Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Simplificaciones
Eduardo García Gaspar
3 mayo 2006
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Un encabezado de un periódico decía lo siguiente, “Favorece a Calderón la cobertura de los noticieros de Televisa y Tv Azteca”. La idea es clara a más no poder. Pero el cuerpo de la nota decía que Calderón

“se mantiene como el que más ha contratado en televisión, con 4 mil 634 mensajes, seguido de Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Por el Bien de Todos, con 4 mil 118, y de Roberto Madrazo, de la Alianza por México, con 2 mil 742 promocionales”.

La diferencia entre el primero y el segundo es de 515 mensajes, 11 por ciento de diferencia. No tanta como podía connotar la cabeza. Luego viene otra información,

“Calderón ha permanecido 121 mil 811 segundos, frente a los 79 mil 602 de López Obrador”. La diferencia es notable, de poco más de 42 mil. Pero, hay algo adicional, el programa del candidato del PRD le agrega casi 131 mil segundos, para darle un total de más de 210 mil, para una ventaja cuantiosa de más de 88 mil.

Las cosas no son tan claras como el encabezado mencionaba y eso, creo, ilustra muy bien el problema de los medios impresos, que es el de resumir el contenido de una nota o un reportaje en unas pocas palabras.

Desde luego, el tema se presta a discusión, dependiendo de las preferencias personales, pero sin duda se mantiene mi punto, los encabezados pueden simplificar demasiado el contenido real de la nota. Hablando de simplificaciones, hay otra interesante.

Fue aprobada en México la ley que establece un precio único para libros: no importa a qué librería vaya usted, el libro va a costarle siempre lo mismo. La simplificación es obvia. Las editoriales y las librerías grandes van a salir beneficiadas a costa de las pequeñas y del consumidor. Simplificación también en el sentido de legisladores no viendo consecuencias de sus acciones.

Un periódico reportó esto claramente, diciendo que hay personas que

“consideran que la instauración de un precio único es una práctica monopólica, que dejará efectos negativos tanto para el comprador de libros como para las librerías pequeñas del país, al cancelar la posibilidad de descuentos en publicaciones, y dejar en desventaja a los negocios pequeños frente a los grandes distribuidores y comercializadores del libro.”

La medida, que según el periódico se aplica en “Europa desde finales del siglo XIX”, tiene consecuencias. Las librerías de las ciudades más alejadas tendrán que absorber el costo del transporte, a menos que él sea cubierto en parte por las librerías de la misma ciudad en la que la editorial se encuentre.

Esas librerías alejadas bajarán sus márgenes de utilidad y tenderán a desaparecer Se señala también que

“los compradores de libros en general -no sólo de literatura, también de libros de texto, consulta, científicos, cultura general, etcétera-, tendrán que acostumbrarse a la ausencia de descuentos o promociones en ferias, pues las editoriales estarán obligadas a vender los ejemplares al mismo precio que en locales comerciales.”

Olvídese de libros en rebajas, lo que en la primera clase de economía significa menor demanda. La nota señala que

“los editores celebran el “fin de la guerra de descuentos entre los distintos puntos de venta (supermercados, tiendas de autoservicio, librerías, etcétera) y anticipan el inicio de una nueva época en la cual la disputa por el lector por parte de los negocios que expendan libros dependerá no del precio -pues será el mismo-, sino de ofrecer un mejor servicio y mejorar las condiciones de la industria editorial, ya que la ley contempla la creación de un Consejo Nacional de Fomento para el Libro y la Lectura”.

Eso es en verdad revelador.

La ley está claramente diseñada para beneficiar a las empresas editoras y a algunas librerías, no a los consumidores. Una de las explicaciones que se han dado para entender la emisión de leyes sin sentido como ésa es la de la simplificación: el legislador cree que el mundo es sencillo y muy simple, que si se pone un control de precios el mundo se ordena de acuerdo a sus deseos e intenciones.

En fin, dos casos diferentes de simplificaciones. El de los encabezados es un pasatiempo para el curioso y el del precio único de los libros en México, un caso serio de ignorancia económica del legislador.

&&&&&&

POST SCRIPTUM

• La nota sobre los datos de los medios está aquí.

• La nota sobre los libros está aquí.

ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras