Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Los Correos de Una Lectora
Eduardo García Gaspar
24 junio 2006
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SOCIALISMO
Catalogado en:


El siguiente es intercambio de opiniones entre una lectora. profesional de las noticias, y este columnista, acontecido a mediados del mes de junio. Considero de interés el mostrar las ideas de ambos, para que el lector evalúe ambas posiciones en correos espontáneos de ambos y no destinados originalmente para publicación.

X, buen día y gracias por escribir. Comento sus puntos de acuerdo a como ellos aparecen en su amable carta.

• Hola! me gustó tu columna, pero no la apruebo. Tus razones para descartar a López Obrador, son muy escuetas y superficiales.

Gracias, es un placer recibir comentarios de los lectores. Siempre se aprende de ello. Respecto a las razones para descartar al candidato del PRD, en esa columna fueron efectivamente escuetas. Pero vienen de un análisis de su libro que está aquí también puede usted ver el análisis de C. Cárdenas aquí que tiene gran similitud en contenido. Hay varios análisis comparativos aquí y demás. Fueron breves pero no superficiales, al contrario, están muy bien justificados.

• En el tema de la política económica, -que es la que me convence de sus propuestas, él ofrece invertir el dinero del estado, esto fomentará el empleo y ayudará al desarrollo de México. Se compromete a realizar por lo menos 8 magnas obras, los trenes bala, de california a México y de Nuevo Laredo a México.

Dos comentarios. Uno, le sugiero no dejarse llevar por ningún político, aún el de sus mayores simpatías. El principio general más sano es el de desconfiar de todos.

Dos, las propuestas del candidato del PRD no se sostienen. Hay varias razones económicas poderosas, pero piense usted en una sola: si lo que propone fuera el remedio de la pobreza y el camino a la prosperidad, todo habría sido resuelto ya en el mundo hace siglos. Bastaría con elevar el gasto del gobierno y asunto resuelto. Eso jamás ha sucedido, al contrario. Un ejemplo: la construcción de trenes bala, según cálculos de algunos, costaría más que tener aeropuertos bien preparados y el costo de transportación en ellos sería mayor que el de un boleto de avión. Realizar grandes obras estatales, desafortunadamente, no es la solución, al contrario. Recuerde la política de gran gasto gubernamental de Echeverría y López Portillo, que produjo lo opuesto de lo buscado.

• Yo que vivo en la frontera, me doy cuenta de que la mayoría de los mexicanos del norte, conocen EStados Unidos, pero no México. Se averguenzan y no tienen nada bueno que decir.

Quizá usted sepa más que yo. Doy por aceptable su opinión.

• Felipe Calderón, bueno, todos los candidatos, proponen alentar la inversión, pero no se proponen a hacer la inversión. Creo que México, necesita a un presidente creativo, que de cabida al derecho y la razón de los marginados, porque los pobres es una herida por la que está sangrando la patria cada día. Simplemente el mexicano marginado está cayendo en la degradación y esto es responsabilidad de los que creen en las políticas liberales.

Efectivamente, el candidato del PAN propone facilitar la inversión más que hacer inversión estatal y ese es un camino mucho más efectivo que el de la inversión estatal. Y por mucho. Basta ver la lista de los países más adelantados y examinar sus políticas económicas: inversión estatal o facilitar la inversión privada. La respuesta es obvia.

El remedio a la pobreza es complejo. Un buen análisis puede verse en un artículo reciente aunque largo que puede ser encontrado aquí.

Usted dice que las políticas liberales son culpables de la marginación. La realidad es que es lo opuesto. Es la falta de liberalización de la economía es lo que genera pobreza. La confusión es general en este sentido, porque suele confundirse mercantilismo y liberalismo. Lo que México ha padecido es mercantilismo y eso ha causado pobreza, favoreciendo a empresas, dándoles subsidios, siendo chantajeado por el corporativismo. La realidad es que México no ha sido liberal en su historia. Una buena y breve demostración de eso está en la columna que encuentra usted en México no es Liberal.

• Entre México y Estados Unidos, pasan mercancías con mucha facilidad, van y vienen las importaciones y las exportaciones, pero no los mexicanos. Tenemos una frontera militarizada y a punto de construirse un muro. Mientras que en la Unión Europea, los países más desarrollados, han pedido a los que no lo son tanto, que para unirse, abatan las diferencias sociales, entre México y Estados Unidos, sólo se contempla la continuación del sistema clasista, donde unos van arriba y otros van abajo. Desde el tiempo en que los españoles de México lograron su independencia de España con la ayuda de los indios y se quedaron de dueños y los indios y mestizos continúan arrastrando la marginación (me refiero a las masas).

Totalmente de acuerdo en lo primero. Debería existir un libre tránsito de personas como era antes de que los gobiernos establecieran limitaciones mercantilistas al movimiento de mercancías también. En lo demás, mucho me temo que usted sea una víctima de una forma de análisis que ha sido llamada “marxismo popular” y que consiste en entender a la realidad como formada por grupos cuyos integrantes son todos iguales, unos villanos y otros víctimas. Es eso que lanza culpa colectivas como la de “los españoles nos explotaron”, “los trabajadores son explotados” y demás. Un libro fascinante menciona ese error de pensamiento global en los planes de ayuda a los pobres (Murray, Charles A (1994). LOSING GROUND : AMERICAN SOCIAL POLICY, 1950-1980. New York. BasicBooks. 0465042333.)

• Es inaceptable que la carrera de funcionario público, sea garantía para hallar riqueza.

Totalmente de acuerdo, siempre que la riqueza sea definida como el provecho desleal de un puesto, más allá de los ingresos que el puesto devengue.

• Creo que esos que mencionaste, Roberto Madrazo, que su familia española por generaciones ha lucrado explotando a los chiapanecos y tabasqueños, necesita el poder político para garantizar la continuidad de la fortuna de sus descendientes. Y qué decir de Calderón, que pertenece a una clase de sátrapas que se devoran al país, haciendo negocios y sin pagar impuestos.

Ignoro la nacionalidad española, pero el señalarla es una acción discriminatoria que iguala a todos en un grupo nacional como negativos. No debe hacerse. Si pagan o no impuestos, si explotan o no a la gente, eso está por demostrarse, pero el punto es válido de su parte y significa que lo que en México existe es mercantilismo que es precisamente eso, el corporativismo que permite situaciones de privilegio indebido a empresas, sindicatos, partidos, grupos.

• Allá tu con tu criterio, me gustaría que fuera privado para no confundir más a la gente. Para mi López Obrador no puede ni debe compararse con los demás, porque simplemente tiene la mejor propuesta, es más brillante y más coherente con las necesidades históricas de México, además de haber dado muestras de saber qué hacer en el país.

Es curioso como se suele pensar que los demás se confunden, creyendo que son otros ignorantes y uno no lo es. Lo que usted pide es una anulación de la libertad de expresión, solicitando que alguien se quede callado. Lejos de eso, hay que hablar como usted y yo lo estamos haciendo, porque de estas cosas salen las verdades.

El candidato del PRD no sólo no tiene la mejor propuesta, tampoco es la más brillante, ni la más coherente. Sus razonamientos económicos son equivocados, tanto que no podría pasar un curso introductorio de Economía. Créamelo, es exactamente lo opuesto de lo que este país necesita.

• A propósito, Calderón, Madrazo y Campa, que quieren alentar la inversión extranjera, para aumentar empleos -que esto es lo que significa política económica liberal- ¿En qué dicen que van a emplear el dinero de la nación? Porque perfectamente se puede hacer (Y es más inteligente ) invertir en la construcción de casas, corredores fiscales y refinerías, tanto para desarrollar al país, como crear los trabajos que se necesitan. La propuesta es una economía mixta.

Independientemente de quien proponga qué, lo que se necesita es alentar la inversión, de donde sea que venga, porque es la única manera de elevar la productividad y de ahí el ingreso de las personas. La inversión debe hacerse según lo decida cada quien: es el viejo planteamiento de que toda economía debe ser planeada, pero no por el gobierno, sino por las personas individuales.

• Te recomiendo que te eches un clavado a un libro que hable de microeconomía y macroeconomía, para que entiendas las propuestas de los candidatos y no te vayas con “la finta” como un ignorante.

Calificarme de ignorante es un lenguaje demasiado fuerte para una conversación educada. Usted no tiene base para hacerlo pues no me conoce. Yo jamás le llamaría a usted eso por la misma razón, no la conozco y la respeto agradeciendo que usted me escriba razonablemente y con educación. Con respecto a libros de esa materia, eso es precisamente lo que he hecho en los últimos 30 años o algo así y todo lo que sé me indica que las estrategias económicas del candidato del PRD son opuestas al objetivo de crear prosperidad.

• Las políticas bancarias, para los campesinos y la iniciativa privada nacional, también están respaldadas por excelentes ofertas políticas de AMLO, en realidad, los otros no tienen con qué comparar. Son torpes y taimados. Han dado a conocer de manera velada lo que pretenden, para que lo entiendan los grandes inversionistas y para engañar al pueblo con promesas que saben bien, que serán incapaces de enfrentar, por la sencilla razón que no tienen ninguna propuesta viable. “Mano dura, ayudar a combatir la pobreza”, no exhibe ninguna propuesta, sólo la promesa. ¿Ya observaste esto?

Como profesional de escritura de columnas y como editor general de una publicación electrónica me parece que conozco del tema al haber analizado posturas de los candidatos, sus personalidades, las plataformas de sus partidos y demás. La conclusión de meses y años de asimilación de información al respecto me hace llegar a una conclusión totalmente diferente a la de usted: el candidato del PRD tiene una plataforma realmente mala (lo que no significa que la de los demás sea buena). Uno de los dos, usted o yo, está más cerca de la verdad que el otro.

Y con esto termino: lo que nos debe animar a usted y a mí es el ansia de encontrar la verdad, muy por encima que la de defender o atacar las ideas de uno o más candidatos.

Gracias por escribir

&&&&&&

La correspondencia no terminó con este correo, pues la amable lectora contestó a mi respuesta y cada una de las siguientes páginas muestran los siguientes tres correos.

X, buen día de nuevo.

Me da la impresión que estamos cambiando impresiones de manera pausada y eso es bueno.

Comento su correo segundo en cada uno de los puntos que usted trata.

• !OH! Lo que más me impresionó, fue la manera de responder mi correo, francamente escribí porque su columna me produjo una reacción, pero no pensando que sería leída mi carta. Me disculpo por mi lenguaje y efectivamente, creo que ambos podemos tener algunas verdades, pero reconozco por su respuesta que ninguno de los dos está develando correctamente el futuro, partiendo de las propuestas de los candidatos.

No se preocupe por el lenguaje, porque siempre se corre ese riesgo en esas discusiones. Es una estrategia que se usa mucho para descalificar al opuesto: sencillamente se le pone un calificativo sin contestar sus argumentos. Acepto su disculpa y no ha pasado nada.

¿Ninguno de los dos está develando correctamente el futuro? Desde luego que no. Somos humanos, imperfectos y no tenemos capacidad de ver el futuro como será. Sin embargo, sí es posible anticipar algunas cosas gracias a principios que conocemos, como la Ley de la Gravitación y otros principios, entre ellos alguno de economía: sabemos de leyes de oferta y demanda, sabemos causas de inflación…

• Le debo una explicación: Soy socialista. Por lo tanto, pudiera no ser cien por ciento objetiva y esto me mortifica un poco, pues deseo que todos tengamos un común entendimiento, porque la concordancia de las ideas, más la correlación de fuerzas, puede facilitarnos a los ciudadanos, llegar hacia algún lado mejor.

No es defecto ser socialista ni liberal, pero sí es defecto el negarse a ver ese plano más alto que es la verdad. Usted como parte de los medios de comunicación se guía por eso, reflejar fielmente los sucesos con la menor distorsión. Si el socialismo o el liberalismo interfieren con la búsqueda de la verdad, entonces sí son defectos y alteran su profeionalismo.

• En cuanto al tema de la economía. Tiene grandes contradicciones. La verdad es que yo provengo de familias mixtas, mitad privilegiadas y otra mitad que no lo son. Conozco la gran moral y tradición que se alberga en el seno de una buena familia, sea de la nacionalidad que sea. Una rama de la mía, se enorgullece del origen europeo. Yo opto por acercarme a mis raíces indígenas, que tengo cerca de mi madre. (aunque el apellido sea español)

Gracias por la confidencia. Las familias son de gran influencia en la vida de las personas. En el caso de los mexicanos, somos una mezcla de muchos orígenes. Preferir uno de ellos, el que sea, sobre el otro, es un defecto que impide vernos completos, lo que somos realmente. Por eso en lo personal, cuando se habla mal de los españoles o de los indígenas, creo que nos insultamos a nosotros mismos, una mitad que tenemos. Opto, además, por vernos en lo individual, mucho más que en grupo.

• Quizá yo en el fondo no sea tan culta como usted. Pero si me he ocupado de estudiar toda mi vida y tengo 51 años de edad. De todos los temas que me interesan, compro libros y no sólo eso, los leo. Así me he enterado que países que presentan ahora un producto interno bruto muy elevado, tienen en realidad entre su población pobra, una miseria casi peor que la de los mexicanos.

Creo que no es cuestión tanto de cultura como de ansia por el saber, el razonar y el aprender. Nunca dejamos de aprender.

En cuanto a la pobreza, como decía Schumpeter, hay que ver el movimiento de ella y no contentarse con ver una fotografía. Es decir, la economía es dinámica, no estática. ¿Cómo ha evolucionado la pobreza en el mundo? Indiscutiblemente ha disminuido y sigue para abajo en las cifras totales y eso es bueno. Pero en unos sitios ha disminuido más que en otros y una clave para remediarla es examinar qué es lo que se ha hecho donde ella ha disminuido, para copiarlo, y ver lo que se ha hecho donde ella ha aumentado para evitarlo. ¿Hay pobres en EEUU y Suecia? Desde luego. ¿Hay proporcionalmente más en China o la India? Sí.

Un consejo, no se deje llevar por las emociones al hablar de pobreza. El problema es grave y precisamente por eso debe ser atacado con mente fría.

• Me preocupa que la polarización social, quiera ser soslayada por los grupos políticos, porque es como barrer una casa y meter la basura debajo de la alfombra.

Absolutamente de acuerdo, aunque hay que distinguir entre polarización que implica odio y la brecha de riqueza que se abre. Un ejemplo real: los estados mexicanos con más actividad de comercio exterior crecen más rápido que quienes tienen menos de esa actividad. Sabiendo esto, por ejemplo, podría tenerse una política de promoción de inversión en esos estados. Muchas de las cosas que abrieron brechas en México vienen de los tiempos del proteccionismo, cuando se privilegió a la industria y al centro del país, dañando al campo, obligándolo a trabajar con precios controlados y cultivos obligados.

• Independientemente de que Andrés Manuel López Obrador tenga su mejor ofrecimiento para la presidencia de la república, yo estoy convencida que es lo mejor que nos puede pasar a los grupos de izquierda, que anteriormente no nos atrevíamos ni siquiera a ver de frente, con el temor de los grupos fanáticos de la derecha, inclusive de los religiosos, porque era fácil que nos voltearan a la gente y ni qué dudar que alentaran un linchamiento o algo así, porque aunque a los de izquierda nos han llamado fanáticos y peligrosos, pero en realidad, siempre ha sido lo contrario. (las revoluciones cristeras, por ejemplo)

Insisto, ver al mundo como formado por grupos es un defecto de pensamiento que irremediablemente lleva a concluir que hay enfrentamientos inevitables. Desde luego hay grupos fanáticos, pero le sugiero que no se sienta miembro de ninguno. Y mucho menos que entienda al mundo como dividido en dos, porque eso sólo lleva a rivalidades sin posibilidad de otro arreglo que la imposición de unos sobre otros.

No me atrevo a sugerirle nada, usted es la que decide, pero sí le puedo contar de la maravilla que es ser libre e independiente, sin asociarse con grupos de radicales, sean del signo que sean. Siendo independiente usted es libre para ver con calma las cosas buenas que hay en cada una de las posiciones de las personas y detectar lo malo. La derecha tiene sus fanáticos, pero la izquierda también, y todos ellos ven el mundo de manera pobre, primitiva y reducida a un entendimiento bipolar que impide ver la maravilla de las posiciones libres que buscan la verdad con independencia.

Y es así que, al menos yo, me siento bien cuando me critican los de la izquierda y los de la derecha. Nada hay tan satisfactorio como sentirse libre para encontrar las cosas buenas y malas de lo que las personas dicen y piensan, y hacerlo sin las limitaciones que nos impone la idea de ver al mundo dividido en dos. Hay tal riqueza de ideas, tal variedad de conceptos, que clasificarlos en izquierda y derecha es miope.

• (Si ahora usted, me va a hablar de los rusos, chinos o cubanos, permítame indicarle que estoy de acuerdo con la tesis de Mao Tse Tung “cada pueblo debe conquistar su propio comunismo”. O sea, que las reglas o normas que les funcionen a unos, no deben marcar el rumbo o las propuestas a otros)

No le voy a hablar de eso, pero su comentario me recuerda mucho a un par de personas que conocí y que tomaron como biblias incuestionables los escritos de Marx/Engels/Lenin y que llevaban el libro rojo de Mao. Uno de ellos se enemistó con el otro porque había leído La Democracia en América, de Tocqueville y se hicieron enemigos a partir de entonces. Todo por leer literatura “prohibida”. ¡Qué horror¡

Si usted sigue el razonamiento de que cada pueblo debe conquistar su propio comunismo, verá que la conclusión lógica es que cada persona debe conquistar sus propias metas, las que ella decida y por esa misma razón se admite que algunos pueden no seleccionar el comunismo, por lo que al final se acaba concluyendo que lo que cuenta es la persona individual. Si se es libre para seleccionar su propio comunismo, entonces se debe también ser libre para seleccionar su propio no-comunismo… y si no se puede, entonces habría que admitirse la legitimidad de imponer a unos la voluntad de otros.

• Además, ningún grupo en el poder, menos los que mantienen el mando del país y los privilegios, han aceptado de buena manera el mando de la izquierda y han volteado al pueblo, contra el sistema que busca su reinvindicación, esto ha hecho particularmente difícil e imposible, su lucha social a sus gobernantes y si, tuvieron que optar por una mano dura, para mantener la estabilidad de su país, en su momento, no nos corresponde criticarlos a quienes no hemos hecho nada, en favor de nuestra propia reinvindicación.

De nuevo veo que usted es víctima de una manera de entender la realidad política, la de grupos en pugna irremediable, divididos en buenos y malos. Lo siento de verdad y no me atrevo a sugerir nada, pero sí a contarle lo que yo hago para salirme de la trampa mental que siempre nos acecha.

Lo que hago es leer varias fuentes de información: leer sólo a Jornada o Proceso es igual de malo que leer sólo a Grupo Reforma o El Universal, pues ninguno de ellos hace otra cosa que contar las cosas a su modo. También trato de irme a la lectura de pensadores clásicos, de hace tiempo, como Tocqueville, que es una maravilla de sutileza; como Bastiat y otros, que hablan sin complicaciones y al grano, mucho más que algunos de los actuales. Trato de leer puntos de vista diferentes para convencerme de que estamos los humanos en proceso de llegar poco a poco a la verdad.

Y me rehuso a pensar en grupos como unidad de análisis, lo que me manda a descartar frases como “lucha social” porque significan poco concreto y pueden manipularse por parte de cualquiera… pero sí entiendo la idea del esfuerzo personal sustentado en libertad y responsabilidad individual. Porque al final, no puedo emitir un juicio de culpabilidad colectiva a nadie: hay trabajadores, patronos, empresarios, empleados, gobernantes, personas que son buenas y hacen las cosas bien, pero también existen trabajadores, patronos, empresarios, empleados, gobernantes, personas que son abusivos y actúan negativamente. ¿Cómo puede alguien tener la capacidad para seleccionar a un grupo y declarar a todos culpables y villanos?

• Los de la derecha, han utilizado al pueblo para todas sus luchas, pero el pueblo sigue siendo subyugado y engañado por ellos.

Creo que ya expliqué mi punto al respecto. Cuando usted entiende al mundo dividido así, se comete un error serio de análisis. Hay mucho más en el mundo que la derecha y la izquierda.

• Y en el tema de los españoles, pues caemos en un autoengaño si decimos que somos iguales. (Aunque mi intención no es racista, pero me inclino por una reinvindicación de clases nacionalistas), las fortunas españolas, si se han creado en México, (Y claro que lo han hecho) esconden vicios y fraudes, en la política nacional e internacional (Pero no sólo españolas, alemanas, francesas, norteamericanas, extranjeras en general) ¿Por qué desvirtuar esta verdad? ¿Acaso nos incomoda?

Puede que su intención no sea racista, pero al fin lo es. Usted acaba de decretar un juicio de culpabilidad colectiva determinado por la nacionalidad de las personas. Acaba de determinar que los españoles, los alemanes, y en general los extranjeros son todos culpables. ¡Uf¡ Si eso no es racismo, no sé que no lo sea.

Pero, me parece, que usted no se da cuenta de ello. ¿Qué pasaría si le muestro a un sólo español o francés que sea honesto, trabajador, moral, esforzado? Todo su razonamiento se caería por los suelos. Si esto suena a regaño, perdón, pero me niego a aceptar que pueda emitirse un juicio colectivo de culpabilidad predeterminada con un criterio sustentado en el pasaporte que la persona tiene. Este error de razonamiento muestra uno de los defectos de entender un mundo dividido en dos grupos.

¿Todas las fortunas esconden fraudes? Si le mostrase yo una sola que ha sido lograda honestamente, una sola, todo su razonamiento se cae por tierra. No es culpa suya, sino de su manera de analizar la realidad, la que le ocasiona erigirse en un juez que es capaz de juzgar a todos de manera simplista. Si eso no es fanatismo, no sé que no lo sea (lo que también le sucede, por cierto, a los de la derecha extrema y primitiva, que coinciden con la izquierda del mismo tipo)

• ¿Acaso no estamos sufriendo los efectos millones y millones en México? ¿No dependemos mayormente de las importaciones y exportaciones? ¿Hay mejor economía nacional que la extranjera en el país? Ellos no sólo se han originado en una postura de explotación y privilegios, sino que ahora con el poder político -directo- promueven la discriminación y marginación de las masas de mexicanos)

Usted misma depende de exportaciones e importaciones. Consume productos no hechos por usted, hechos en otras partes dentro de su mismo país y fuera de él. ¿Qué de malo hay en ellos? A usted la leen en otras partes y usted lee lo de otras partes. Lo que se tiene es una buena interdependencia mutua entre personas, sean las que sean.

De lo que usted se queja, de regímenes de privilegio, es algo atinado y ha sido muy estudiado. Se llama mercantilismo y es el reparto de favores entre sectores de influencia en el país y tiene que aprovecharse del poder del gobierno. El mercantilismo es el que cause pobreza y riquezas indebidas. No es el comercio internacional, ni la inversión extranjera.

• En el caso de AMLO, éste es un símbolo para los de la izquierda. Significa libertad. Nos da la oportunidad de expresarnos, comunicarnos y eventualmente organizarnos, para bien del pais. Recuerde que un socialista y un comunista, son ante todo nacionalistas y que buscamos una reinvindicación de las mayorías del país, independientemente de ningún candidato.

Un consejo. No tome a las personas como símbolos. Somos demasiado imperfectas para ser convertidas en símbolos y mucho menos en alguien en quien confiar ciegamente. Confíe en ideas y valores, no en personas. ¿No le parece demasiado exagerado que sea una persona la que signifique libertad, que sea una persona la que dé la oportunidad de expresarse? ¿No será mejor la opción de un sistema político sustentado en libertades a un sistema sustentado en una persona que permite a los demás esas oportunidades?

El libro de Popper, Karl Raimund (1966). THE OPEN SOCIETY AND ITS ENEMIES VOLS 1 AND 2. London. Routledge & K. Paul. trata este tema cuando critica a Platón y su forma de plantear el problema político (hay traducción al español).

¿Tienen los comunistas y socialistas el monopolio del nacionalismo? Lo dudo y si se afirma, ella es una afirmación demasiado soberbia para ser cierta. Sobre la “reivindicación de las mayorías” comento que el problema no es el objetivo que se busca, pues tanto liberalismo y socialismo con sus grandes variaciones buscan el bienestar de las personas. No le dé el monopolio del bien de la gente al socialismo, que no lo tiene. Hay otras ideas muy convincentes que buscan lo mismo.

• Pero mucho tememos que un candidato de la derecha, nos imponga la represión, el atraso a la expresión popular, la dispersión y eventualmente la muerte. Esto no es descabellado, sería sólo la repetición de mil historias.

Su afirmación me recuerda a un sacerdote católico, que en una cena le contó a un querido amigo y a mí, su historia. Estuvo él involucrado fuertemente en el movimiento del 68 y conoció a sus dirigentes en los EEUU. Nos dijo que toda su intención era socialista e incluso comunista y que en su mente el mundo estaba dividido en dos, los salvadores socialistas y los sátrapas de la derecha, a quienes debían culparse de todos los males, de la represión, de la explotación.

En fin, leyéndola a usted, me parece estar oyéndolo a él. Y contó que reconoció sus errores cuando comenzó a leer otros libros fuera de los que todos leían en su círculo (Chomsky, Marcuse, Marx, Mao, y otros). En la opinión del sacerdote, un libro que le abrió los ojos para entender que el mundo es más complicado, fue el de Mises, Ludwig Von (1966). HUMAN ACTION: A TREATISE ON ECONOMICS. Chicago. NTC/Contemporary Publishing Company. 0809297434, que es un pesado tomo de unas mil páginas.

Yo no sé en qué situación está usted, pero cabe la posibilidad de que esté padeciendo eso que se consiste en leer variaciones del mismo tema, con libros que tratan la misma idea esencial hasta terminar creyéndola un dogma. Sabiendo que ese riesgo se corre, y por aprender la lección que el mismo sacerdote me enseñó, trato de combinar lecturas con escritores de diferentes ideas.

Le pongo un ejemplo. Después de pasar por la universidad, en la que todo un semestre vimos a Marx, me quedé con ideas que fueron sanamente balanceadas con otro libro de Mises, que era considerado hereje, y que por eso mismo leí; me refiero a Mises, Ludwig von (1981). SOCIALISM. Indianapolis. Liberty Fund. 0913966630. Y lo mismo leo de repente a Boff que a Ratzinger y por eso me siento independiente y libre, sin las cadenas que me obliguen a pensar que un candidato de un partido es la salvación nacional.De cada uno de ellos puedo sacar lo que me parece más razonable y lógico.

• No compro tanto libros aunque quisiera porque mis condiciones económicas no me lo permiten. Pero uno de los libros que compré recientemente, de la editorial Larousse, habla precísamente de los efectos engañosos de la globalización y no es retórica. Nos muestra cómo un país puede tener mucha inversión, mucho empleo y sin embargo, una población en la miseria. Nunca estaré de acuerdo en la política económica de los de la derecha, porque plantean un crecimiento acelerado, más no una integración social. Para cierto grupo de gente, la gente en la miseria, es algo que debe desaparecer y no precísamente elevándose hacia un nivel de mejoramiento social.

Muy bien, eso es lo que dice un libro. ¿Es una verdad absoluta lo que dice? Lo dudo. Si lo fuera y eso sucediera con cada libro publicado, hace mucho que se hubieran terminado las discusiones académicas. En ese tema, hay muchos más libros, estudios y análisis que dicen lo opuesto, exactamente lo contrario. La literatura está llena de análisis sobre el libre comercio, en pro y en contra. El antídoto a ese libro de Larouse es, quizá, alguna obra de Bastiat, que es bastante persuasivo en el sentido opuesto.

¿Quién le dijo que los de la derecha plantean un crecimiento acelerado y sin integración social? Si toma usted a Hayek que es un liberal moderado y muy claro, le explicará por qué él no es de derecha en el sentido conservador. Si toma a Rothbard, le dirá que Hayek en realidad no es liberal, que el liberal es Mises. Ninguno de los liberales que he leído plantean que el crecimiento sea acelerado; es más, muchos de ellos hablan de crecimientos pausados, con medidas también pausadas. No tome usted la definición de derecha que hace un socialista, ni la del socialismo que hace un liberal.

Liberalismo y socialismo, ambos, quieren prosperidad para todos, en lo único que difieren es en cómo hacerlo. Ésa es la diferencia de fondo. Ninguno de ellos tiene el monopolio del bien general. Y visto así, el problema es uno doble, el de optar por las mejores formas de alcanzar prosperidad que sean (1) eficientes y (2) respetuosas de la dignidad humana de todos.

Comenta usted que se pueden tener problemas en la compra de libros, por falta de recursos. Es cierto. Pero también hay problemas de falta de tiempo y de disponibilidad. En vista de eso, hace once años, inicié una aventura extraña para muchos, pero que es válida según yo. Empecé la publicación de resúmenes de ideas encontradas en libros clásicos sobre todo de autores razonados. La única condición es que sean ideas que respeten a la libertad humana, vengan de donde vengan.

Y así se inició un servicio gratuito de resúmenes de esas ideas, en AmaYi, igual que lo hacen muchos miles de personas en países de lengua castellana. Es una sección de un sitio de internet. No creo que le interesen las otras secciones, pero sí ésa, donde hay 130 resúmenes de libros de Tocqueville, Bastiat, Say, Mises, Pufendorf y decenas más que son difíciles de conseguir. Ésa es mi principal contribución al diálogo entre las personas, aunque sea presentando ideas que para muchos son herejías que deban prohibirse.

• Sin embargo sepa usted, que en el rincón más ínfimo del planeta, puede usted escoger el ser más ínfimo de su comunidad y él, aún él, aunque vista de andrajos y esté tirado a los vicios, no ha perdido la capacidad de soñar y de ambicionar un futuro mejor. Sólo que no tiene con qué. Para mi no es válido que haya gente como buitre, que se alimenta de la carroña en la que han convertido la mayor parte de la humanidad.

Más de acuerdo no puedo estar con usted. El más pobre de los individuos es digno, tiene capacidades, debe poder lograr lo que él ambiciona. No lo dudo. Si carece de todo, el método correcto para investigarlo es averiguar causas de esa pobreza. El tema que usted plantea es de tal fondo que es el título del primer libro de economía jamás escrito, el de Adam Smith y que trata de investigar la causa de la riqueza. Es un gran libro, algo pesado para estos días, con muchos aciertos, pero con un error serio en su teoría del valor, la misma que tomó Marx para su teoría y que fue superada tiempo después por los austriacos.

Si ese pobre no tiene con qué entonces el problema es el de cómo hacer que tenga los medios para que él haga posible su propio proyecto de vida, el que él quiera y decida por sí mismo. El liberal más acérrimo, como Rothbard, le diría que sí a eso. Igual que le diría también sí el comunista más fanático. Es un problema de medios para lograr un mismo objetivo.

• Tal vez usted sepa más que yo, lo cual no concedo, como sea, porque tampoco lo conozco. Pero jamás aceptaré una doble moral, nunca merecerá mi respeto un individuo que actúa con dolo cuando escribe a las mayorías, porque este también puede ser un abuso de la libertad de expresión.

No creo que sea una cuestión de saber más. Si lo fuese, las discusiones no sucederían y siempre se decretaría como ganador al que sepa más.

Su comentario sobre la doble moral es muy positivo y me alegra, porque va al fondo del asunto y tiene profundas connotaciones éticas y religiosas. Usted en realidad habla de mentir, decir una cosa y hacer otra, intencionalmente. Más de acuerdo no puedo estar con usted. Más que un abuso de la libertad de expresión, es mentir, que es una palabra más clara y directa.

• Un trozo de carne, un humano despojado de todo por la sociedad, me parece algo más aceptable, reivindicable y valioso. Completamente agradecida por su respuesta, le aseguro que lo admiro por tomarse el tiempo y la gentileza de enviármela a pesar de mis groserías. Me disculpo nuevamente por cualquier ofensa, que le aseguro, nace de mi pasión. Le reitero mi agradecimiento, le envío mi mejor saludo y todo mi respeto.

¿Cuál ofensa? Ya me olvidé de que eso. Por mi parte, la admiro también por su apertura y ganas de diálogo, que es lo que falta en esos grupos extremistas de los dos signos y que todo lo remedian queriendo aplastar al otro.

&&&&&&

Y hubo un tercer intercambio de ideas.

Encantado de seguir un intercambio civilizado de ideas. Siempre se aprende cuando es posible conversar sin aspavientos. Lo considero un placer, pues ejercita la mente. De nuevo tomo el contenido de su correo y comento sobre eso.

• Ohhhhhh! !Nuevamente lo hizo usted! me puso una tunda como todo un buen conservador educado. !Me alegro, gracias! Me siento satisfecha con su conversación y me sirve para reconocer, que soy muy apresurada para hablar. Antes que nada, Andrés Manuel López Obrador, dije que representaba la libertad para la izquierda, pero en términos simbólicos, no quise decir que él fuera el símbolo de libertad para nosotros.

Si descubrió que soy conservador, se lo agradezco. Yo mismo no sé bien qué soy en las dimensiones políticas tradicionales.

Aún así, con López Obrador, considerado como usted dice no tan símbolo, la realidad es que nos debemos más a las ideas que a las personas. Si usted revisa las cosas que en las que más cree, verá que no hay personales, sino valores.

• Pero aún en el caso que él no fuera totalmente de izquierda, el efecto de que sea candidato a la presidencia nos ha ayudado a nosotros de izquierda, a tener mucha más libertad de acción y expresión, lo cual no ocurriría con un candidato o presidente de línea conservadora.

Su razonamiento puede carecer de simetría. ¿Cuál es el real gobernante? ¿El que da libertades a los de la izquierda? ¿A los de la derecha? La respuesta es que que las respeta y reconoce en todos por igual, bajo la ley.

• Definitivamente si hay una confrontación de grupos entre las clases sociales, gobierno y gobernados, pero si no se ha manifestado físicamente es por el temor a la represión. Estas heridas no cierran y todavía no se olvidan. (Aunque usted y yo sabemos que quienes han caído merced a la confrontación de estos grupos han sido manipulados) Como sea, confío en que poco a poco, la conciencia y evaluación de estos puntos, ayude a la gente a superar las diferencias, sin necesidad de llegar nuevamente a exabruptos violentos. Sigo creyendo que el poder político, está en manos de grupos en todo el mundo, por eso es perfectamente válido, referirnos a grupos y podemos identificarnos con ellos, o no, según sea el caso. Comprendo que sea mucho más moderado para percibir estas posiciones.

Una vez, a una persona que argumentaba como usted, le pregunté “¿Es Mozart de derecha o de izquierda? ¿Beethoven? ¿Da Vinci, Goya, Dante, Cervantes?” Miles y miles de cosas suceden en una sociedad sin obedecer el eje de izquierda y derecha. Por eso, le digo que es una visión limitada para el entendimiento de lo humano.

Ahora vayamos al poder, es decir, a los gobiernos. ¿Puede todo explicarse por luchas entre izquierdas y derechas? Difícilmente. Primero, porque en cada una de ellas hay una inmensa variedad de posiciones, porque se entremezclan a veces a tal punto que es imposible verlas. Porque ignoran la dimensión del conservador versus el progresista, porque encasillan a las personas en categorías inflexibles que ignoran la naturaleza humana.

• También me alegra que no se deje llevar a los extremos; quizá sea porque no tiene la misma percepción desde su status social de la magnitud del desastre que vive la gente, más allá de la retórica que intenta teorizar en un análisis aceptable, del entorno creado a partir de la aplicación de políticas económicas erróneas que usted llama mercantilismo; mientras que yo lo concibo como la corrupción del capitalismo.

¿Cómo sabe que no conozco la “magnitude del desastre”? ¿Cómo sabe de mi “status social”? Supongamos que fuese yo el mayor de los millonarios del mundo, ¿hace eso nulos todos mis razonamientos? ¿hace eso bueno en automático las ideas del más pobre?

La confusión entre mercantilismo y capitalismo es más generalizada de lo que yo pensaba hace años. Y es grave, similar a la confusión que tendría un médico al creer que el paciente tiene cirrosis, cuando en realidad tiene pulmonía. La causa de los males de muchos países es mercantilista, especialmente en AL.

• Reafirmo que si son criterios de grupos los que deciden y trazan desde su lugar estratégico, los sistemas financieros de los países que les sirven, dejando de lado el interés de los demás por razones de su propia moral. Para mi es una negación afirmar que el mundo no está dividido en grupos. Le agradezco su sugerencia de no asociarme con los fanáticos, porque en esto estoy de acuerdo, no me veo a mi misma como una fanática aunque si he resuelto al cien por ciento mi inclinación ideológica individualmente.

Si somos seres sociales es lógico que formemos grupos, como los grupos para jugar futbol. Nada de malo hay en pertenecer a grupos. El error proviene de la visión simplista de que son sólo dos los grupos y que ellos están en lucha. El mundo no está dividido en grupos, está formado por personas que se relacionan entre ellas formando grupos de mil variaciones posibles.

No, no la considero fanática. Si lo fuera, este intercambio no podría suceder. Sin duda su papel en los medios de comunicación le provoca la inquietud de ver los dos lados de todo suceso… lo mismo que me pasa a mí cuando tengo la oportunidad de razonar así.

• Lo que quiero decir es que respeto a los líderes de opinión de derecha y a los conservadores, liberales, religiosos y todos los etcéteras del mundo. Yo simplemente no estoy de acuerdo con la posición radical que asumen respecto a los menos privilegiados de diversas maneras. Me parece que la gente pobre es concebida como una “mancha”, “un mal necesario” por la clase privilegiada, pero no lo es. La vida de ellos, tienen miles de matices que valen la pena y sus derechos me parece que es una aberración que no sean reconocidos.

El respeto a los demás es el inicio necesario de gente civilizada como usted. Respeto con todos, incluso con quienes se tienen diferencias.

¿De dónde saca usted la información de que las “clases privilegiadas” consideran una “mancha” a los pobres? La aseveración es demasiado extrema. Un sólo millonario que hiciera obras de caridad anularía su razonamiento. Sin embargo, le concedo que muchas personas de ingresos elevados ven con desprecio a la gente que no es como ellos, al mismo tiempo que hay otras para quienes son personas a las que se ayuda. Le ruego y suplico que no cree culpas colectivas, que no existen.

• Yo al igual que muchos idealistas de izquierda, dedico mis esfuerzos a presentar evidencias de que los derechos de la población marginada son soslayados, por mezquindad o indiferencia, porque creo que la conciencia es el primer paso para la superación de la marginación. Estos esfuerzos no me rinden ningún fruto, mi gratificación proviene de saber que asumo una tarea que pocos quieren hacer de manera desinteresada y esto me hace sentir mejor que los demás. Me creo como que más generosa, como que más coherente, leal y digna de mi propia clase social, porque sepa usted, que no todos los pobres somos viles ni trepadores. Ni deseamos escalar ni solos ni en “bola” al status social que criticamos por egoístas y poco comprometidos.

La admiro por su compromiso y convencimiento y al mismo tiempo la convoco a que su instinto de periodista prevalezca y que admita que en todo suceso hay al menos dos lados. Estoy seguro que en una historia que reporte usted no se contentaría con entrevistas a uno de los involucrados, sino a todos, para escucharlos y sacar al final un reportaje que esté cerca de la verdad. Eso mismo le invito a hacer. Ya ha “entrevistado” a los de ideas socialistas, déle ahora una oportunidad justa y merecida, sin prejuicios, como buena reportera a quienes no tienen esas ideas. Hágalo con la mente abierta a la verdad, sin favoritismos.

• Yo creo en la justicia y en la integración social, como una forma de desarrollo poblacional y humano. (¿me expliqué?) ¿Que me acerco más a mis raíces indígenas? Literalmente, la familia de parte de mi mamá provienen de la sierra y hablaban dialecto.

Sensacional y admirable. Igual que se acercan los gallegos a sus raíces, o los catalanes a las suyas. Nadie quiere injusticias, ni desintegración. Sin embargo, la misma curiosidad que le caracteriza como periodista, le debe poner el gusanito de ver el otro lado.

• No insulto a nadie y menos a mi misma si me reconcilio antes que con otras, con mis raíces americanas. ¿Soy racista? Aún así creo que no, porque no clasifico por razas, cuando hablo “de los españoles, alemanes, etc” mi clasificación, ya le expliqué que es clasista, hablo de los extranjeros que tienen la intención de invertir en México, por el atractivo de pagar menos que en sus países a los obreros. Inclusive ellos, no son nacionalistas, pues despojan de la mano de obra no calificada a sus propios connacionales. Respecto a las importaciones y exportaciones, creo que si para apoyar la producción nacional tenemos que renunciar a cosas más baratas y de mejor calidad extranjeras !sea! Podemos hacer un sacrificio adicional si es por el bien de nuestros propios productores, siempre y cuando, estén sujetos a condiciones que favorezcan también a nuestros obreros y campesinos.

Ya nos metimos en economía de nuevo y es fascinante.

Las aseveraciones que usted hace, como la de soportar precios altos y mala calidad en productos hechos nacionalmente, es extrema. Del otro lado de la ecuación significa que se quiere vivir mejor con precios altos y mala satisfacción de necesidades, lo que no tiene mucho sentido. Cuando usted cierra la frontera, se aplica de nuevo la época del proteccionismo mexicano, de la que hay información muy objetiva en, por ejemplo, Cárdenas, Enrique (1996). LA POLÍTICA ECONÓMICA EN MÉXICO: 1950-1994. México. Fondo de Cultura Económica. 9681648447.

Hacer eso no crea más riqueza, sólo distribuye de manera diferente el capital empleado, es decir, no se crean más empleos, ni se produce más. Es una política imposible de mantener. ¿Vienen otros a crear empleos? ¡Qué maravilla! pues es lo que necesitamos precisamente. ¿Se crea desempleo en otras partes de gente no calificada? La evidencia sugiere que no, pues los EEUU invierten fuera y tienen demanda de obreros no calificados.

Le digo, cuando se ven pugnas entre grupos, usted se ve forzada a clasificar a unos en uno y a otros en otro, los villanos y los héroes. La realidad es más compleja.

• La inversión es importante, pero ni debemos depender de ella ni debemos aceptar condiciones que nos menoscaben como individuos o nación. Para mi la globalización tiene el efecto de crear economías ficticias en los países donde se instalan las transnacionales. No lo digo apoyada en una teoría económica, sino en datos estadísticos.

Nadie pide que las inversiones menoscaben a nadie. Las inversiones, las empresas, todos, son sujetos de la ley del país en el que operan. Tan sencillo como eso. ¿Economías ficticias? No entiendo. Usted ha visto números que dicen probar eso, ahora con su instinto de periodista, vaya con los números que dicen contar la otra historia y saque después sus propias conclusiones. No pretendo convencerla de otra cosa que de satisfacer su curiosidad de periodista y su pasión por encontrar la verdad por usted misma.

• El problema es que en el mundo hay demasiado individualismo y esto, me parece una desconexión con la realidad, una forma de evadir la responsabilidad social que tenemos todos y cada uno de nosotros para con los demás.

El planteamiento que usted hace es en verdad importante. No sólo es individualismo, es más, son acciones negativas, destructivas, de muchos. El dilema es cómo reducirlas a ellas y a sus consecuencias, de manera efectiva, sabiendo que nunca desaparecerán del todo.

• Una vez más le agradezco la bondad de contestar mis correos y sobre todo, aprecio los apartados que ha hecho para rebatir ( la mayor parte de las veces) mis palabras, porque es impresionante que una persona de su nivel, tenga esa exquisita gentileza.

Al contrario, la bondad es suya. La oportunidad que me ha dado de aprender es invaluable. Saludos afectuosos.

• Le envío todo mi reconocimiento y mi afecto. Respetuosamente, X.

&&&&&

Continúa el intercambio de ideas.

• Ouch! , Gracias! me parece increíble tener una conversación continuada con alguien con una opinión tan opuesta a la mía y sin embargo, abierto al díalogo y a la enseñanza. No cabe duda que me ha favorecido mi reacción ante sus opiniones. Que usted no haya pasado por alto mis puntos de vista, me hacen admirarlo. Sí, creo que usted, aparte de culto es conservador. Ante todo yo me crié en una familia conservadora y comprendo la parcialidad de esa visión. Por eso le llamé persona de exquisita gentileza, no fue una adulación. Reconozco esa bondad y paciencia en gente muy educada.

Al contrario, gracias a usted. Una de las cosas que la vida enseña es a aceptar que ningún humano es poseedor de la verdad y que en todas las ocasiones se aprende para encontrar cosas nuevas, mejores, razonar eso en lo que se cree y demás. Al único que debe ignorarse, desafortunadamente, es aquél que se niega a conversar civilizadamente y de los que hay bastantes en todas partes. Las personas somos seres muy complejos, muy difíciles de encasillar o etiquetar.

Insisto en mi punto de la dificultad de calificar a las personas bajo un nombre, el que sea. Por ejemplo, la etiqueta de conservador tiene varios significados, dependiendo de quién lea usted. Un libro muy famoso, Kirk, Russell (1986). THE CONSERVATIVE MIND: FROM BURKE TO ELIOT. Washington, D.C. Regnery Pub. 0895269341, le da connotaciones muy favorables, aunque un escrito de Hayek, aclara por qué no es él conservador, aunque le hayan aplicado ese calificativo. También, E. Burke es visto quizá como el gran conservador de todos los tiempos, por su escrito sobre la Revolución Francesa, y sin embargo fue miembro de los Whigs liberales en Inglaterra y no de los conservadores Torys.

• Respecto a López Obrador, el tema es interesante para mi, porque lo considero un elemento nuevo en el panorama de las elecciones, aunque soy un poco escéptica en cuanto a que sea el candidato mesiánico que necesitamos. Más le ruego que reconozca que ha habido elementos en la historia que nos indican que la libertad si depende de los gobernantes. En el pasado de México hay vergonzosos crímenes derivados de la represión.

Creo estar de acuerdo con usted y celebro mucho que usted hable de libertad, que es el máximo valor social y consecuencia lógica de la capacidad de raciocinio de todos. No tendría caso poder pensar sin tener la posibilidad de hacer posibles esos pensamientos en la realidad.

¿Influyen los gobernantes en la política? Absolutamente sí. Usted está en lo correcto. Y sí, la historia mexicana tiene sus ejemplos atroces de aplastamiento de libertades. Pero también de personajes que se distinguen por defenderla, como J.M. Luis Mora y el mismo Juárez, un liberal aparentemente muy clásico. ¿Represiones en México? Definitivamente sí y muchas, lamentablemente y como en el resto de las historias de muchas partes del mundo… cuya trayectoria parece ser la de un desarrollo de esa idea. Tome usted a Montesquieu y su obsesión de evitar los abusos de poder para que vivamos con tranquilidad, algo que Maquiavelo hace con sus peculiares ideas también.

Pongo bajo severa duda de que el candidato del PRD sea visto como “nuevo”. Su libro, el del proyecto de nación, es una larga lista de lugares comunes y de ideas anteriores, cuyo mayor parecido en nuestra historia se remontan a la etapa del populismo en los años 70

• Cierto, no por ser millonario, carecerá de validez el razonamiento de usted. Como tampoco por el hecho de ser pobre, en automático tendré la razón.

Me alegra concordar en un punto y si eso que decimos es cierto, son las razones y justificaciones las que cuentan, no su fuente. Por tanto, la unidad de análisis es la persona individual, no los grupos a los que ella pertenece. La conclusión lógica de esto es la de que una aseveración emitida por alguien que usted clasifique de derecha no es por definición errónea, pues habrá que ver sus evidencias y razones, y viceversa.

• Pero no tengo duda que mi sentido común, me indica que quienes vemos en la POLARIZACIÓN, un enemigo a vencer, para bien de la gente, porque la amamos, nos obliga a tomar una posición. En mi clase social, no hay mucha ideología, porque no hay mucha instrucción. Pero el mundo si está hecho de villanos y héroes. Es la dualidad del mismo ser, esta puede darse incluso en un solo elemento. Pero la villanía no debe prevalecer, menos la de aquellos que teniendo muchos privilegios pugnan por tener también el poder político, para medrar tranquilamente sobre los derechos de los demás, que en este caso, son las mayorías de pobres en México.

Cierto que se debe tomar una posición, que es la de la búsqueda de la verdad, la de la razón.

¡Qué bueno que no haya ideología! Ellas suelen ser sistemas cerrados de interpretación del mundo y que no admiten razonar ni hablar. Las ideologías son el escudo de los fanáticos para no conversar con nadie más que ellos mismos.

Creer que el mundo está hecho de villanos y de héroes tiene serios problemas. ¿Es el héroe siempre un héroe o tiene defectos y fallas? ¿Es el villano siempre eso, o posee rasgos de bondad y arrepentimiento? La realidad es dinámica y las personas somos complejas combinaciones de cosas buenas y malas. ¿Quién se erige en juez de villanos y héroes? Tendría que ser un superhéroe imposible de obtener.

Más prometedora es la idea de un mundo imperfecto, con seres imperfectos, libres. Para determinar que alguien daña a otro, por tanto, se necesitan criterios de bien y de mal. Uno de ellos es el de la igualdad humana, lo que justificaría el respecto a los derechos de todos los demás. Por eso, quien lastima a otros directa e intencionalmente, obra mal. De acuerdo con usted.

• Cierto, le agradezco que subraye la confusión entre el mercantilismo y el capitalismo, aunque no me confunde a mi en lo personal. El problema es que creo que la protección a la economía mexicana, no deberá ser igual a lo que se ha ensayado antes, de ahí, que creo que Mao Tse Tung, en su teoría filosófica, tenía razón; las políticas, deben adecuarse a las idiosincracias de cada nación.

La distinción es vital, porque lo que sucede en realidad es esto. En su libro AMLO culpa de todo al neoliberalismo y recomienda políticas socialistas, cuando una buena cantidad de las cosas que el señala como malas son mercantilistas (corporativismo).

Difícilmente tiene Mao originalidad al señalar la necesidad de adecuar la política a las condiciones de las comunidades. La idea tiene muchos siglos. La recuerdo como señalada en Montesquieu muchos años antes y no señala sino lo obvio.

¿No debe ser igual la protección a la economía mexicana? Decir eso obliga a explicar en qué manera sería diferente y por qué eso causaría resultados mejores que los del libre comercio.

• El reto, está en satisfacer a los diferentes grupos mediante la negociación honesta, valiente y drástica que pueda forzar incluso a unos cuantos, a respetar el derecho de todos. El problema es que esto suena a dictadura.

Para esa negociación, lo primero que usted debe hacer es definir los grupos y nombrar representantes de cada uno, una tarea compleja, tardada e imposible al final, pues siempre quedará alguien sin representación (de allí la conveniencia de los legisladores como mejor solución, sin uso de grupos predefinidos). En esa negociación corporativista no ganarán los argumentos más razonados, sino los grupos mejoro organizados, un fenómeno muy conocido en nuestro país. Es la implantación de más corporativismo. ¿Suena a dictadura? Lo es. La única salida es un Estado de Derecho con aplicación universal de las leyes para castigar a los delincuentes, sean evasores de impuestos, secuestradores, corruptos, o manifestantes que bloquean calles.

• Pero la globalización, no es beneficiosa tan sólo por la inversión y creación de empleos, en muchos casos traerá más desastre a los más pobres y a esto es a lo que llamo visión parcial. Esas personas, también llegaron a este mundo, como usted o yo, a gozar de la vida, en el corto periodo concedido y no es justo que unos lleguen predestinados a ocupar rangos inferiores como esclavos, conociendo sólo la degradación y la maldad.

La globalización o el comercio libre no es perfecto, nada en este mundo lo es. Tiene efectos buenos y consecuencias que significan problemas. En eso estoy de acuerdo con usted, lo que nos lleva a concluir que el cierre de fronteras será una medida con ventajas, pero también con defectos inevitables. Este es el drama de las decisiones humanas, el de optar por eso que a la larga tiene las consecuencias netas mejores. Por eso, la decisión entre cerrar fronteras o abrirlas es igual a seleccionar la mejor opción a la larga y para todos.

Las decisiones que se tomen deben tener ese objetivo, el de mejorar las condiciones de las personas, todo lo que se pueda. El problema es cómo hacerlo de la mejor manera que se pueda, reconociendo que nada será perfecto.

• Los países que tiene más transnacionales, como Estados Unidos, por ejemplo tiene muchos programas sociales que funcionan, hay muchos otros que no y venden la idea que todo debe ser regido por la oferta y la demanda, sin una norma moral.

Sí, en algún lado leí que en los EEUU la tercera actividad económica en tamaño son las acciones de caridad, como fundaciones, donativos y similares. Puede ser. Hay estudios que muestran que muchos programas de ayuda no logran su objetivo, por ejemplo el de Murray, Charles A (1994). LOSING GROUND : AMERICAN SOCIAL POLICY, 1950-1980. New York. BasicBooks. 0465042333. Y también el de Bartholomew, James (2004). THE WELFARE STATE WE’RE IN. London. Politico’s. 1842750631, que se refiere a Inglaterra.

Sí, respecto a la oferta y demanda, tiene usted razón. La mejor explicación que he leído al respecto es la de considerar a las leyes de oferta y demanda como un principio real que limita nuestras acciones y que conociéndolas deben ser usadas con conciencia moral de lo que con ellas se logrará. La idea me parece muy razonada. Y apoya su idea de que los humanos debemos guiar nuestras libertades con conciencia moral, que distingue a lo bueno de lo malo. Señalo que no puede generalizarse: no todos en EEUU piensan así, ni actúan así.

• El problema en si no es la globalización, sino la inmoralidad que plantea esa política económica. Si esos negociantes, pagaran los impuestos “normales” habría más recursos para los países pobres para la creación de un estado sano, con capacidad para invertir en industria nacional, pero no, para eso crearon los “tratados de libre comercio”. Las fábricas que se han instalado en México, han creado problemas en su país, con desempleo y han creado cinturones de miseria en el nuestro y hasta me atrevo a pensar que han frenado el desarrollo de las industrias locales. En fin, es mi punto de vista, usted tiene otro y también quizá mucha más información.

¿Qué son impuestos “normales”? Difícil de definir, pero posible si se entiende que es un retiro forzoso de dinero producido por trabajo y riesgo, lo que indicaría la conveniencia de ser bajos, predecibles, sencillos, algo establecido como ideal hace ya tiempo. Los impuestos no producen inversión, es al revés. Gracias a que existe inversión es posible cobrar impuestos. ¿Fábricas que crean desempleo y miseria? Será al revés, pero si lo que usted dice es cierto, cuanto menos fábricas de instalen más empleo y riqueza habrá, y cuanto menos comercio haya, será mejor, y cuanto menos adelantos existan viviríamos mejor. No lo creo

• ¿Qué por qué sé que usted no conoce “la magnitud del desastre” de las clases marginadas? Por su preparación. Las investigaciones académicas no muestran los matices y profundidades de las mentes de la gente, la percepción que tienen ellos de lo que los rodea. Tendría que ser parte de ese mundo y si lo fuera, no habría podido escalar a ese nivel, aunque podría equivocarme. Hay excepciones.

No pienso que lo que usted dice sea cierto. Si para conocer se necesita pertenecer al grupo estudiado, un médico tendría que tener úlcera para operar a gente con esa enfermedad; un psicópata tendría que ser el médico de otros psicópatas; todos los ginecólogos tendrían que ser mujeres. Su razonamiento es inválido en la parte de conocimiento: sin investigación sería imposible conocer de manera sistemática y sin ese conocimiento se reduciría el progreso.

Pero usted añade, sin embargo, otra dimensión meritoria, la de los aspectos humanos de compromiso, convicción, emoción, dedicación y fe, sin los que no podríamos actuar. Me recuerda a la Madre Teresa y sus fantásticas obras

• Sobre el eje de la izquierda y la derecha. Un concepto, diría que la izquierda es la pobreza, por tanto el que nace pobre, es de izquierda y lo opuesto, pondría al ser humano en una ideología distinta, de acuerdo al panorama que lo rodea. Más sin embargo, la izquierda, como ideología, llega al pensamiento del estudioso, del humanista. Sobre esta premisa, Mozart, ha de haber sido de derecha, tenía un status elevado, según creo y sus composiciones fueron dirigidas a público selecto. Beethoven, otro tanto, Leonardo Da Vinci, a pesar de su status, por sus múltiples facetas pudo haber sido de izquierda, porque además no era un cristiano ortodoxo, según se dice. Goya, creo que fué también de izquierda, por revolucionario, rebelde, por expresar desacuerdo para las medidas del gobierno de su época. Dante, definitivamente tenía un carácter moral su obra, fustigó a los corruptos, por tanto, le concedo más humanismo, afín con la izquierda.

¡Por favor, se lo ruego, sálgase con urgencia de esa visión tan estrecha, usted no la merece! Son juicios temerarios y absurdos.

¿Mozart de derecha por escribir obras selectas? Él era un músico, un genio real, para el que no existía otra cosa que la música y si acaso, su ansia de liberarse de su patrón en Salzburgo para viajar a otras partes, siempre en problemas económicos. Beethoven, otro músico, y si acaso en favor de la libertad de los hombres cuando renegó de Napoléon. Da Vinci de izquierda, dice usted, por no ser cristiano ortodoxo… me deja sorprendido sobre un tipo curioso, genial, variado, impaciente, que terminó yendo a París, lo que significaría libertad de movimiento. Goya, ¿de izquierda? Otro pintor, genial, maravilloso, más inclinado al liberalismo y en contra de los invasores franceses y del poder monárquico. ¿Dante es de izquierda porque tiene carácter moral? como si el resto no lo pudiera tener.

Lo que usted sufre es grave y no es agradable. Usted no es un punto dentro de la izquierda, es una mujer con talentos e inquietudes que cabe en miles de dimensiones y grupos, es una persona única que será imposible de repetir en toda la historia humana. ¿Cómo atreverme a clasificarla a usted en un grupo y decir que con eso la he definido totalmente? Si digo que usted se considera de izquierda, apenas he alcanzado a descubrir en la superficie lo que usted es.

• ¿Por qué hay un eje que divide la izquierda con la derecha? Este eje sólo es una línea que se tiene cuando alguno la percibe. Cierto, que hay millonarios filántropos. Pero ellos me merecen reconocimiento y afecto. No me refiero a ellos como de derecha. Ya le expliqué que una ideología no proviene de un origen étnico ni económico. Me refiero a los millonarios que rebajan sus donativos de los impuestos, lo que nos endosa su generosidad a los demás, mientras que son ellos quienes se levantan el cuello y siguen medrando con la buena voluntad de los demás.

Si la izquierda-derecha es una línea, hay mil líneas más, independientes, que permiten clasificar a las personas: músicos y no músicos, jóvenes y no jóvenes, ingenieros y no ingenieros, mexicanos y no mexicanos, matemáticos y no matemáticos, futbolistas y no futbolistas, hombres y mujeres, religiosos y ateos… y más aún, dentro de cada uno de esos posibles grupos, hay gradaciones y modalidades

De todas las miles de posibles agrupaciones que pueden hacerse de los humanos, usted ha seleccionado una de ellas y la toma como la interpretación correcta de toda la realidad, lo que le lleva a reducir a Mozart a un ser de derechas porque componía música para gente selecta, sin considerar que componía para todos, que el “pueblo” como usted diría, tarareaba sus arias, que pasó por serios problemas de dinero, que se rebeló contra una autoridad política-eclesiática, que tenía un oído perfecto. ¿Es de derecha la música de Mozart y por eso reprobable? Es terrible pensar así.

Lo que usted ha hecho es lastimarse a sí misma, creando dos grupos, uno de los cuales es el suyo y donde por definición se encuentran los buenos. El otro grupo es el de los malos y para ellos emite un juicio reprobatorio en automático, no importa lo que hagan, aunque sea buenas cosas, ellas vienen de malas motivaciones. Independientemente del simplismo, es un error de soberbia, por el que alguien se siente capaz de emitir juicios sobre la base de a qué grupo pertenece la gente, grupo al que el juez los ha asignado.

• Temo extenderme demasiado, pero es absolutamente delicioso escribirle a usted. Mil gracias por su atención. Como siempre le mando mi mejor saludo.

Igualmente gozoso es intercambiar opiniones sin que vayan de por medio enojos. Tanto me ha gustado esta intercambio que le propongo que se publique, desde luego guardando su identidad si es que lo desea. Debemos, ambos, usted y yo, mostrar la posibilidad de diálogo y sentar un ejemplo de civilidad y educación. Arreglaré estos correos de manera que aparezcan en un sitio de internet y se queden de testimonio para otros. Que quede hasta aquí la serie y que en un futuro próximo se inicie otra, ¿le parece?

ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras