Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Mundos Ficticios de Gobierno
Eduardo García Gaspar
21 abril 2006
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Si las avestruces ocultan la cabeza para no ver la realidad, como se ha afirmado tantas veces, entonces los gobernantes sufren con frecuencia en síndrome del avestruz: crean ellos sus mundos imaginarios en los que pueden hacer lo que desean sin que la realidad los moleste.

Una ilustración fenomenal de este síndrome lo constituye uno de los candidatos a la presidencia.

Ha dicho el candidato del PRD que no hará reformas. Muy bien, en su propio mundo inventado por él, no se necesitan las reformas estructurales. Pero salgamos a la realidad y examinemos una evidencia sólida, la proveída por el Banco de México. Cada mes, esa institución hace una investigación, una encuesta con especialistas en economía.

Concretamente con personas de “análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero”, según dice el reporte de Banxico de principios de este mes. De las diversas preguntas que hacen a esos especialistas, hay una que interesa en especial.

Es la que pide nombrar “factores que en los próximos meses podrán limitar el ritmo de la actividad económica”. Se trata, por tanto, de obstáculos al crecimiento.

El reporte nos provee los resultados desde diciembre de 2004, por mes. Dos de ellos concentran el 60 por ciento de las menciones. La lista es amplia e incluye asuntos como debilidad del mercado interno, de la economía mundial, del mercado externo; contracción de oferta de recursos externos, incertidumbre cambiaria, elevación de precios de insumos, tasas de interés externas y otras más. Todas ellas a niveles de 4, 3, 2, 1 por ciento y menores.

Pero dos de ellas, le digo, ocupan el 60 por ciento. Son la “ausencia de cambios estructurales en México” y la “incertidumbre política interna”, cada una con 30 por ciento.

En medio de los dos extremos, está la consideración de “problemas de inseguridad pública” que es de 12 por ciento. En diciembre de 2004, era mencionada por el 2 por ciento, es decir, ha crecido 6 veces, el mayor de todos los crecimientos en estos obstáculos que impiden el crecimiento. Realmente, debemos concluir, tenemos en México un problema de inseguridad pública. Pero vayamos a los más grandes obstáculos.

El de la “ausencia de cambios estructurales” desde diciembre de 2004 ha sido el mayor de todos los obstáculos, según los expertos entrevistados. En diciembre de 2004 su porcentaje era de 26 y se mantuvo en esos niveles hasta julio del años pasado que llegó a 30, manteniéndose en esos niveles. Debemos concluir que tenemos un problema en México, el de falta de reformas estructurales. No lo digo yo, lo mencionan expertos en la materia.

La otra variable que se juzga como importante, al mismo nivel que la falta de reformas, es la “incertidumbre política interna”. Ella era de 20 por ciento en diciembre de 2004 y se mantuvo en esos niveles hasta los inicios del 2006, cuando empezó a crecer para llegar a 30 en marzo de 2006. El resultado tiene lógica ya que nos acercamos a la fecha de la elección y eso pone nerviosa a la gente ante la incertidumbre de quién será el nuevo presidente.

En resumen, la realidad (no el mundo inventado por los candidatos) está mostrando tres cosas claras. Tenemos un problema de inseguridad serio y creciente, que es un freno al progreso. Tenemos un problema fuerte y consistente por la falta de modernización de leyes e instituciones gubernamentales, que es otro de los frenos al crecimiento de la economía… eso que el candidato del PRD dice que no necesitamos. Y tercero, tenemos un problema de incertidumbre política creciente.

La sucesión presidencial y la composición de las cámaras de legisladores, debo concluir, están causando miedos futuros. En parte es normal, supongo, que eso suceda. Lo que no sé es si el nivel es normal o no. Pero en lo personal, si puedo decir algo. También yo tengo incertidumbre política, igual que me imagino, muchos mexicanos.

En mi caso, una muy buena parte de esa incertidumbre es la existencia de un candidato que es popular y que dice que no hará esas reformas porque no se necesitan. Eso es lo que él cree en su pequeño mundo imaginario. Y cuando un candidato que puede ganar no ve la realidad, me pongo nervioso. Malos hábitos que tiene uno.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras