Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Muy Mal Escenario Posible
Eduardo García Gaspar
16 junio 2006
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


No es algo que no se sepa el decir que la temperatura electoral ha subido en México. Los ánimos de muchas personas están calientes, más de lo debido.

Obviamente, los principales afectados son los más comprometidos con cada uno de los principales partidos. Para ellos mucho de su futuro está en juego, lo saben y sería un serio golpe el perder.

En todas las elecciones sucede eso. Pero, me parece, que en este caso actual mexicano, las cosas han están pasando de un límite razonable. Esta impresión mía ha sido creada por la lectura consistente de una buena cantidad de medios escritos y la observación de las imágenes y sonidos de los medios electrónicos. La gente de los partidos anda con calentura excesiva.

Me parece razonable suponer que muchos estarán de acuerdo conmigo y que por eso no estoy diciendo nada nuevo. Es cierto.

Lo que deseo agregar es una reflexión sobre las consecuencias de esa calentura excesiva: ella puede llegar a la calle con manifestaciones violentas de protesta o apoyo por los resultados electorales, marchas de apoyo o de protesta que pierdan el control y que defiendan o ataquen los resultados electorales para presidente sobre todo.

Si sucede o no, eso no lo sabemos ahora. Ésta fue una de las incertidumbres que se manejaron en los Escenarios Políticos Mexicanos en los que colaboré y que fueron publicados en octubre del año pasado.

Si esas marchas de protestan suceden, las que sean, y usan violencia, el país estará en riesgo de perder su gobernabilidad y paz social. Es una posibilidad real de la que se habló hace meses y la que ahora luce más probable que antes.

De lo que estoy hablando es de la posibilidad de que los resultados electorales para presidente no sean reconocidos por uno o más de los perdedores, y de que ellos llamen a marchas populares en protesta para forzar el reconocimiento de su victoria o la anulación de las elecciones.

Si esas marchas salen fuera de control, tornándose violentas e irracionales, el riesgo para México sería el más grave en decenas de años.

Puede suceder. La posibilidad es real y mayor que antes. Los más recientes ataques y contraataques entre los candidatos muestran ánimos muy elevados, los que hacen pensar en que uno o más de ellos no reconozcan su derrota. También, los reclamos al IFE para auditar el padrón electoral, contienen el germen de la posibilidad de encontrar causas por las que las elecciones puedan no ser reconocidas por uno o más de los partidos.

Saber esta posibilidad antes de que suceda es de utilidad para evitarla. Del lado del ciudadano, él puede ayudar a que no se dé ese caos yendo a votar en gran cantidad, pues a más abstencionismo mayor posibilidad de reclamos de los partidos.

Del lado de las autoridades electorales, ellas ayudarán trabajando con profesionalismo y honestidad extremos. Pero es del lado de los partidos que se encuentra la mayor responsabilidad para evitar que los conflictos pasen del diálogo a la calle y allí se pierda el control.

De lo que he observado en los candidatos, es mi impresión que los tres candidatos el que menos probabilidad tiene de aceptar su derrota es el del PRD, con el PRI en segundo lugar y el PAN en tercero. Desde luego todos hablan de que ganarán y es natural que lo hagan, pero en el PRD se han dado quejas de las autoridades electorales y se les siente una tendencia a no reconocer resultados adversos.

Puedo estar equivocado en esas percepciones, pero en lo que no creo estarlo es en la posibilidad de que se materialice un escenario muy indeseable, el del caos por protestas y marchas que desquicien al país, sus comunicaciones y su actividad económica. La solución está en los tres candidatos a la presidencia y la prudencia que ellos muestren.

La prudencia del ganador para mostrarse conciliador y la de los perdedores para aceptar su derrota. Lo que hagan ellos determinará realmente si el país sufre el caos o nuestra democracia naciente pasa la prueba de madurez política. En las manos de Calderón, López Obrador y Madrazo está esa disyuntiva, la de dirimir diferencias en la calle y hacerlo civilizadamente.

La buena noticia es que los partidos firmaron el acuerdo en el que se comprometen a respetar las reglas de la competencia y los resultados de las elecciones. Aún así…

ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras