Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Salga a Jugar: Vote
Eduardo García Gaspar
20 abril 2006
Sección: LIBERTAD POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Hay dos tipos de personas en una elección política, los que juegan y los que no. Cuantos más juegan, mejor. Es una cuestión de sentido común. Imagine usted que sólo vota el 50 por ciento de las personas, unos 30 y pico de millones de mexicanos y que el ganador a la presidencia obtiene el 35 por ciento de esos votos.

Su victoria sería patética. Sería elegido por el 18 por ciento de los mexicanos. Es ridículo: 6 millones decidiendo quién es el presidente… y unos 60 millones insatisfechos con la elección, pues o no lo querían de presidente o el asunto no los interesa. Una presidencia de esa naturaleza no tendría gran peso político.

No es un asunto menor y debemos hacer todo lo que podamos para reducir el abstencionismo. Le hago una petición a los mexicanos en particular y en general a todos los ciudadanos en todas partes: voten, no dejen que otros decidan por ustedes. Si usted me dice que un voto solo de muy poco vale, yo le diré que tiene toda la razón.

Un voto individual de nada vale, pero esos votos que individualmente cuentan poco, en conjunto valen todo y son los que hacen la diferencia. Lo que cada quien hace es llevar un grano de arena. Si me dice usted que la política es un asco, le voy a decir que sí, que hay muchas ocasiones que ella provoca náuseas y que repugna.

Razón de más para votar. Cada voto que se da es como un grano de detergente para limpiar las manchas de la política. Si la arena política está manchada eso es en buena parte culpa del que no vota: su abstención le dice al político que puede hacer lo que él quiera, al cabo que al ciudadano no le interesa.

Si usted me dice que ninguno de los candidatos vale la pena, voy a estar de acuerdo con usted. Los políticos no son mejores que el resto de los mortales, y en muchos casos son peores que el común denominador. Pero con cada voto que se da, se minimiza la probabilidad de que lleguen al poder los peores y eso nada más vale oro. Ir a votar le tomará unos minutos, quizá media hora. ¿No vale eso la pena para quitar a los peores del gobierno durante los siguientes seis años?

Si usted me dice que está indeciso, que no sabe por quién votar, que no conoce a los candidatos lo suficiente, le contesto que eso es lo normal, que casi todos los ciudadanos están en una situación similar. Muy pocos tienen bases completas para decidir su voto. Que eso no lo detenga, como tampoco lo ha detenido en otras decisiones de su vida.

Si usted espera tener toda la información para toda decisión personal, nunca se casaría. Si usted me dice que el día de la votación tiene mejores cosas que hacer, le voy a decir que sí es cierto. Ese día podemos hacer otras cosas que nos agraden más, las que sean, incluso quedarnos quietos delante de la TV.

Otra buena razón para salir un rato, ver, estirar las piernas y distraerse un rato con algo diferente. Hasta quizá quiera usted jugarle al reportero y con cámara ver si sucede algo irregular que usted pueda dar a los periódicos de su ciudad. Si usted me dice que la elección ya está ganada por alguien, le tendré que decir que no.

La realidad es que no hay nada para nadie y que en realidad usted estará jugando un partido deportivo con su voto. Es emocionante, mucho más emocionante jugar un partido que verlo desde las gradas… y usted está invitado a jugar. Si usted no vota y tiempo después se queja de cosas que no le gustan del gobierno, le tendré que decir que mejor se calle.

Que usted tuvo la oportunidad de hablar y que no hizo nada. Es la verdad, si no vota, mejor no hable después de política. A lo más que puede llegar es a arrepentirse de no votar, la que es una muy triste situación. Si usted no vota, dedíquese a hablar de otras cosas, como las vidas íntimas de las celebridades.

En fin, haga algo para promover el voto, por el candidato que sea.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras