Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Verdad por Repetición
Eduardo García Gaspar
24 agosto 2006
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Es una idea que debe su “veracidad” a la repetición que tiene. Una y otra y otra vez se repite, hasta que acaba por ser una “verdad” aceptada sin pensar. Es lo que ha sido llamado conocimiento convencional, tomado como cierto sin necesidad de probarlo. Estoy hablando del TLCAN.

Y concretamente de lo que volví a leer en una columna, que más o menos decía lo siguiente. En ese tratado de libre comercio, la desigualdad entre sus integrantes es de beneficio para los países grandes y de desventaja para el país pequeño.

En pocas palabras, ese tratado daña a México y beneficia a EEUU y Canadá. Eso es lo que se repite tanto y tanto, lo suficiente como para volverse una tentación para analizar.

¿De verdad es cierto eso que tanto se repite? Veamos esto en otro nivel. Según la opinión repetida, el comercio entre dos partes daña siempre a la más pequeña: México sale lastimado y EEUU termina beneficiado por el libre comercio entre esos dos países.

Es decir, el comercio entre una ciudad pequeña como El Grullo y una ciudad grande como Guadalajara, dañará a El Grullo. Ea este poblado, por tanto, le conviene aislarse del comercio con las grandes ciudades y comerciar con sus iguales o más pequeños para aprovecharse de ellos.

Todo, siguiendo la estricta lógica de quien dice que México sale lastimado en el TLCAN por ser más pequeño que sus otros dos socios. Con ese modo de pensar, a Monterrey no le conviene comerciar con la Ciudad de México, porque ella es más grande.

Ni a Punta Arenas con Santiago, ni a Mendoza con Buenos Aires. Sería un suicidio comerciar con alguien mayor a uno. En lo personal no me convendría comerciar con Nissan porque ella es mayor que yo.

Pensando, y no necesariamente mucho, es fácil demostrar la falsedad de esa idea. No hay siquiera necesidad de mostrar evidencias. Basta llevar la lógica errónea a sus consecuencias y ver que si al pequeño no le conviene comerciar con el grande, entonces todo el comercio se detiene y, por necesidad, cae el bienestar.

La aceptación de una idea tan sin fundamento se debe a su repetición insensata y quizá también a la falta de entendimiento de lo que es un intercambio voluntario, que por definición causa beneficio mutuo en las partes.

Y se puede ir más lejos. Al pequeño le conviene comerciar con el más grande, porque así en general tenderá a tener más beneficios. A más comercio, más beneficios. Hay pruebas abundantes de ello. Sin embargo, es necesario reconocer una realidad: el libre comercio no es mágico, ni es la solución de todos los problemas. Es simplemente una de las cosas buenas por hacer en una nación que desea crecer.

Una buena comparación es la de Cuba y Taiwán a partir de los años 50. Dos islas con economía agrícola que optaron por dos maneras distintas de manejar su economía y que en estos tiempos muestran resultados asombrosos para Taiwán y penosos para Cuba.

Una nación se cerró y planeó centralmente su economía. La otra hizo lo opuesto. El punto es que no sólo deben abrirse las fronteras al comercio exterior, sino que también debe liberalizarse la economía interior. Me explico.

También hay que abrir la economía interna, facilitando la inversión dentro del país: menos impuestos, más sencillos, menos trámites, menos regulaciones, mayor protección de propiedad, mejor aplicación de la ley, más seguridad.

Sin medidas como éstas, la apertura comercial será de ayuda, pero sus efectos serán limitados e incluso podrán causar el desencanto suficiente como para querer regresar al cierre de fronteras argumentando que los otros son demasiado grandes para competir con ellos.

No es que sean demasiado grandes, es que lo son porque esos países facilitan la inversión con esas medidas que el pequeño tiene también que implantar. Es cierto que México abrió su comercio exterior. Pero también es cierto que no liberalizó su comercio interior. Hacer negocios dentro del país sigue siendo caro y difícil.

Creo que el tema bien valió una segunda opinión, para demostrar que una idea superficial llega a ser creída a fuerza de ser repetida mil veces. Y que creer en ella produce un análisis equivocado que lleva a tomar decisiones incorrectas que empeorarán la situación que pretenden corregir. No son éstas cuestiones ideológicas, son meramente pragmáticas.

POST SCRIPTUMEconomía Mexicana para Desencantados

• El ejemplo de Cuba versus Taiwán fue usado por Sánchez González, Manuel (2006). ECONOMÍA MEXICANA PARA DESENCANTADOS. México. Fondo de Cultura Económica. 9681681053, p. 78. Dentro de ese capítulo hay excelente información sobre el libre comercio, muy útil en este tema.

• A ese ejemplo podría añadirse otro muy reciente en México. ¿Invertiría alguien en Oaxaca en estos momentos o en el futuro cercano? Para aprovechar el libre comercio mexicano se necesita lo opuesto a lo que allí sucede: dentro del país progresará más otro estado que provea estabilidad y facilidades, lo que le hará crecer. Es obvio que al cabo del tiempo, en Oaxaca se pensará que el libre comercio daña, pero en el otro estado se pensará lo opuesto.

&&&&&&

Esta columna mía fue comentada por un lector, quien me envió un correo y a quien le regresé mis comentarios. Creo que es útil el reproducir este intercambio de opiniones.

Dice: “… soy saltillense y estudio mi ultimo año universitario de economia en la UTSA en San Antonio Tx., me llamo la atención su columna”

Contesto: Agradezco el tiempo dedicado a sus comentarios y, por mi parte, ellos también llamaron la atención mía, por lo que los comento en su orden original.

Dice: “es una buena idea pero muy mal desarrollada, sus conceptos están algo obsoletos, son como los que se recitaban en los 80s”

Contesto: presupongo que está de acuerdo con el libre comercio al llamarla “buena idea”, aunque luego dice que son conceptos “obsoletos” de los años 80. Corrección al canto. No son de esa década. Vienen de mucho tiempo atrás. Varios siglos. Hay elementos de apoyo al comercio libre en los Escolásticos Tardíos (siglo 17; vea Chafuen, Alejandro Antonio (2003). FAITH AND LIBERTY : THE ECONOMIC THOUGHT OF THE LATE SCHOLASTICS. Lanham, Md. Lexington Books. 0739105418), en Adam Smith y David Ricardo (siglo 18-19), en Bastiat (siglo 19) y desde luego en el siglo 20 están los austriacos. ¿Obsoleto el libre comercio? Es una aseveración extrema y opuesta a toda evidencia.

Dice: “la idea es buena y sé en que sentido trata de desarrollarla, el hecho es que ambas posiciones son erroneas, ningun economista serio que se precie de serlo polariza como buena o mala una instancia o instrumento de comercio como lo es el NAFTA”

Contesto: Debo suponer que por fin sí, el libre comercio es una idea buena entonces, lo que significa que estamos de acuerdo. ¿Los economistas serios no favorecen como buena o mala una política de libre comercio? Debo suponer que no son serios por tanto los economistas nombrados antes. Ni Smith, ni Ricardo, ni Bastiat, ni Mises, ni Rothbard, ni Hayek, ni Menger, ni ninguno de los proponentes de libre comercio es serio, nadie que tome una posición a favor o en contra es un profesional serio de acuerdo con usted. Otra aseveración extrema.

Dice: “el free trading no es la solucion a todas las cosas, en clase vimos dos casos representativos, México y Costa Rica, siendo el primero como el mal ejemplo y el segundo como un buen ejemplo”.

Contesto: que el libre comercio sea positivo no quiere decir que sea la solución total, lo que no afirmé. El libre comercio es una de las medidas económicas conducentes a la prosperidad. En un ambiente complejo, lleno de interrelaciones y efectos secundarios, es obvio que el comercio libre no es la solución integral. Es natural que se necesiten otras situaciones, como estabilidad política, estado de derecho, estabilidad monetaria y una larga lista más dentro de la que se incluye el libre comercio. Nada original ha aseverado usted.

Dice: “es muy cierto como lo dicen varios de nuestros profesores que los niveles de corrupcion en los paises deciden por encima de lo que la economia y las finanzas dictarian para tomar una decision como un FTA, ese fue el problema de México”

Contesto: Es cierto que la corrupción afecta y mucho, pero es uno de los problemas en la lista y más efectoque causa de un intervencionismo económico. Muchos economistas estarían en desacuerdo con usted al establecer que (1) el TLCAN ha tenido efectos positivos al recortar tiempos de recuperación de crisis, (2) al incrementar el crecimiento de zonas con actividad ligada al comercio exterior, y (3) que la liberación del comercio exterior no ha ido acompañada de la liberación del comercio interior, aún lleno de trabas y obstáculos. O mal entendió a sus profesores, o debe buscar explicaciones adicionales. Hay un buen libro reciente que trata el tema con sentido común: Sánchez González, Manuel (2006). ECONOMÍA MEXICANA PARA DESENCANTADOS. México. Fondo de Cultura Económica. 9681681053.

Dice: “quienes se benefician con tratados como ese pocas veces son la poblacion en general, sino quienes tienen negocios con transnacionales que por lo regular son quienes dictan los designios economicos de un pais. En Costa Rica se fortalecio primero la economia interna de una manera fenomenal, en México se fueron directo al matadero”.

Contesto: lo que usted afirma es grave y erróneo, pues ignora los efectos positivos de la mayor disponibilidad de bienes de consumo, más baratos y de mejor calidad, debido a la competencia y esos bienes pueden llegar a la población en general directa o indirectamente. ¿Se benefician quienes tienen negocios con transnacionales? Desde luego, igual que quien tiene negocios con cualquier otra empresa e igual que quien compra un bien, el que sea. Primer año de economía: todo intercambio voluntario beneficia a ambas partes. ¿Las transnacionales dictan los designios económicos de un país? Debo inferir que las nacionales no y que Pemex, ni CFE, ni IMSS, ni sindicatos, ni cámaras tienen una palabra al respecto, ni legisladores. De menos, sus aseveraciones son incompletas y que IBM tiene un peso mayor al de PEMEX en México.

Dice: “La teoria dice que para entrar a un FTA y no ser dañado, primero se debe contar con una economia  interna solida y un regimen politico sano, ninguna de las dos cosas se tiene en México y por lo visto ni se tendrá.

Contesto: Absolutamente de acuerdo. Las economías sólidas son las libres en un ambiente político estable. ¿No se tiene eso en México? En parte sí, pero la tarea está pendiente al intentar liberalizar aún más la economía. ¿Pretende usted cerrar otra vez las fronteras? No lo creo. Ya se ha intentado con malos resultados.

Dice: “Por otro lado la hipocresia de EUA ha sido denunciada aun por Canada su principal socio comercial, las medidas proteccionistas estadounidenses son una vergüenza, exigen que se abra el mercado mexicano y canadiense pero cierran el de ellos, si nos lanzamos asi con esas reglas es obvio que perdemos”.

Contesto: Critica con toda razón el proteccionismo de ése y del resto de los países. Estoy de acuerdo con usted. En Europa hacen lo mismo y está equivocado. El intervencionismo estatal es un error general. Pero al mismo tiempo, en otros campos la economía estadounidense es muy abierta y resulta un extremo buen cliente para México, lo que es excelente para nosotros: nos provee de divisas para poder importar otros bienes.

Dice: “Hay que ver y aprender del ejemplo canadiense y costaricense, economias internas fuertes y por encima de los designios del BM y demas organizaciones”.

Contesto: de acuerdo, hagamos fuerte a la economía mexicana y la manera de hacerlo es implantar las reformas estructurales en impuestos, telecomunicaciones, ley del trabajo y el resto. Se trata de liberalizar a la economía interna. Es la segunda vez que usted usa la palabra “designios” al hablar de transnacionales y ahora de organismos internacionales, lo que me llama la atención, esperando que no haya sido usted ya víctima de la academia que ve explotaciones por todas partes. No se deje contagiar.


ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras