Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Caso Ejemplar de Estonia
Selección de ContraPeso.info
4 mayo 2006
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Asuntos
Catalogado en:


ContraPeso.info presenta un texto de Ricardo Valenzuela, a quien se agradece el gentil permiso de reproducción.

Durante el transcurso de mi azarosa vida, he cometido muchos errores de juicio por lo que he tenido que pagar con sangre, dolor y lágrimas. Sin embargo, ese mismo juicio me ha servido bien para seleccionar a mis muy particulares héroes. Uno de ellos ha sido el legendario Milton Friedman quien, ya cargando con más de 90 abriles, permanece más lúcido que nunca.

Lo conocí en 1980 durante una conferencia en las oficinas del Banco de América en San Francisco. Desde entonces, se inició mi fascinación con ese hombre que ha revolucionado el pensamiento económico, político y social de los últimos 70 años. Durante la década de los 80, por su gran generosidad y, sobre todo, su disposición para compartir sus ideas con quienes se acercan a esa fuente de sabiduría, mantuvimos comunicación.

He recibido infinidad de consejos de esa gran mente como, cuando me afirmara en 1996: “Si algún día decides debutar en el servicio publico, hazlo como eso, un servicio y no tu modus vivendi. Pero, sobre todo, hazlo después de haber navegado intensamente los mares de los mercados.”

Hace unos días, me enteré enfrentaba problemas de salud y, titubeante, decidí llamarle seguro que no lo conseguiría. Fue grande mi sorpresa el que, no solo tomara la llamada sino que, manifestara alegría al recibirla.

Luego de breve conversación, me fusila con una pregunta: “¿Ya sabes quien fue es el nuevo galardonado con el premio que lleva mi nombre?” No maestro, le reviro. Guarda silencio un par de segundos y responde: “Pues busca la información en la Web puesto que, encontrarás lecciones importantes para México.” Nos despedimos con cierto halo de tristeza, como presagiando era nuestra ultima conversación.

El día 9 de abril del año en curso, Mart Laar, ex Primer Ministro de Estonia, se convirtió en el tercer recipiente del premio Milton Friedman para el Avance de la Libertad en el Mundo. Los anteriores galardonados fueron; el primero, otra leyenda como lo fue Peter Bauer, economista inglés quien edificara su fama por sus novedosas aportaciones al confuso mundo del desarrollo económico.

El segundo, Hernando de Soto, economista peruano quien ha estado a un paso del premio Nobel por su trabajo definiendo la importancia de los derechos de propiedad, como el puente de los pobres hacia las fuentes de capital y la prosperidad.

Ambos crearon una plataforma para la aplicación de los principios de mercado, como la fórmula más eficaz para el, cantaleteado y manoseado, combate a la pobreza. Demostraron el que los mercados libres, la libertad para comerciar en todo el mundo, limitando la intervención del gobierno en la economía, saludables derechos de propiedad bajo un estado de derecho, es el mejor mecanismo para, armando y motivando a la sociedad civil, lejos de las voraces burocracias erradicar esa pobreza. Mart Laar, simplemente los puso en práctica.

Laar, en 1992, con sólo 32 años de edad, se convirtió en Primer Ministro de Estonia y, arremangando su camisa, se puso a trabajar. Sin embargo, las intrigas de la política lo expulsaron dos años después, pero sólo para reemerger en 1999.

En estos momentos, Estonia se coloca en el sitio numero siete en el índice de libertades económicas del mundo. Ello ha detonado el milagro de su desarrollo en un cuadro similar al de Irlanda. Sin embargo, muy pocos recuerdan los días en que su economía era dominada por la Unión Soviética por lo que, al igual que todos sus satélites, trotaba en un estadio que se distinguía por la escasez, la hambruna y la desesperación de la gente. Mart Laar sustituyó la demoníaca visible mano del estado, por la invisible de Adam Smith y magia.

Su gobierno eliminó todas las tarifas y se dio a establecer el sistema de un sólo impuesto fijo del 20% lo que, contagiaría a otros países de la región incluyendo a Rusia, Eslovaquia y Ucrania. Pasó a declarar las utilidades reinvertidas libres de toda carga fiscal, para luego establecer un Consejo Monetario que derrotaría la inflación que desangraba al país. Mediante un amplio programa de liberación, seguía la privatización de las ineficientes empresas estatales que participaban en esa sangría. Hoy día el estado solo consume poco más del 10% de su PIB.

Las reformas implementadas, como siempre sucede, en su inicio fueron dolorosas pero Laar, a diferencia de los lideres de Rusia, Ucrania, Kazajistán quienes, ante los estertores de la cruda, cobardemente reculaban para entregarse a las políticas de subsidios mundial a la ineficiencia del Banco Mundial, la OMC y el FMI, continuaba diligentemente hacia la dirección de sus sueños; una Estonia libre, democrática y prospera.

Ante el arrojo de Laar, otros ex satélites de la Unión Soviética lo seguirían y así, Hungría, Polonia, Eslovenia, la Republica Checa, Latvia y Lituania, se han convertido en los tigres de Europa Oriental estableciendo ejemplos que Europa Occidental se rehúsa a imitar.

¿Cuáles fueron los resultados?

• Durante los últimos diez años, el PIB de Estonia ha crecido a un ritmo del 7% y, durante esa década, su ingreso per capita alcanzó los $16,000 dólares anuales. Un incremento de casi un 100%.

•En México, durante ese mismo periodo, la economía crecía a menos del 4% y el ingreso per capita se situaba en $7,000 dólares. En 1988, México lucía un ingreso doble del de Estonia pero, hoy día, se ha convertido en menos de la mitad.

Estiman los expertos el que, si Estonia mantiene su paso firme en la ruta señalada por Laar, en los siguientes diez años, se deba convertir en una potencia superior a Francia e Italia.

Después de llevar a cabo mi análisis, sumamente preocupado, de nuevo tuve la audacia de contactar al Dr. Friedman con una sola pregunta ¿Por qué Estonia pudo y México continúa atrapado en su pantano? Su respuesta fue tajante y, sobre todo, sumamente alarmante: “Porque Estonia, a diferencia de México, ha conocido el dolor, las verdaderas profundidades de la pobreza, la opresión y la esclavitud bajo el régimen comunista. Todo ello provocó la formación de una sociedad civil sedienta de libertad y, armada con una repulsión hacia el estado, provocó se sumara a la causa liberatoria de Laar.”

Sumamente alarmado le pregunto. Entonces ¿México tiene que llegar a sufrir de esa forma para encontrar ese camino hacia su desarrollo y liberación?

Corto silencio y luego la sentencia: “Desafortunadamente puesto que, me parece que durante los últimos 200 años, no han aprendido la lección y, la frontera con EEUU, no ha permitido opere la creativa destrucción de los mercados como sucedió en la URSS.”

¿Llegó la hora? Porque me parece que la llanta no aguanta mas parches. Los votantes tienen la palabra.

NOTA DEL EDITOR

• En Octubre de 2002 ContraPeso.info publicó sobre Estonia una columna.

• Hay información de Estonia y de Laar en la Central Europe Review, aquí

• Recientemente una publicación recomendable, el Brussels Journal publicó una columna dedicada a Laar, en la que este gobernante declaró que

“It is very fortunate that I was not an economist. I had read only one book on economics – Milton Friedman’s ‘Free to Choose.’ I was so ignorant at the time that I thought that what Friedman wrote about the benefits of privatisation, the flat tax and the abolition of all customs rights, was the result of economic reforms that had been put into practice in the West. It seemed common sense to me and, as I thought it had already been done everywhere, I simply introduced it in Estonia, despite warnings from Estonian economists that it could not be done. They said it was as impossible as walking on water. We did it: we just walked on the water because we did not know that it was impossible.”

ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras