Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Matrimonio
Textos de un Laico
7 abril 2006
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en: , , ,


ContraPeso.info presenta un texto de Jennifer Roback Morse, quien es Senior Fellow in Economics en el Acton Institute for the Study of Religion and Liberty, y autora de “Smart Sex: Finding Life-long Love in a Hook-up World”.

Agradecemos al Acton Institute el gentil permiso de reproducción y traducción. El tema tratado por el autor es el matrimonio y la transformación de su significado entre la población de color en los EEUU. Aunque la referencia es local, su proyección es universal.

MATRIMONIO: UNA CUESTION DE JUSTICIA SOCIAL

La “justicia social” es a menudo un nombre común dado a la redistribución del ingreso realizada por el gobierno. Y la cuestión racial es a menudo una causa escondida. o no tanto, de la justicia social. Los negros son más pobres que los blancos. La justicia demanda igualdad de ingresos, especialmente entre las razas. Por tanto, el gobierno debe transferir ingresos y beneficios, de los blancos hacia los negros. Y así termina la historia.

La carga moral de la desigualdad racial de ingresos es tan grande que cualquiera puede aplicar esta fórmula a casi cualquier programa, incluso con propuestas que en última instancia no ayudan a los negros. Curiosamente, de esta manera se evita tratar el principal tema cultural que tiene gran impacto en los negros de los EEUU.

Este terreno de posibles políticas tiene el potencial de incrementar la riqueza, educación y poder de los negros. Esta gran corrección de curso cultural puede reducir el uso de drogas, la delincuencia y la violencia, especialmente los crímenes de negros contra negros. Estoy hablando, desde luego, del matrimonio como una cuestión de justicia social. A pesar de esto, la opinión de la elite progresista ha sido extrañamente silenciosa en el tema de la potencialmente revolucionaria importancia del matrimonio en la comunidad negra. El matrimonio es un factor de protección en contra de las patologías sociales.

El matrimonio genera y preserva riqueza, como ninguna de las otras formas de familia que suelen disipar la riqueza. Una publicación reciente del Seymour Institute en Boston, titulada “El regalo de Dios: una visión cristiana del matrimonio y la familia negra”, postula al matrimonio como el el siguiente paso más importante de los negros en los EEUU.

El reporte cita el hecho de que las familias casadas de la comunidad negra tienen un ingreso que el el doble del de familias no casadas. El fundador del Seymour Institute for Advanced Christian Studies, es el Reverendo Eugene F. Rivers, III, un ministro pentecostal negro, cuyo trabajo con jóvenes pobres urbanos ha sido ampliamente reconocido.

En su introducción a la publicación mencionada, afirma que “El efecto del decaimiento del matrimonio entre la gente de color ha sido enorme, resultando en más altas tasas de pobreza, fracasos escolares en los hijos y la transmisión de generación a generación de una alta tasa de embarazos juveniles y hogares de madres solteras. La investigación sociológica ha atribuido a la falta de padre violencia, uso de drogas y conducta criminal, especialmente entre los jóvenes negros”.

El lingüista John McWhorter tiene una respuesta en el más reciente ejemplar de “The American Enterprise”, a todos los que pudieran argumentar que el matrimonio es una cuestión alejada de la experiencia de los negros. McWhorter ha observado que la alta proporción de familias con un solo padre, entre los negros, es un fenómeno relativamente nuevo y no algo de lo que pueda culparse a la “herencia de la esclavitud”. “En las áreas de Chicago habitadas por negros durante los años 1920, era considerado un problema que el 15% de los nacimientos fueran ilegítimos.

Una vez que pegó la Depresión, ese número se fue por debajo de 10%. Las mujeres que tenían hijos de diferentes hombres eran casos marginales. Y los hombres en esos tiempos tenían trabajos que desde entonces han sido realizados por los inmigrantes”. McWhorter saca las relaciones entre los cambios en las reglas de beneficencia gubernamental y los cambios en las normas de conducta sexual y familiar. Ambos cambios, de acuerdo con él, son devastadores. “En la ciudad de New York en este momento, el comisionado de beneficencia Mitchell Ginsberg… empujó a los trabajadores sociales a reclutar nuevos beneficiarios y abolió requisitos de aceptación como entrevistas e inspecciones de casas. Hasta 1961, las reglas de beneficencia presuponían que cuando fuese posible determinar quién era el padre, él debía proveer sostenimiento.

Entre 1961 y 1968, esas reglas se relajaron… “Los burócratas salieron a cortejar beneficiarios, sin preocuparse por ellos, ni siquiera en caso de volverse independientes de nuevo. Las matrículas de beneficencia del país explotaron, brincando de 4.7 millones a 9.7 millones entre 1966 y 1970 solamente… Entre 1964 y 1976, el número de negros nacidos de madres solteras se duplicó. “Para 1995, más de tres cuartas partes de los jóvenes negros habían nacido fuera del matrimonio… Y eso lastimó severamente a la siguiente generación. Entre niños negros viviendo con ambos padres, la tasa de pobreza disminuyó de 61% en 1959 a 13% en 1995, marcando un progreso increíble. Para ese tiempo, la mayoría de las familias negras no vivían ya por debajo de la línea de pobreza. Pero al mismo tiempo, la tasa de pobreza de los niños negros hijos de madre soltera era de 62%”.

Así que en nombre de la “justicia social”, queriendo decir las transferencias de ingresos a los negros, el matrimonio se marginalizó en la comunidad negra. Este empujar al matrimonio a los márgenes de la sociedad negra tuvo consecuencias devastadoras en el bienestar económico y social de ellos. La opinión elitista que celebra la diversidad de formas de familia es un agente destructivo de la justicia social.

Nuestra cultura da glamour a la actividad sexual temprana, a la actividad sexual fuera del matrimonio y al criar hijos por parte de solteros. Pero estas influencias culturales tienen otras implicaciones muy diferentes para las mujeres de color con baja educación y bajos ingresos, que para los creadores de opinión que son graduados de universidades exclusivas. Las clases altas han creado una norma de años de sexo estéril y sin matrimonio, antes de casarse y tener un par de hijos.

Cuando esas ideas bajan a otros niveles económicos, ellas producen actividad sexual con muy diferentes consecuencias. Las mujeres que no tienen frente a ellas los prospectos de atractivas carreras profesionales consideran a la maternidad como su principal objetivo. Para ellas una actividad sexual temprana significa embarazos tempranos y frecuentes.

Prontos embarazos muy a menudo significan una vida de pobreza para ellas y sus hijos. Los jóvenes son con frecuencia los proponentes más entusiastas e idealistas de nuevos movimientos sociales. Así que ofrezco este reto, especialmente a los jóvenes: si quieren hacer algo para ayudar a los pobres, dejen de idealizar a la actividad sexual fuera del matrimonio. Pueden salirse con la suya en algunos estilos de vida sexuales, pero eso mismo serían desastroso para los pobres.

Reto a los estudiantes de universidad y a los adultos jóvenes es preguntarse, cuando toman decisiones relacionadas con el sexo, si eso mismo lo hiciera un joven de baja educación, sería o no bueno para este joven. Si la respuesta es no, ¡no lo hagas! O al menos, ten la decencia de quedarte con la boca callada cuando se hable de justicia social.

NOTA DEL EDITOR

• Un clásico de todos los tiempos sobre el tema es el libro de Murray, Charles A (1994). LOSING GROUND : AMERICAN SOCIAL POLICY, 1950-1980. New York. BasicBooks. 0465042333. Existe un resumen de algunas de sus ideas en Los Pobres no son todos iguales.

• Otra obra importante que revela los efectos indeseables del Estado Benefactor es el libro de Bartholomew, James (2004). THE WELFARE STATE WE’RE IN. London. Politico’s. 1842750631, que estudia el caso de Inglaterra.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras