liberalismo

Principios, ideas y propuestas liberales. Una colección de nociones, conceptos y creencias de la escuela liberal que sirven para conocer su mentalidad.

.

Primero, ContraPeso.info presenta nueve principios liberales en una selección del texto de Jesús Huerta de Soto, publicado originalmente por el Instituto de Libre Empresa en Perú y que expone creencias liberales básicas.

9 Principios liberales

Así, forman parte del ideario liberal la defensa de la economía de mercado (también denominada “sistema capitalista” o de “libre empresa”):

1. La libertad de comercio (librecambismo) y, en general, la libre circulación de personas, capitales y bienes;

2. El mantenimiento de un sistema monetario rígido que impida su manipulación inflacionaria por parte de los gobernantes;

3. El establecimiento de un Estado de Derecho, en el que todos los seres humanos –incluyendo aquellos que en cada momento formen parte del Gobierno– estén sometidos al mismo marco mínimo de leyes entendidas en su sentido “material” (normas jurídicas, básicamente de derecho civil y penal, abstractas y de general e igual aplicación a todos);

4. La limitación del poder del Gobierno al mínimo necesario para definir y defender adecuadamente el derecho a la vida y a la propiedad privada, a la posesión pacíficamente adquirida, y al cumplimiento de las promesas y contratos;

5. La limitación y control del gasto público, el principio del presupuesto equilibrado y el mantenimiento de un nivel reducido de impuestos;

6. El establecimiento de un sistema estricto de separación de poderes políticos (legislativo, ejecutivo y judicial) que evite cualquier atisbo de tiranía;

7. El principio de autodeterminación, en virtud del cual cualquier grupo social ha de poder elegir libremente qué organización política desea formar o a qué Estado desea o no adscribirse;

8. La utilización de procedimientos democráticos para elegir a los gobernantes, sin que la democracia se utilice, en ningún caso, como coartada para justificar la violación del Estado de Derecho ni la coacción a las minorías;

9. Y el establecimiento, en suma, de un orden mundial basado en la paz y en el libre comercio voluntario, entre todas las naciones de la tierra.

.

Segundo, ContraPeso.info presenta principios, propuestas e ideas liberales en el siguiente texto de Leonardo Girondella Mora.

Liberalismo: propuestas e ideas esenciales

En las confrontaciones políticas serias —las que tienen temas de ideas distintas y opiniones diferentes— se comete con frecuencia un error grave que explico en lo que sigue.

Una confusión

Si un liberal discute con un socialista, es común que se tenga una confusión entre ambos.

• El socialista defiende su posición y la considera inferior al liberalismo —pero es el socialista el que ha definido al liberalismo y lo ha hecho de una manera en la que él gana con facilidad la discusión.

• El liberal, por su lado, también defiende su posición y la considera inferior al socialismo —y también es él quien ha definido al socialismo y lo ha hecho de un modo en el que él también gana la discusión con facilidad.

En resumen, uno y otro han definido a su enemigo de manera inexacta —generalmente caricaturizada y simplificada, errónea a tal grado que la discusión es ganada sin problema. Es por esta razón que suele tenerse una discusión improductiva.

Una solución

De lo previo puede concluirse la justificación y la utilidad de definir con claridad la defensa que hago del liberalismo —y para lo que tomo fuerte inspiración de las ideas de Michael Novak (1984, Visión Renovada de la Sociedad Moderna. E. L. Suárez, Traductor. Monterrey, México: Centro de estudios en economía y educación A.C.).

Novak lo llama capitalismo democrático —pero aunque he cambiado la denominación a simplemente «liberalismo», este puede comprenderse de manera sencilla para cualquiera a partir de las siguientes precisiones.

Las ideas esenciales del liberalismo

  • El máximo valor del liberalismo es el ser humano en lo individual y personal —concretamente su libertad y su capacidad racional.
  • El liberalismo preserva esa libertad en tres sistemas dentro de una sociedad y que definen el arreglo social más deseable —no perfecto, tiene fallas, no es una utopía, pero sí es lo mejor posible en este mundo.

Esos tres sistemas son:

1.Sistema económico sustentado en la libertad de trabajo e iniciativa —un sistema conocido generalmente como mercados libres, o economía de mercado.

Y que tiene como principio central permitir el aprovechamiento del talento de todos dentro de una sociedad.

2. Sistema político sustentado también en la libertad humana y que tiene implicaciones concretas: elecciones periódicas, división de poder, respeto a derechos humanos, estado de derecho.

Y, como resultado de eso, un gobierno que cree un medio ambiente propicio al individuo para esforzarse en hacer realidad sus proyectos.

Este sistema político se sustenta en la división del poder —evitando sistemas que concentran el poder en los gobiernos y los abusos que eso produce.

3. Sistema cultural igualmente fundado en la libertad humana —sustentado en la existencia de instituciones culturales independientes y libres producto de libertades de educación, expresión, pensamiento, religión.

El liberalismo, además, cree que esos tres sistemas son resultado de una libertad única —sería incongruente que existiera libertad cultural, pero no económica ni política, por ejemplo.

Propuestas y principios liberales

Pero primero

Dada la oposición entre los principios del liberalismo y los del socialismo, conviene examinar uno de los puntos de diferencia entre ellos.

Los socialistas tienen como un punto central la propuesta de que sean los gobiernos quienes se hagan responsables de ayudar a los menos afortunados.

Eso les lleva a proponer programas gubernamentales que atiendan necesidades de salud, educación y, en general, el bienestar.

Los liberales, entre sus principios, sostienen que lo que en verdad ayuda a los más necesitados es el crecimiento económico y que nada hay como el liberalismo para lograrlo —algo demostrable.

Las cinco propuestas de los principios liberales

1. La libertad es importante en sí misma, que las personas tienen derecho a tomar sus propias decisiones —de acuerdo, pero hay más.

La libertad tiene su justificación fuerte en la capacidad humana de raciocinio, ambas, libertad y razón, complementarias. No es la libertad por la libertad, sino la libertad por la esencia humana misma.

2. Hay otras causas nobles además de la libertad y que muchas de ellas terminan dañándola sin dar resultados.

Por lo que las políticas gubernamentales deben ser evaluadas por sus resultados reales y no por las sensaciones que ellas crean.

Cierto también: las causas deseables pueden llegar a minar a la libertad, a la que por prisa de resultados puede poner de lado causando daño en el largo plazo. 

La causa de fondo es la hipótesis de que la limitación artificial de la libertad es un daño a la esencia humana y por eso tiene resultados reales negativos. Una hipótesis de consecuencias amplias y que predice un mayor bienestar general en regímenes libres que en regímenes estatistas.

3. Debe ayudarse a quienes sufren, sin que ello signifique entrar en los bolsillos de terceros para hacerlo.

El tema es viejo y se refiere a la caridad obligatoria del gasto social gubernamental de un estado que se ha adjudicado el papel de bienhechor de la sociedad, quitándole a sus miembros esa oportunidad. Hay muchas otras posibilidades de asociación privada para fines de caridad más eficiente.

4. El poder de las empresas que balancea por las fuerzas del mercado. La existencia de competidores es una protección al consumidor y a los trabajadores. 

La fuerza de las empresas debe temerse cuando se alían a la fuerza del gobierno —un gran punto, bien tratado por Bastiat: la competencia es un freno al egoísmo humano y un difusor de bienestar.

Temer al poder económico, que es la preocupación socialista por excelencia, tiene un mal remedio haciendo que el gobierno adquiera más poder del lógico.

5 . La característica institucional única del gobierno es la coerción, lo que crea un potencial de abuso dañando a la gente —nada nuevo, pero cuya repetición es invaluable.

Es la vieja preocupación de autores como Montesquieu que temen el abuso del poder como una tendencia natural de quien lo ejerce.

Concluyendo

Han sido presentados principios, propuestas e ideas que describen al liberalismo y su manera de pensar —especialmente su defensa de la libertad humana y las consecuencias que ello tiene en el régimen major posible.

.

Y unas cosas más para los curiosos…

Es aconsejable ver alguna de estas ideas:

[La columna fue revisada en 2020-03]