Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Maldito Neoliberalismo
Eduardo García Gaspar
13 julio 2006
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Una de las tesis mías al comparar las plataformas de propuestas de los candidatos de la elección pasada fue: el candidato del PRD parte de un análisis erróneo de la situación mexicana y sobre esa base equivocada soporta sus acciones de gobierno, las que necesariamente serán erróneas. Me explico.

Ese candidato asegura que su objetivo es mejorar las condiciones de vida de los mexicanos, con especial atención a los considerados pobres. Nada hay de malo en eso, al contrario, pero también ésa fue la meta del resto de los contendientes.

Según ese candidato la situación de México no es la mejor, con lo que también coinciden todos. En lo que difieren es otra cosa básica.

El candidato del PRD sostuvo consistentemente que la causa de esa no satisfactoria situación mexicana es la aplicación de políticas económicas neoliberales.

Su libro acerca de un proyecto de nación está lleno de referencias a eso. Por consiguiente, si se acepta que el neoliberalismo es el culpable de lo malo, necesariamente se aplicarán medidas opuestas, como cierre de fronteras, proteccionismo industrial, subsidios, ampliación del gobierno y otras similares.

El supuesto del que partió ese candidato es el de que México es un país con políticas neoliberales aplicadas desde hace tiempo. Voy a poner en tela de juicio ese supuesto y demostrar que México no tiene políticas neoliberales de tal cuantía que lo hagan considerar un país neoliberal.

Primero, desde luego, se han aplicado algunas políticas neoliberales, notablemente la apertura comercial y la privatización parcial de empresas bancarias y de telecomunicaciones. Pero hasta allí. En el resto de su estructura, México no es liberal. Vamos punto por punto. En telefonía, la competencia entre empresas no existe y sobre esto ha habido quejas severas.

En energía, el país mantiene su estructura socialista, con empresas de propiedad estatal de petróleo y electricidad, lo opuesto del neoliberalismo en un sector vital. En el campo laboral, el país tiene una ley inflexible que limita la creación de empleos.

En impuestos, México tiene una ley compleja y costosa, exactamente lo opuesto de lo que tendría un sistema neoliberal. El tiempo y el costo de abrir una empresa en México son grandes, mayores a los de economías calificadas de neoliberales.

Los datos son impresionantes: 58 días para abrir una empresa y 222 para las licencias de operación; en países neoliberales en promedio son menos de 20 días para abrir una empresa y 150 para licencias. Las horas empleadas para pagar impuestos son 536 en México y 197 para países neoliberales.

En resumen, México tiene un problema que no es el de ser neoliberal, sino el de de no serlo.

La actividad económica en México es obstaculizada consistentemente por malas políticas, leyes, instituciones y costumbres. Los países neoliberales, en los que la actividad económica es facilitada son: Nueva Zelandia, Singapur, EEUU, Canadá, Noruega, Australia,  Dinamarca, Inglaterra, Japón…Todos con calificaciones de 10 puntos o menos en facilitar hacer negocios.

Contra esos 10 puntos o mejores, México tiene 73 puntos. Más o menos podemos decir que el que desea trabajar en este país tiene 14 veces menos facilidades que el promedio de los países mencionados.

Contra Nueva Zelandia es 73 veces más difícil realizar actividades económicas en México, 20 veces más difícil abrir un negocio, 25 veces más complicado tramitar las licencias, 30 veces más difícil manejar personal, 74 veces más difícil registrar propiedades y 10 veces mas difícil conseguir crédito.

Si se dice que Nueva Zelandia o Estonia son países neoliberales, las evidencias están allí para probarlo. Pero decir que México es neoliberal no corresponde a la realidad.

Lo que en México sucede es una asimetría importante: estamos abiertos a comercio con países que facilitan a sus personas hacer negocios, pero a nuestras personas las obstaculizamos para hacerlo. El resultado es fatal. Falta la liberalización interna

Por último, espero haber demostrado que el análisis de ese candidato es erróneo, pero además que lo que se necesita en México es lo opuesto de lo que él propone, es decir, facilitar a quien quiera trabajar el que lo pueda hacer, sin tener que soportar cargas gubernamentales que son más pesadas que las de esos con los que compite.

POST SCRIPTUM

• Una útil fuente de información sobre los datos presentados en Doing Business.

• Otra fuente adicional es la de índices de libertad, muy asociados con situación de prosperidad. Los paises que ocupan los primeros lugares en estos índices también ocupan los primeros lugares en facilidad para hacer negocios y viceversa.


ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras