Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
De EZLN a ONG
Eduardo García Gaspar
6 enero 2006
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Las campañas electorales tienen su muy alta dosis de entretenimiento y en la de México para julio de este año, el elenco artístico ha sido enriquecido notablemente con otra celebridad, la del auto denominado Subcomandante Marcos, ahora auto denominado Delegado Zero (!)… lo que lo confirma como un creativo de primera línea.

Es un mal político, pésimo líder y miope visionario, pero gran usuario del marketing que cautiva a medios, especialmente extranjeros y al mexicano inclinado a lo que solemos llamar desmadre.

La nueva campaña neozapatista tiene una marca nueva, “La otra campaña” y supone una gira nacional, en motocicleta desde luego, paralela a la del resto de los candidatos formales. Entre sus declaraciones iniciales dijo que se tomarán en cuenta todas las opiniones “para no excluir a nadie”, pues hacerlo sería injusto, “a cada quien se le va tomar en cuenta y va a tener un lugar su pensamiento y su palabra”.

Pero al mismo tiempo, el encapuchado, afirmó su política original desde la fundación de su movimiento, la de no formar un partido político ni sujetarse a procesos democráticos. Esto es lo especialmente notable, dijo que “no vamos a hacer un partido político, una organización o, lo peor que hay en este mundo, una Cámara de Diputados o Senadores”.

Ésa es la parte realmente notable de los neozapatistas, su renuencia a participar en la actividad democrática, una conclusión a la que llegué en un análisis de su posición y que escribí en mayo de 2001.

Es realmente revelador, pues muestra a un movimiento por demás extraño, que quiere tener influencia en la vida política de México e incluso de los EEUU, sin aceptar ser un partido político. A las entidades que se comportan así, se les llama Organizaciones No Gubernamentales.

Lo que está sucediendo no es lo que la mayoría de los analistas y columnistas han comentado al respecto. La noticia no es que los neozapatistas han renunciado al uso de la violencia.

La real noticia es que el EZLN se ha vuelto una ONG: quiere influir en la política mexicana sin aceptar ser un partido político sujeto a las reglas de la democracia y las elecciones. Y para ser una ONG, los neozapatistas tienen una gran ventaja, pues son maestros del marketing.

Ellos han creado una de las marcas políticas globales recientes más célebres. Y sobre esa base, ahora sin ser partido, intentarán ser una influencia de peso en las elecciones mexicanas.

¿Qué tipo de influencia? Me temo que nada positiva. Los documentos de los neozapatistas presentan evidencias que los muestran como gente con pobreza de análisis. Sus documentos están pobremente escritos y no contienen razonamientos siquiera aceptables que justifiquen sus soluciones propuestas.

Poseen una tendencia intelectual nostálgica, que lleva al EZLN a preferir situaciones pasadas que enfrentar el futuro y el presente. Las soluciones del EZLN, claramente, como lo muestran sus escritos, se fundamentan en el regreso a situaciones de tiempo atrás, supuestamente consideradas como las mejores. Le tienen real temor al futuro, a lo nuevo. Pero lo que más caracteriza al EZLN es su ansia de poder.

En sus inicios tuvieron un fundamento violento, al declarar formalmente la guerra al gobierno mexicano. En sus escritos no existe mención alguna de acatamiento a procesos electorales y mecanismos democráticos. Su base es la erección de un nuevo supercacique, auto asignado a Marcos sin mediar procesos democráticos y que mantiene la figura del caudillo como el salvador que promete escuchar a todos.

Recuérdese que es él quien dice que todos serán escuchados en su campaña recién iniciada. Él es el nuevo gran cacique, auto impuesto, el que promete escuchar a quien lo reconozca como caudillo, sin las molestias de un proceso ordinario democrático. No es sorpresa, por tanto, que con un buen cálculo de tiempos se ponga a hacer campaña sin ser partido político: para Marcos eso es un sueño vuelto realidad.

Tenemos, entonces, para todo propósito práctico otra ONG manejada por un cacique de la vieja usanza, sin contenido, pero maestro de las formas. De todo lo que México necesita, Marcos no tiene nada. Es al final ruido electoral y llenador de espacios informativos.

POST SCRIPTUM

El análisis de los documentos originales del los neozapatistas está en Diálogos con el EZLN, originalmente escrito en marzo de 2001. Las declaraciones de Marcos usadas en este artículo están en una nota del periódico El Universal en el enlace señalado abajo.

Lo verdaderamente alucinante de esta nueva ONG es su capacidad de aparecer y desaparecer del horizonte noticioso desde 1995 y el atractivo que mantiene entre quienes tienen un marco mental sustentado en la idea que señala que el problema de la política es encontrar al sujeto ideal que gobierne sin limitaciones.

En ultima instancia es la idea de Platón y a la que Popper criticó devastadoramente en Popper, Karl Raimund (1966). THE OPEN SOCIETY AND ITS ENEMIES VOLS 1 AND 2. London. Routledge & K. Paul. Ha sido señalado que en México, desde la Revolución Mexicana, desaparecieron las ideas políticas, como las usadas en la Independencia en los conflictos entre liberales y conservadores.

A partir de esa revolución, los conflictos fueron personales y por eso se desarrollaron “ismos” como maderismo, carrancismo, villismo, obregonismo, cardenismo; una desafortunada costumbre que sigue hasta hoy, con foxismo, salinismo, zedillismo, madracismo. Véase Vázquez, Mario, Maya, Teresa, Padilla, Jorge, al., et (2002). SOCIEDAD Y DESARROLLO EN MÉXICO. (Nora Guzmán – compiladora). Monterrey. Ediciones Castillo/ITESM. 9702002915, página 33.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras