Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Incógnitas Electorales
Eduardo García Gaspar
20 junio 2006
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Con especial atención he escuchado a las personas que me han expresado opiniones políticas en los últimos meses. Han sido personas que de muy diversas maneras me han expresado su sentir acerca del tema percibido como central en estas elecciones. Reproduzco a continuación algunas que me parecen importantes.

Un experto en investigación pública me señaló que los datos de las encuestas hacen imposible determinar el ganador con buen nivel de confianza. Su explicación se sostiene en la falta de datos acerca del abstencionismo.

Según él, a mayor abstencionismo, mayor proporción de votos a favor del PRI, hasta colocarlo a nivel de igualdad con los otros dos partidos. Y lo opuesto, a menos abstencionismo, mayor probabilidad de que cualquiera de los otros dos gane.

Otra persona me señaló algo adicional: el abstencionismo se elevará conforme se eleve la percepción de suciedad en las campañas electorales, cosa que ya ha sucedido y que por eso, según él, mandará el abstencionismo a nivel del 50 por ciento o más.

Los ataques entre PAN y PRD, según esto, favorecerán al PRI que es el que tiene mayor cantidad de partidarios duros.

Alguien me habló de los mexicanos como reales veletas de opinión, capaces de cambiar en un minuto su intención de voto. No todos, pero si un número importante, es capaz de cambiar todo el resultado final. “Son los que dicen que sí votarán, porque es lo correcto de decir a un entrevistador, pero lo harán o no dependiendo de su particular humor del día; o los que dicen que votarán por uno y en el momento cambian de opinión para votar por otro”.

En dos ocasiones, incluso, se mencionó el efecto de los resultados de la selección mexicana en Alemania: si son buenos, el optimismo de la gente ocasionará una menor abstención, sabiendo que el 2 de julio no tiene partido. De acuerdo con esto, al PRI le conviene que la selección mexicana haga un mal papel. Curiosa teoría.

No lo puedo asegurar con cifras duras mías, pero me ha parecido encontrar una correlación negativa entre la preferencia por el candidato del PRD y el nivel de escolaridad de la gente: a mayor educación, mayor rechazo de ese candidato.

Algo en la misma dirección encontré que a más juventud, mayor rechazo de ese candidato también. Una de las encuestas nacionales, posteriores, encontró algo similar.

Una opinión sobresaliente fue la de quien me dijo que dada la escasa cultura política de los mexicanos, que han vivido bajo un sistema democrático sólo en una ocasión en los últimos 100 años, hay poco análisis de posturas y las personas están usando el concepto de “candidato peligroso” para decidir el voto de última hora. A mayor peligro percibido en un candidato, menor abstencionismo y mayor voto a los contrarios.

Otro me dijo ya hace tiempo que las personas empiezan a ver una “carrera de dos caballos” solamente y que en el monto en el que esto se haga realidad, es posible el cambio de opinión de los “votantes frágiles del tercer caballo”. Algunos de los votos que iban a dar al PRI ahora se darán a uno de los dos finalistas con posibilidades reales, en una proporción imposible de anticipar.

En fin, como verá usted, las especulaciones acerca de los resultados del ganador a la presidencia son ricas en variedad y originalidad, casi todas con una dosis de buen razonamiento. Por mi parte, hasta ahora, me sostengo en lo que señalé hace ya tiempo: no hay nada seguro para nadie. A lo que añado que sí hay una tendencia a que sea una carrera con sólo dos grandes finalistas posibles.

Y en el fondo, la realidad es que se juega una presidencia con poderes acotados, lo que es una ventaja notable. Y la presidencia se juega a dos posturas centrales: la de la permanencia de rumbo general del país y la de un retroceso importante al pasado populista mexicano, del tipo echeverrista, con enfrentamientos sectoriales de consideración y que llevó al país a una crisis severa.

Los contenidos de los discursos de campaña del candidato del PRD están fundados, desafortunadamente, en la visión marxista de la lucha de clases y no es eso para animar a nadie. No sólo es una idea falsa, sino que es destructiva y lleva a medidas que conducen a más pobreza. El retroceso sería fenomenal.

ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras