Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Los Ejes de Calderón
Eduardo García Gaspar
5 diciembre 2006
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Las palabras de Calderón eran una variable vital para conocer la dirección que tomará su estilo de gobernar. Y esa variable tuvo varios ejes que señalo a continuación.

Dijo que “Hace unos momentos me presenté ante el Congreso de la Unión y rendí la Protesta Constitucional tal como lo establece el Artículo 87 de nuestra Carta Magna… Soy un mexicano que cree profundamente en la ley y en las instituciones”. Supongo que eso indica decisión para cumplir la ley, lo que lo separa de Fox.

Dijo que “Reconozco el patriotismo y la convicción democrática de los legisladores de mi partido… y de partidos diferentes diferentes al mío que no obstante nuestras diferencias de mucho tiempo atrás hicieron posible que la República tuviese la solemne ceremonia de protesta constitucional…”

Esto es un gran cambio, de la miope combatividad foxista al reconocimiento y aprecio al PRI.

Se le percibe como alguien que al menos dice entender la situación política. Dijo que “Sé de la complejidad… estoy habituado a enfrentar y superar todos los obstáculos… México vive momentos de tensión entre las principales fuerzas políticas, soy consciente de la seriedad de nuestros distanciamientos y asumo plenamente la responsabilidad que me corresponde para resolverlos y reunificar a México”.

Al menos parece que se da cuenta de lo que sucede a su alrededor.

A lo que añadió un llamado a la concordia al hablar de “… la Patria nos reclama a todos poner por encima de nuestras diferencias políticas… reitero formalmente mi invitación a un diálogo con todas las fuerzas políticas… La política es la colaboración entre partidos, poderes y ciudadanos… Los políticos estamos obligados a resolver los problemas de los ciudadanos y no a agravarlos… la división de poderes debe ser equilibrio y diálogo, y no más confrontación entre poderes. Por eso llamo, nuevamente…”.

Fue ése un punto en el que insistió: “Les pido ahora que me acompañen… agradezco el voto de todos… a quienes válidamente votaron por otras opciones políticas les digo que no ignoraré las razones… pongámonos a trabajar… realizar cambios en instituciones y en políticas públicas”.

Aparece aquí como político de oficio en el sentido de separarse de Fox y sus confrontaciones sistemáticas.

Y en esos trabajos destacan: “Una de las tres prioridades que voy a encabezar en mi Gobierno es, precisamente, la lucha por recuperar la seguridad pública y la legalidad… mejorar la procuración y la administración de justicia… Sé, que restablecer la seguridad no será fácil ni rápido, que tomará tiempo, que costará mucho dinero, e incluso y por desgracia, vidas humanas”.

Otra manera de confirmar que el reclamo de seguridad ciudadana ha penetrado en esta nueva administración y lo ha hecho viendo la realidad.

Sobre otra prioridad, dijo que “soy plenamente consciente de la dramática condición de pobreza… orientar el gasto público hacia los que más lo necesitan… El principal instrumento del Estado para reducir desigualdades y construir un país justo es el gasto social”.

Siendo de ideas liberales, no me grada del todo esto, especialmente por su vaguedad, aunque hay elementos en otras partes del discurso que hablan de programas focalizados y eso es mucho mejor que los generales.

Otro punto fue el decir que “Una condición indispensable para combatir la pobreza y la desigualdad es lograr tasas de crecimiento… generar los empleos que necesitamos es indispensable remover los obstáculos que impiden a las empresas y a la economía en su conjunto crecer más y más rápido… que el mercado interno sea, precisamente, motor de crecimiento… condiciones verdaderas de competencia justa y sin privilegios”.

Suena bien, muy bien. Y será uno de los puntos de mayor controversia al lastimar intereses creados.

Siendo yo un escéptico de todo gobernante, por sistema desconfío de ellos y Calderón no es la excepción. Sin embargo parece tener tres rasgos buenos.

Uno: da la impresión de tener oficio político, mucho más que Fox.

Segundo, ni él ni la población tienen expectativas elevadas de este gobierno, lo que es también opuesto a lo sucedido con la administración anterior.

Y tercero: parece entender al realidad y no se aísla en su propio mundo… otra diferencia en relación a Fox.

POST SCRIPTUM

Es interesante la comparación de contenido de noticia sobre un mismo suceso y demuestra la necesidad de filtros de información en el lector:

Granma de Cuba reporta:

“Felipe Calderón presta juramento en medio de protestas… Oposición marcha por céntricas calles de la capital… El líder opositor Andrés Manuel López Obrador encabezó hoy una marcha por céntricas avenidas de la capital de México en repudio a la toma de posesión de Felipe Calderón, quien juró el cargo en el Congreso de la Unión, en medio de gritos y rechiflas en un acto relámpago de tres minutos… El nuevo gobernante de México se vio forzado a entrar por la parte de atrás de la Cámara, conocida como el Salón de Trasbanderas… En la plaza del Zócalo, decenas de miles de personas acompañaron a López Obrador y corearon consignas de apoyo…”.

Diario Exterior, de España, reporta:

“Felipe Calderón inicia gobierno en México con diálogo y conciliación como consigna… Una política de diálogo y conciliación es la consigna del inicio de la presidencia de Felipe Calderón en México, tras haber asumido su mandato el viernes en medio de una severa crisis política provocada por el desafío de López Obrador y su persistencia a no aceptar los resultados electorales…”.

• Ya fue reportada la muerte de Fidel Castro Ruz, lo que quizá tardó un poco más de lo obvio. Pero otra noticia indica que el dictador felicitó a Hugo Chávez. Usted decida.


ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras