Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ganancias Universitarias
Eduardo García Gaspar
17 octubre 2006
Sección: ESCUELAS, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Pongámonos frente a dos piezas de información, con la idea final de compararlas y sacar una conclusión. El asunto es importante, se trata de la educación y, por eso, de una de las soluciones al bienestar. Son dos visiones del mundo, muy diferentes.

El representante de una de esas visiones es Ramón de la Fuente, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México. Una nota periodística reportó hace unos días que él alertó sobre la educación superior convertida en empresa.

Un estudio internacional había reportado que las utilidades de las universidades habían sido de 30 mil millones de dólares y eso le preocupa a de la Fuente.

Dijo él que “Los resultados marcan una tendencia que coloca a las universidades frente el dilema de convertirse en un gran negocio o ser un verdadero instrumento de solidaridad”. Para él, por tanto, el tener utilidades en una universidad es lo opuesto de ser solidario, lo que sea que ello signifique.

El representante de la otra visión es Walter Puelles Navarrete, en Perú, quien en noviembre de 2003 dio una conferencia en la Cámara de Comercio de Lima. Es otro mundo del que habló.

Dijo que “La imposibilidad del cálculo económico es el principal determinante de la inviabilidad de los sistemas de planificación central y uno de los principales responsables del fracaso de la gestión estatal en el manejo de la educación”.

La educación, en última instancia es una empresa, una reunión de recursos coordinados para lograr un objetivo. Necesita un sistema de evaluación.

Dice que “En el sector educativo las instituciones públicas están imposibilitadas de calcular ganancias o pérdidas, lo que les impide conocer cuán buena o mala es la calidad del servicio brindado; únicamente dependen de un presupuesto público que evoluciona según las consideraciones políticas de las autoridades y que garantiza la existencia de proyectos que bajo un contexto de libre habrían fracasado”.

Otro peruano, Luis Bustamente, rector fundador de una de las principales universidades privadas en ese país ha dicho que “la ganancia es un indicador del éxito de una propuesta, de su aceptación por el mercado, además de una medida insustituible de la eficiencia organizativa con enormes repercusiones sociales. Quienes cuestionan o condenan el lucro en la educación desconocen su significado en una empresa moderna”.

Son dos visiones muy diferentes, que entienden al mundo de manera distinta. Para unos, la ganancia es inmoral en la educación. Se debe perder dinero para considerarse altruista y solicitar más fondos gubernamentales para seguir haciendo las cosas que los académicos piensan que son las correctas.

Para otros, se necesita la evaluación de los usuarios de la educación, sin esa información poco se puede realizar. Para ellos, las utilidades son un termómetro del buen uso de los recursos: están satisfaciendo las necesidades de las personas.

El cliché superficial es ése al que estamos acostumbrados y que hace de la educación un proveedor de servicios de muy escasa calidad: los datos de la educación en México son reveladores de estudiantes con escasas habilidades de lectura, comprensión y razonamiento matemático. No parece funcionar bien. No tiene incentivos para dar un buen servicio y si no me cree, vea la suspensión de clases en Oaxaca. Si existiera competencia, esa huelga no existiría.

La diferencia entre ambas visiones da la apariencia de estar centrada en las utilidades. En realidad no es así. Ésa es la punta del iceberg. La diferencia real es mucho más profunda. Se trata de considerar o no a los usuarios del servicio para darles lo que ellos desean, igual que cuando ellos compran comida, ropa, discos, lo que sea. En educación, el monopolio estatal impide competencia y por eso todo el sistema reduce su calidad.

Una visión es soberbia y orgullosa, la de quien en una torre de marfil se erige en merecedor de subsidios estatales de los que pocas cuentas rinde, argumentado una superioridad moral que disfraza esa soberbia. La otra visión es más terrenal y humilde, sencillamente quiere servir a quienes pagan por la educación, dándoles lo que desean y teniendo a las utilidades como un factor de evaluación. Usted decide

POST SCRIPTUM

• De acuerdo con Grupo Reforma, en México, “Los resultados del examen Evaluación del Logro Académico de los Centros Escolares (ENLACE) confirman que México está reprobado en matemáticas y español. De acuerdo con los resultados, 6 de cada 10 alumnos que concluyen la secundaria no cuentan con conocimientos básicos en la primera materia y 4 de cada 10 en la segunda”. Los resultados están en http://enlace.sep.gob.mx/, un sitio que hace difícil la consulta.


ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.



1 comentario en “Ganancias Universitarias”
  1. gonzalo Dijo:

    Pues deverias de saber que los resultados de la prueva enlace, son para niños de primaria y secundaria. No son de Universidad. Ignorante. Primero informate antes de decir discursos falases, donde tus premisas no concuerdan con tus conclusiones. NOTA DEL EDITOR: ¿pasó usted por una prueba de ortografía?





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras