Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Nada Hay de Inesperado
Eduardo García Gaspar
10 julio 2006
Sección: Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Las elecciones pasadas presentan algunas coincidencias que pican la curiosidad y buscan darles un sentido. La primera de ellas es la igualdad entre las cifras del PREP y las del conteo de actas.

En ellas, las cifras del candidato del PAN fueron 35.91 y 35.89, y las del candidato del PRD fueron 35.29 y 35.31, respectivamente. La diferencia en ambos es de 00.02 puntos.

Coinciden admirablemente y pueden ser pruebas de consistencia en el resultado final. Pero viene una no coincidencia, la del desarrollo de la historia de los números finales conforme fueron reportados. En el PREP, el candidato del PAN se mantuvo consistentemente arriba durante el tiempo del conteo. En cambio en el conteo de actas, lo opuesto sucedió. Las dos variables que influyen en esto en esto son dos.

Primero, el resultado final debe coincidir, como de hecho fue probando dureza en los resultados. Segundo, la secuencia en la que son reportados los datos altera todo sustancialmente.

Si la secuencia es aleatoria, entonces la tendencia es real. Pero si el orden de reportes no es aleatorio, entonces no hay tendencia alguna. Si por ejemplo, las actas de los estados del norte fueran introducidas al último se daría eso que pasó, mostrando al candidato del PRD en primero lugar pero solamente las primeras horas, al principio.

Y viceversa, si los estados del norte fueran reportados primero, los resultados iniciales mostrarían una arranque muy fuerte del PAN.

Quien quiera emplear esas cifras del conteo de actas y su desarrollo engañara fácilmente al incauto si es que desea mostrar que algo raro hay en el conteo y que eso demuestra fraude. En realidad no demuestra nada, absolutamente nada. Y hay reportes de haber sido producido por miembros del PRD.

Hubo otra coincidencia digna de mencionar. El pronóstico de que el candidato del PRD no aceptaría su derrota coincidió con la realidad. Este candidato había dicho en varias ocasiones que respetaría los resultados del IFE, aunque sea por un voto.

Muchos no le creyeron y estos coincidió con la realidad: el candidato del PRD ha anunciado formalmente que impugnará los resultados que dijo que respetaría.

Coincidió también, en general, la idea de que las votaciones serían satisfactorias y lo fueron a juzgar por las evaluaciones generales y los comentarios favorables que recibieron. El estándar de votos anulados fue el normal, según se ha reportado. Las votaciones de 2006 tuvieron 2.16 por ciento de votos nulos, menos que en las de 2003 con 3.36. Las de 2000 tuvieron 2.1. Coinciden las cifras. Nada anormal en esto.

Otra coincidencia se presentó. Las cifras de encuestas conocidas por todos, en promedio, daban un 35 por ciento a los dos candidatos punteros. Varias veces hice notar esto, de que en realidad no había nada para nadie por mucho que los dos candidatos presumieran de que ganarían.

La carrera sería cerrada y se sabía desde el principio. La realidad coincide con las expectativas de una carrera con diferencias mínimas y lo fue sin lugar a duda.

Varios fueron quienes anticiparon “movilizaciones sociales” llamadas por el PRD en caso de perder con escasa diferencia. Coinciden esas previsiones con lo que ha sucedido. El escenario supuesto de lo que sucedería en caso de que el candidato del PRD perdiera por poco margen está aconteciendo con una precisión asombrosa. La cuestión ahora será ver si el resto de las coincidencias se cumplen.

Puede suceder que se acepte la impugnación. Puede ser que no. En caso negativo, las previsiones indican una elevación sustancial de las “movilizaciones sociales”, una táctica muy conocida y usada por ese candidato. Aquí existe otra coincidencia. El candidato del PRD ha pedido una marcha nacional en protesta por resultados que tienen solidez, pero que no le dan el triunfo.

Se presentan coincidencias que viéndolas sin apasionamiento resultan lógicas. Hay congruencias entre sucesos diferentes y que apuntan en la dirección natural: las cosas se van a poner peor antes de que mejoren.

Por una razón. El candidato del PRD está dispuesto a todo, literalmente a todo, para llegar al poder. Cueste lo que cueste. Sufra quien sufra. El cree tener una misión que ni los votos de las personas puede detener. Y quien se le oponga es parte de un complot.

POST SCRIPTUM

• Fuera del tema totalmente, hago una recomendación muy amplia de un libro, el de Levitt, Steven D, Dubner, Stephen J (2005). FREAKONOMICS : A ROGUE ECONOMIST EXPLORES THE HIDDEN SIDE OF EVERYTHING. New York. William Morrow. 006073132X, que ya ha sido traducido al español. Realmente interesante, gracioso, inteligente.

ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras