Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dos Manos Estatales
Eduardo García Gaspar
20 abril 2006
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Los tiempos electorales son fascinantes. Son los tiempos de la mano espléndida.

La mano del gobierno que promete y promete hasta lo imposible: guarderías para niños, seguridad absoluta, miles de casas diarias, pensiones para todos… lo que a usted se le ocurra, eso prometerán los candidatos a gobernar. Nada que nos sorprenda.

Pero el gobierno tiene otra mano, como decía el agudo de F. Bastiat. Si con una mano nos quiere dar todo, con la otra mano nos va a cobrar lo que prometió dar.

Y es que no hay otra posibilidad. Si prometió regalar artículos escolares o guarderías infantiles, eso tiene un costo y se tiene que pagar.

Durante las elecciones, los gobernantes muestran la mano dadivosa y ocultan todo lo que pueden a la mano que se mete en nuestros bolsillos.

Viendo las cosas como son, el asunto es gracioso. Lo que proponen es algo que consideraríamos abusivo si lo hiciera una empresa privada, pues significa que nos están cobrando por adelantado y estamos pagando lo que no consumimos.

Vaya, es como si en el estado de cuenta de nuestra tarjeta de crédito aparecieran cargos por compras que aún no hacemos y por compras que han hecho otros. Iríamos al banco a protestar por los errores en el estado de cuenta.

Pero si eso mismo hace un gobierno, incluso recibirá aplausos. Curiosa situación. El gobierno nos cobrará con impuestos cosas que nos ha prometido dar a nosotros pero también a otros. Si un banco no lo puede hacer, no veo por qué lo pueda hacer un gobierno.

En el fondo de las cosas está la realidad innegable: lo que un gobierno promete dar tiene un costo y para pagarlo tiene que sacar dinero de algún lado. Elevará impuestos, pedirá créditos, imprimirá dinero, pero tendrá que pagar ese costo. Un ejemplo reciente ilustra esto que digo. Es la propuesta de uno de los candidatos a presidente.

La propuesta consiste en meter mano en los fondos de retiro de las personas. Concretamente dice que la mitad de esos fondos continuará en manos de las administradoras de pensiones, pero que la otra mitad será manejada por el gobierno.

Es la mano que cobra lo que la otra promete. El dinero que es de usted y que está en esa cuenta personal, ahora pasará a ser manejada por el gobierno. Esa idea, que es del candidato del PRD, muestra muy bien la idea de Bastiat, la de las dos manos.

Los optimistas y los ilusos verán la mano dadivosa y aplaudirán lo que que ella promete y da. Los más realistas verán las dos manos y se harán la pregunta natural, ¿no seré yo quien deba manejar mi propio dinero mejor que el gobierno? Ésa es la pregunta que uno debe hacerse.

El dinero que tengo en esa cuenta es mío, como lo es el que me cobran por impuestos. ¿Quién es preferible que lo administre? ¿El gobierno o yo, que soy su propietario?

La respuesta es obvia. En global, de las promesas electorales dimos un paso a la teoría de las dos manos del gobierno y de allí otro paso para mostrar un ejemplo real de la mano que quiere meterse en el bolsillo de nuestras pensiones para arribar a la pregunta de fondo.

¿Quien debe manejar las propiedades y los recursos? ¿Sus propietarios o el gobierno? La opción en el caso de las cuentas de pensión es si debe ser usted el que decida en qué invertir su dinero o si debe ser el gobierno el que decida, dándose un préstamo a sí mismo. Tan sencillo de plantear como eso.

El asunto bien vale esta segunda opinión y se resume en el asunto de la planeación de la economía. ¿Debe planearse la economía? Sin duda, en el sentido de realizar acciones hoy esperando resultados en el futuro. Nadie duda que la economía debe ser planeada, La pregunta no es esa, sino quién debe planearla.

¿Debe usted planear su propia economía personal o debe hacerlo un gobierno? Siglos de experiencia y muchas teorías demuestran que la mejor opción es que el dueño de los recursos decida qué hacer con ellos.

La paradoja de las elecciones llenas de promesas es que las personas están en realidad recibiendo propuestas contrarias. Los candidatos les están diciendo, “dame tus ahorros, dame tus bienes, dame tu trabajo, para que yo los administre según lo que yo crea que tú necesitas”. Y pensar que hay gente que aplaude eso.

POST SCRIPTUM

• El lector observador seguramente hará una observación válida: las cuentas individuales de retiro, administradas por las AFORES, tienen ahora ya un componente de inversión en valores gubernamentales. Es decir, ya tomó el gobierno prestado de nuestros fondos ahorrados, por lo que la propuesta del candidato del PRD es ya realidad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Dos Manos Estatales”
  1. Contrapeso » El Ministro Como el Científico




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras