Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Mundo Árabe
Textos de un Laico
4 enero 2006
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


ContraPeso.info presenta un texto de Anthony B. Bradley, Research Fellow del Acton Institute, acerca del mundo árabe y las libertad. Las libertades humanas y sus derivados no son en realidad valores “occidentales”. Esos valores nacieron en esa misma región del mundo que ahora los necesita.

Haciendo de lado las opiniones personales sobre la guerra en Irak, todos podemos estar de acuerdo en lo deseable de una libertad orientada a la dignidad de las personas y las familias en el mundo árabe. La libertad económica, política y religiosa, sin embargo, no sucede en un espacio vacío de valores.

La libertad tañe cuando la sociedad está ordenada de tal manera que toda la gente, ricos y pobres por igual, son libres de ir tras bienes económicos y morales. El orden que llevó al Occidente a la libertad es el mismo orden antiguo, probado por el tiempo, de verdades que llevarán la libertad a todas las personas en todo el mundo.

Un reciente reporte del Fraser Institute, titulado ”Libertad en el Mundo Árabe”, nos recuerda que cuando la libertad económica habite en el mundo árabe, las personas serán libres para adquirir propiedades sin el uso de la fuerza, el fraude, o el robo, y usarán libremente sus propiedades para hacer cosas buenas.

Además, el crecimiento sostenido de la libertad económica en el mundo árabe existirá cuando las personas sean libres para usar, intercambiar, o desarrollar sus propiedades de maneras que les sean beneficiosas sin violar los derechos idénticos de otros. Como lo demuestra la historia, las personas y familias en libertad para decidir su propio destino económico, son liberadas de su dependencia gubernamental y de su larga dependencia de la caridad.

Recordar esto es especialmente apto para las economías en desarrollo de todo el mundo. Las tasas positivas de crecimiento económico nacional suben sólo en cuanto a que ambos, ricos y pobres, por igual tengan a su disposición estructuras iguales para la consecución de bienes. Como señala el estudio del Fraser Institute, hemos visto mucho desarrollo económico en los estados árabes en años recientes, pero se necesita más esfuerzo.

Por ejemplo, Líbano, los Emiratos Árabes Unidos y Yemen continúan en el liderazgo del mundo árabe con bajo gasto gubernamental, bajos impuestos y creciente libertad económica para las personas, los hogares y los negocios.

Mantener pequeño al gobierno es un mecanismo clave para dar poder a los de más abajo. Túnez y Marruecos llevan la primera posición dentro del mundo árabe permitiendo intercambios libres de los frutos del trabajo mediante las garantías de la propiedad privada y la aplicación de la ley. Debido a su industria petrolera, la mayoría de las naciones árabes tienen ya monedas estables.

Los estados árabes tienen los mejores estándares mundiales en el control de la inflación, a pesar de existir aún oportunidades de mejora en Argelia, Libia, Marruecos y Siria. Los estados petroleros han disfrutado generalmente de libertad de comercio internacional, como Líbano y Jordania.

Sin embargo, la dependencia en el ingreso petrolero ha limitado predeciblemente la integración de otros sectores y existe mucho por hacer para elevar la prosperidad de todos los ciudadanos promoviendo el comercio internacional de productos no petroleros.

Las restricciones regulatorias gubernamentales y procedimientos burocráticos destruirán nuevos negocios y retardarán la creación de empleos a menos que esa siempre creciente carga burocrática sea detenida.

Los estados del golfo han exitosamente controlado mucho de la interferencia gubernamental regulatoria, lo contrario de lo hecho en Europa occidental y los EEUU. Otros estados árabes, sin embargo, incluyendo Egipto, Siria, Argelia y Mauritania, quedan entre las economías más intervenidas del mundo árabe y ello se nota.

Muchos han olvidado que la administración Bush ha pasado tiempo considerable consultando con muchos estados árabes bajo la visión de incrementar la libertad económica de todos —ricos y pobres, hombres y mujeres. La Middle East Partnership Initiative (MEPI) fue establecida por el entonces secretario de estado, Colin Powell en 2002, para crear oportunidades educativas básicas, para promover la libertad económica y el desarrollo del sector privado, y para fortalecer a la sociedad civil y el estado de derecho en toda la región.

La iniciativa provee un marco de referencia y fondos para expandir los cuatro pilares del MEPI: economía, política, educación y el desarrollo de la mujer.

Una libertad ordenada, cimentada en la trascendente igualdad de la persona humana como un ideal tan viejo como los tiempos de Moisés y la Torá; protección a la propiedad, exploración de la vocación, ofrecimiento de caridad y excedentes a los necesitados, justo tratamiento a inmigrantes y trabajadores, el libre intercambio de bienes sin temor de fraude, contratos exigibles y otros más, no son valores “occidentales”.

Son de hecho principios orientales de la misma región en urgente necesidad de una recuperación sostenida de la manera en la que la libertad humana fue articulada hace miles de años.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras