Es decir, el condón olvida una parte humana, la moral o espiritual, para al final decir: no importa lo que hagas si eso no tiene consecuencias nada más físicas.

El problema es, desde luego, que los humanos somos más que seres físicos. Tenemos un componente espiritual. A lo que voy es a una consecuencia colateral negativa. La promoción del condón es también la promoción indirecta de la falta de autodominio y control de la persona.. Nos dice que podemos soltarnos para seguir nuestros instintos y propensiones corporales, y que lo podemos hacer sin consecuencias.

Nos hace más animales y menos humanos. Es una anulación del sentido de responsabilidad y de la rendición de cuentas. Porque al final está la cuestión de qué persona es mejor, aquella que posee auto-control y tiene dominio de sí misma, o aquella que cede fácilmente a sus pasiones y apetitos. La respuesta es obvia, pero se olvida cuando se tratan temas como éste. El olvido es el de un ser humano con un componente moral o espiritual.

Es muy comprensible la urgencia y la preocupación con la que se quiere atacar un problema de la dimensión del SIDA, u otros similares. Nada malo existe en eso, al contrario. El problema no radica en esas buenas intenciones, sino como casi siempre en los remedios propuestos. Y es que el remedio del condón tiene una buena efectividad biológica, pero una mala consecuencia espiritual. El ideal es la solución que considere a la persona integralmente y no sólo en lo físico.

Del otro lado, podemos ver el aspecto sexual humano. Es sexual y es humano, no animal. En los animales es perfectamente comprensible el seguimiento de los instintos naturales, sin consideraciones de ningún otro tipo. Pero ver así al humano es reducirlo a un nivel que no tiene. La sexualidad humana es tan seria como su naturaleza y tiene necesariamente componentes espirituales. Este es el problema del condón y su promoción, que erradica la parte moral.

Sin duda el condón tiene efectos positivos, pero sólo en la parte biológica. Su promoción, por tanto, parte necesariamente de una tesis falsa, la de que el ser humano es únicamente una entidad biológica sin posibilidad de ser libre y de poder seleccionar otro camino: como es un ser que no puede soportar las inclinaciones de sus pasiones, entonces hay que darle esa solución parcial.

Buenas intenciones sustentadas en una hipótesis falsa dan resultados colaterales malos, que son la creación de un ser humano sin sentido de responsabilidad y sin capacidad de dominar sus pasiones e instintos.

POST SCRIPTUM

• El mismo argumento usado en esta columna se menciona en Ratzinger, Joseph (2005). DIOS Y EL MUNDO: UNA CONVERSACIÓN CON PETER SEEWALD. Barcelona. Debolsillo/Random House Mondadori. 8497938127, un gran libro muy recomendable, directo y al grano.

• Un buen ejemplo de la izquierda rabiosa es el comentario siguiente, recibido a raíz de esta columna en el periódico [sic para todo]:

tú, el imperio del vaticano y yo, sabemos de los millones de pobres e ignorantes que viven en méxico. bien, dénles a todos ellos educación, alimentación y trabajo. de tal manera, con un completo control de su mente a sus instintos, podrán ellos controlar su instinto de conservación y de generación o su sexualidad desbordada. si no, déjenlos usar condón y otros métodos anticonceptivos. tus opiniones al respecto son totalmente irresponsables, y es el polo negativo de la libertad de expresión, o del mal uso de la libertad, que personas como tú se expresen en un medio público con conceptos erróneos, conservadores, retrógrados, medievales, hipócritas, burgueses, estúpidos. latinoamérica es el último feudo que le queda al vaticano, y méxico es una de sus más grandes fuentes de ingresos, de tal manera que para continuar con sus privilegios, es necesario que los fieles, en su mayoria los pobres e ignorantes, se reproduzcan sin cesar, sin responsabilidad. ¿porqué tú y la iglesia no entienden que ya somos muchos en el país y en el planeta? ¿porqué no entienden que los recursos se están terminando? ¿porqué no entienden que generan más contaminación? panista recalcitrante, estamos en pie de guerra contra ti y la iglesia católica, contra todos aquellos que quieren mantener sus privilegios sobre los demás y contra toda creencia o ideología que atente el sentido común humano.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Condones y Dominio”
  1. gil Dijo:

    Es increible que tu paginita se llame contra peso, mas bien es el peso hacia la derecha que le falta a algunas notas. Que chistoso que aun, en este hermoso mundo globalizado, exista gente tan RABIOSA… respeto tu libertad de expresion, cai en tu pagina por mero accidente y espero no volver a leerla, si quiero ver una pagina de derecha hay algunas mucho mas inteligentes y menos obvias en la WEB.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras