Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Las Tres Grandes Variables
Eduardo García Gaspar
27 junio 2006
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


El futuro es imposible de conocer y no puede ser planeado. Si no me cree, vea el caso de la caída de la URSS con sus planes económicos. Pero el futuro sí puede ser orientado con algún sentido de dirección general. E

l caso que les suelo poner a mis alumnos es el de uno de ellos brincando por la ventana de un edificio de cuarenta pisos.

No sabemos si es que él se arrojará por la ventana, pero sí sabemos con muy buena certeza lo que le sucederá si es que lo hace. Algo así sucede en política, economía y otros terrenos, que en este momento son de gran actualidad.

Veamos las posibilidades de escenarios políticos y las variables que los afectan.

En esto, hay tres posibilidades aparentes: gana uno de los tres candidatos mayores, aunque también debemos pensar en la cuarta posibilidad, la de que la victoria del que sea no sea reconocida por los otros y el país se torne en un caos que se remedie por medio de acciones represivas. Concentrémonos en la victoria de uno de los tres.

Gana Calderón, una posibilidad que tiene dos adicionales.

  • Una, se dan acuerdos en el congreso para reformas estructurales durante el sexenio. Sabemos que esas reformas bien hechas producirán buenos resultados y podemos predecir un crecimiento superior al actual.
  • Dos, no se dan esos acuerdos de reformas estructurales en cuyo caso las perspectivas de crecimiento bajan. Calderón es un factor a favor de las reformas, pero la acción del congreso es una incógnita y puede irse por cualquier lado.

Gana López Obrador, otra posibilidad que también tiene dos rutas posibles.

  • Una, se dan acuerdos en el congreso para reformas y el crecimiento se hace posible.
  • Dos, no se dan esas reformas y entonces se abren otras dos posibilidades: manejo responsable o irresponsable de las finanzas públicas.

Ya sabemos lo que sucede en cada caso. Sin reformas, pero con manejo responsable de los dineros del gobierno, el panorama es simplemente mediocre. Pero sin reformas y con manejo irresponsable, se creará una crisis. La misma historia de Echeverría y López Portillo.

Gana Madrazo y se dan de nuevo esas dos posibilidades, la de acuerdos o desacuerdos en el congreso para las reformas, con los mismos resultados, incluyendo el manejo prudente o imprudente de las finanzas del gobierno.

Es fácil ver que en los tres casos, los candidatos de poco importan. Lo que sí importa es lo que ellos hagan, incluyendo la actuación del congreso. Es decir, las acciones de las que nuestro crecimiento depende son en esencia las siguientes.

Primero, la realización de reformas estructurales; sabemos que las perspectivas de crecimiento son mayores con ellas que sin ellas. Si congreso y presidente las logran, el panorama del sexenio que viene será muy probablemente atractivo.

Y lo opuesto. Si las reformas no se hacen el panorama del sexenio luce muy similar al actual, con un desempeño no malo, pero tampoco atractivo.

Segundo, el manejo de las finanzas públicas, el que si es prudente mantendrá la situación estable de la economía. Pero si es irresponsable, entonces se presentará un panorama muy posible de dos etapas.

Al principio, un boom económico que haga pensar que la economía ha empezado a arrancar y tiempo después una caída económica significativa, que dañe el bienestar de todos los mexicanos.

Y la tercera gran variable es la capacidad del congreso y del presidente para lograr acuerdos, eso que no se hizo durante este sexenio por falta de visión de las dos partes.

En resumen, lo bueno viene del logro de acuerdos para implantar reformas estructurales con manejo prudente de los dineros gubernamentales. Lo malo viene de la falta de acuerdos para lograr las reformas, pero sobre todo del manejo imprudente de las finanzas públicas, lo que produciría inflación, tasas altas de interés y eventualmente una crisis económica.

Mi punto en esta segunda opinión es por tanto sencilla. Frente a nosotros está un futuro, o mejor dicho, varios futuros que no conocemos en detalle, sino en generalidades y a grandes rasgos.

Lo que hagan los ciudadanos con su voto y su aceptación de resultados, y lo que hagan los gobernantes marcará ese futuro, en el que esas tres variables tendrán una gran influencia para seguir igual, empeorar o mejorar.

ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras