Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Falsas Impresiones
Leonardo Girondella Mora
27 septiembre 2006
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


La columna del 18 de agosto pasado de “The numbers guy” (Carl Bialik) en el WSJ, narra un caso digno de señalar —no tanto en sí mismo, sino por ser uno de los casos más clásicos de engaño retenido: datos poco confiables, pero muy llamativos, son reportados por medios que son estenógrafos, y dejan en la opinión pública una imagen errónea que no es corregida.

Explico el asunto esquemáticamente:

• Un grupo de distribuidores de licores hace un comunicado de prensa en el que se afirma que millones de adolescentes menores de edad compran ese tipo de bebidas por medio de internet.

• Muchos medios reportan la noticia, las personas la escuchan y se quedan precisamente con esa idea —la de internet como una herramienta permisiva que viola la ley. Bialik cita a un programa de TV que afirma que de acuerdo a una encuesta, uno de cada 10 menores de edad tiene un amigo que ha ordenado licor por esa vía, que un tercio de ellos creen que se puede hacer con facilidad y que la mitad creen que nunca serían capturados por hacerlo. La noticia es llamativa y da la vuelta al mundo.

Ahora viene el análisis del columnista, de quien señalo sus principales puntos y a los que añado los míos.

Una buena estrategia inicial es examinar la fuente de la información, la que resulta ser una organización de distribución de licores y que acusa a una nueva vía de distribución, su competencia —esto no anula la información, pero indica que ella debe ser examinada con mayor detenimiento a lo usual.

Entre las características de la encuesta hay una que es crucial: ella se realizó no en entrevistas personales a menores de edad, sino por medio de internet —y esto significa que la muestra de entrevistados está sesgada a jóvenes con alta exposición a internet, lo que inflaría todos los datos al dejar fuera a jóvenes que tienen menor exposición a ese medio.

De los entrevistados, el 2% dijo comprar licor en línea, lo que significa más o menos medio millón de menores de edad —no los millones reportados, que salieron de la pregunta sobre si se conocían a alguien que hubiera hecho esas compras, lo que obviamente significa que hay duplicación: una sola persona conocida por 100 personas que haya comprado contará 100 veces si todos son entrevistados. Y además, podría tratarse de simples rumores.

Otros casos con fallas similares tratados en esa columna son los de Oxygen Network, que reportaba a las mujeres como más inclinadas a la tecnología que a los brillantes; y la de invitaciones sexuales a menores en internet.

A lo anterior añado otra noticia, tratada en varios lugares, entre ellos aquí —el de las fotos manipuladas por un fotógrafo de Reuters. E incluso, otra, la de los documentos manipulados que fueron tomados como ciertos.

Conclusiones

Todo lo anterior es simplemente una pequeña lista de casos reales que deben poner a pensar al usuario de medios noticiosos —tal vez concluyendo lo siguiente:

• Los medios, a pesar de que sus integrantes no lo reconozcan abiertamente, son imperfectos y cometen serios errores de información.

• Esos errores de información tienen una difusión mucho mayor que las notas que intentan corregirlos —por lo que en consecuencia la primera noticia, la incorrecta, tiende a prevalecer.

• Los medios noticiosos deben elevar su escepticismo y vigilancia sobre la información que reciben —especialmente examinando los conflictos de interés que pueden tener las fuentes de esa información. Los medios deben aceptar que no son estenógrafos de terceros que han aprendido a satisfacer la sed de escándalo de los medios con declaraciones estruendosas y exageradas o falsas.

• Y los usuarios de medios noticiosos debe aprender a tomar menos literalmente a los medios —lo que implica (1) dejar de tener un sólo medio informativo y (2) tomar las noticias con un grano de sal, es decir, sin creerlas literalmente.


ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.



No hay comentarios en “Falsas Impresiones”
  1. Maria Elena Rodriguez Dijo:

    Excelente, gracias.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras